Skip to content

Esperanza y el SIDA

enero 23, 2010

Un ejemplo de cómo una plataforma mediática demuestra sus obsesiones y manías: La SER, este mediodía, da pábulo a una carta enviada por “las asociaciones de enfermos de VIH” a Esperanza Aguirre, rogando explicaciones de “por qué no ha desarrollado ningún programa de prevención de SIDA en 2009, pese a haber recibido 950.000 euros del Ministerio de Sanidad para ello”. Igualmente acusan al ejecutivo madrileño de haber paralizado todas las subvenciones a los programas de prevención.

Lo mejor es la conclusión que ha expresado el portavoz de toda esta movida: “Esperanza Aguirre y Juan José Güemes son los responsables de cada nuevo contagio de VIH que suceda en Madrid”. Y este titular y no otro el que buscaba La SER, así que todos contentos por haber hecho la buena obra del día: echar mierda sobre Esperanza Aguirre.

Y no digo yo que mientan los denunciantes, puede que lleven razón y Esperanza esté bloqueando este tipo de subvenciones. No sé con qué fin lo estará haciendo, puede que el dinero que deja de gastar lo esté dedicando a pagar las ceremonias de inauguración de un ambulatorio o un instituto público (Liberal, liberal), o los actos de entrega de llaves de las nuevas viviendas de protección (liberal al cuadrado)… Sea como fuere, no parece tan descabellado denegar subvenciones a este tipo de asociaciones o congelar el gasto en prevención. Si esa es la impresión de los pedigüeños, que son los gobiernos que no pagan los únicos responsables de que se extienda la enfermedad, casi apetece darle la razón al ejecutivo madrileño.

Si tenemos en cuenta de que todo cuidado o tratamiento paliativo es ya sufragado por la seguridad social, no entiendo la razón que exige que con el dinero de todos se tenga que pagar la prevención de algunos. Me explico. Coger o no coger el SIDA o cualquier otra enfermedad contagiosa, no depende de lo que se gasten las administraciones en prevención, sino de un ejercicio de responsabilidad individual, de cada ciudadano. No vivimos en Ruanda, aquí hay acceso bastante información al respecto: el intercambio de fluidos, puede provocar el contagio de determinadas enfermedades. Cabe precisar y acotar según qué enfermedad, pero la noción es tan básica que no implica mayor problema. Si vas a intercambiar fluidos, cuidado con quien lo haces, que por tu culpa (por hacerlo, o hacerlo sin medios preventivos), o por mala suerte, puedes llevarte una desagradable sorpresa. Hasta donde yo llego esto se llama responsabilidad  individual. Siempre que los actos son libres y voluntarios, existiendo una mínima información al respecto (que la hay, y no hace falta que sea el Estado quien la proporcione), toda consecuencia será responsabilidad de quienes accedan a los mismos; o mala suerte, es decir, responsabilidad de nadie.

Vivimos en un Estado maternal: ciudadanos irresponsables que en toda dificultad o desgracia, buscan el seno materno en busca de protección. Esperanza Aguirre es una mala madre, una zafia descarnada que nos entrega en los crueles brazos de la libertad individual. Podría ser un excelente titular, pero menos directo y comprensible que el aplaudido por la SER, en su obsesión por esta dirigente político concreta, sobre la que descargan insidias, manipulación y grotescas informaciones dislocadas con la realidad. A eso se dedican los sectarios cuando se ven sin argumentos, o cuando les pica el odio y no saben cómo dominarse sin hacer el ridículo.

Saludos y Libertad!

Anuncios
9 comentarios leave one →
  1. Sonam permalink
    enero 23, 2010 6:33 pm

    Más silogismos:
    – La policía recibe mucho dinero para prevenir los delitos.
    – Los delitos se siguen produciendo a pesar de ello.
    – Luego la policía es responsable de todos y cada uno de los delitos que se produzcan.
    Otro más:
    – Los sistemas de salud reciben una pasta en concepto de prevención de enfermedades cardiovasculares.
    – ¡Sigue habiendo infartos!
    – De los que son responsables, por supuesto, los que tratan de prevenirlos.
    Y así hasta la victoria final.

  2. enero 23, 2010 6:44 pm

    Son todos unos enfermos. Morales, se entiende. Y su virus es el de la izquierda. Se afanan en derribar un mito viviente del Liberalismo, un referente moral y estético de la gente decente. Pero jamás lo conseguirán.

    Saludos liberales

    • enero 23, 2010 7:18 pm

      Me da la sensación de que eres obeso, virgen y treintañero, me equivoco?

      • Psicópatas del poder permalink
        enero 23, 2010 7:28 pm

        Es Antoñito el Cortijero en plena neurastenia suplantadora, o sea, que sí.

      • enero 25, 2010 2:01 pm

        Pobre doggy. Con lo que él ha sido, y ahora se avergüenza de su nick…

        Ánimo, fiel can, no dejes que el suplantaplasta acabe contigo!

  3. enero 24, 2010 2:00 pm

    “Y no digo yo que mientan los denunciantes, puede que lleven razón y Esperanza esté bloqueando este tipo de subvenciones. No sé con qué fin lo estará haciendo… ”

    Como a Manjón, lo hace por cariño y con el fin de que se metan sus muertos por el culo.

    “Coger o no coger el SIDA o cualquier otra enfermedad contagiosa, no depende de lo que se gasten las administraciones en prevención, sino de un ejercicio de responsabilidad individual…”

    Los Cristofrikis y el conocimiento de los grupos de riesgo.

    • enero 24, 2010 2:31 pm

      Soy un “cristofriki” y por eso escribo lo que escribo, ¿no?
      Si no quieres discutir mi argumento, procura no decir gilipolleces.
      Saludos!

  4. enero 25, 2010 4:20 pm

    Salma tu argumento lo tengo completo en la estantería, un día me lo leo.
    JOJOJOJOJOJOJOJ

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: