Skip to content

¿Qué tienen los antinucleares en la cabeza?

enero 25, 2010

Caspa, mucha caspa. Ideas, pocas, y rigor, menos aún. ¿Qué empuja a un individuo medianamente inteligente y moderno a rechazar de plano y sin más la energía nuclear? Superchería, sí, pero me temo que también cierta estrategia política. Quienes representaron, durante décadas, el referente político, social y económico, para los comunistas y socialistas de mundo “más” libre, confiaron, como buenos construtivistas, en la capacidad del intelecto y la ciencia del Hombre para construir artefactos infalibles, provechosos y eficientes. Se pasaron de frenada, y fue su exceso de ingenuidad (y su carencia de escrúpulos) lo que les empujo a rendir cultoe a la técnica, creyendo poder asumir todos los riesgos del mundo: hablo de las centrales nucleares de tipo no occidental, o de tipo soviético, instaladas también en otros países más o menos vinculados. Un único circuito de refrigeración y poco más. Muy lejos de los tres sistemas de seguridad y la bóveda de hormigón, sellada, como última opción para contener un escape masivo. Chernóbil es el sambenito que pesa sobre la conciencia de toda la izquierda prosoviética de la Europa occidental. Puede que, al menos en parte, venga de ahí su enconado e irracional odio a la energía nuclear.

El caso es que los modernos, los progresistas, esos que creen haber dado con la clave del cambio histórico, y por ello fuerzan reformas en dicho sentido, imponen argumentos huecos y mera superchería al rigor científico y técnico que respalda a la energía nuclear como un medio limpio, eficiente y poco costoso para satisfacer la creciente demanda energética.

No se trata de apostar por la energía nuclear en un ejercicio de frentismo u obcecación con tintes ideológicos. Ese es el germen que alimenta la incongruencia de sus detractores. Se trata de entregar al libre proceso de mercado la asignación de recursos y las decisiones sobre qué medios de producción energética adoptar según demanda, lugar, provisión o las circunstancias que sean. La energía nuclear no es panacea de nada, pero sí una pieza fundamental dentro del mercado de producción energética.

No lo puedo evitar, eso de ¿Nucleares? no, gracias, me resulta estúpido, tan desprovisto de argumentos razonables, propio de quien se mueve por temores u obsesiones atávicas, estúpidas, sin sentido en un mundo donde los hallazgos científicos han sido capaces de favorecer al Hombre con medios menos costosos y perjudiciales, al tiempo que más productivos y eficientes. Superchería, quema de brujas, una suerte de cuáqueros entregados al culto de lo abominable, de lo inexplicable, del eslogan fácil, del recurso a lo visceral, a lo irracional. Y es esta la izquierda que pretende gobernarnos y decidir nuestro futuro. Hace décadas, en estado puro, pecaron de soberbia positivista. Hoy, practican ritos y cultos que suenan a locura y miedo colectivos, a opio del pueblo, a religión secular que rezuma stulticia y vaguedad.

Saludos y Libertad!

Anuncios
11 comentarios leave one →
  1. enero 25, 2010 10:11 pm

    Seguro que tienen una compresa con alas. jejeje Saludos.

  2. enero 25, 2010 10:24 pm

    Estos ecolo-getas no se han enterado de lo mucho que han cambiado las cosas, técnicamente hablando. Empezaron a dar la vara antes de Chernóbil, a raíz del incidente de Harrisburg, el llamado “Síndrome de China” (hay una película sobre ello) y todo eso. Pero hoy en día la seguridad es muchísimo mayor.

    En fin, nuclear sí, por supuesto:

  3. enero 25, 2010 10:42 pm

    Yo soy de “¿Nuclear? ¿por qué no?”, o, “¿Nuclear? Si no contamina y abarata mi factura de la luz, guay!”… En libertad se vería qué parte del pastel energético se asignaría a la producción nuclear, mi posición no es a favor de uno u otro tipo de forma de producir energía, sino pro mercado, pro libertad.
    Saludos!

  4. Democracy permalink
    enero 25, 2010 11:18 pm

  5. atroma permalink
    enero 26, 2010 8:58 am

    La nuclear es un slogan fácil. Sin embargo si nos quedamos en el vagón de cola de las energías, no seremos competitivos jamás. Actualmente hay construyéndose 27 centrales en todo el mundo, que como es lógico, contribuirán a las riquezas de las personas de sus países. Y España, con la que se está liando con el dichoso cementerio, plantear el debate de nuevas centrales se torna una encrucijada difícilmente provechosa para el interés de los partidos. Los comunistas lo tienen fácil y demagógico, no gobernaran jamás y eso les da ciertos permisos para meter miedo a la opinión general.

    Otro punto que se debería tratar es la responsabilidad económica de quienes impiden ser más competitivos. En ese aspecto la moratoria de Felipe González sobre las nucleares, debería ser motivo para juzgar y penalizar su comportamiento político, dentro y fuera de sus deberes. Ahora, al cabo de los años, Felipe Gonzales aconseja a Europa revisar sus fuentes energéticas, y abrir el debate que él mismo zanjo por medio leyes ¿y cuanto nos ha costado eso a los españoles? A algunos españoles, por que el nació en dos hermanas.

  6. Helmholtz Watson. permalink
    enero 26, 2010 7:50 pm

    Usted critica la falta de argumentos de la izquierda (¿se ha dado cuenta de que no solo existe la izquierda al otro lado de la zanja?), y sin embargo de su artículo sólo he podido extraer unos cuantos insultos, sí, eslóganes como dice usted, en una elegante ristra de afectación que se encagra únicamente de postergar a comunistas, socialistas, o como quieran llamarlos. ¿Y el debate? ¿Es que consiste todo esto en una “batalla nabal”, como escribió Quevedo? A favor de los cementerios nucleares solo he oído proposiciones financieras y nada, en cambio, de otros factores mucho más importantes: si tan limpia es la energía nuclear, ¿por qué se necesita un cementerio? ¿Qué clase de organización tenemos si prevalece lo económico? ¿Qué clase de organización tenemos si se han creado políticas energéticas perniciosas -como dicen arriba, Chernóbil y Harrisburg, aparte de otras crisis como las de Bhopal, etc.- y lo único en lo que aparentemente se ha trabajado ha sido en la seguridad? ¿No hay algo que falla?

    • enero 26, 2010 10:23 pm

      No entiendo lo que pretende decir con su comentario. Si prefiere energía cara, hágase antinuclear, si prefiere que exportemos residuos, paseándolos por media España y parte del extranjero, o que los mantengamos en inseguras piscinas, opóngase al dichoso “cementerio”. Superchería, eso es lo que me parece la dogmatismo antinuclear. Teniendo en cuenta que son los mismos que viven obsesionados por las profecías sobre el calentamiento climático, no le veo sentido a que rechacen de plano, por un falaz criterio de seguridad, la energía más limpia, barata y eficiente de las que se conocen (esto no quiere decir que deba ser la única fuente de producción, pero sí un elemento principal para conseguir un mercado energético más ajustado).
      Saludos!

  7. enero 26, 2010 11:45 pm

    Chernobil era una fábrica soviética de plutonio militar que producía electricidad como subproducto. Nada que ver con una central nuclear occidental (ni soviética, pero no militar).

    En Harrisburg falló casi todo ¿cuantos muertos hubo?

    ¿Que tiene que ver Bhopal con la industria nuclear?

    Al ATC como su nombre indica (Almacén Temporal Centralizado) no es un cementerio. Cementerio ya hay uno, en El Cabril, pero es otra cosa.

    En fin, en realidad no crea que le reprocho nada. SE ve que espersona informada (lamentablemente, en los medios de desinformación masiva que padecemos).

  8. Helmholtz Watson. permalink
    enero 27, 2010 1:02 pm

    No hay que ser muy avispado para saber por qué saco a colación el desastre de Bhopal: las medidas de seguridad pueden no ser suficientes. Estoy mencionando formas de producción -la energía nuclear se produce- que requieren unas medidas de seguridad que nunca compensarían el posible error: una alarma desconectada en un vecindario facilita el robo. ¿Son capaces ustedes de usar este mismo ejemplo en el ámbito de la energía nuclear, los pesticidas (como Bhopal), etc.?

    Señor Hayek, pensaba que había escrito un panfleto… pero no, supongo que esos son sus argumentos. Ni la situación de la energía nuclear depende solo de la imaginaria división izquierda/derecha, ni su rechazo con el calentamiento global. Y si usted sigue mencionando todo eso significa muy probablemente que solo es capaz de argumentar con respecto a eso, y muy dudosamente, déjeme decir: ¿es que va a dejar de aludir de una vez “a los que la rechazan” para sugerir ideas a favor de la energía nuclear? Esto ya se parece a la prensa deportiva: “CR9 ha sido expulsado, pero Messi debería…”. Supongo que ya me entiende. Por otro lado, la “higiene” de la energía nuclear también me parece cuestionable: las fugas son habituales (Vandellòs) y el ‘síndrome de China’ no es una alucinación comunistoide, aunque los comunistas tienden a alucinar la mayor parte del tiempo.

    Para mí la verdadera discusión no estriba en absoluto en si es necesario o no es necesario un almacén temporal (¿bajo qué criterios?), si no qué ha hecho posible una política energética de este calibre, entre kafkiana y andersiana. Y lo que es más importante: si la queremos.

  9. enero 27, 2010 2:58 pm

    Ah, entiendo. No hay que producir nada cuya producción tenga riesgos (o sea, nada).

    ¿Sabe algo de HAZOP, para debatir sobre el tema en profundidad? Si no es el caso, fijémonos en la experiencia. Pocas industrias más seguras que la producción eléctrica nuclear.

  10. Helmholtz Watson permalink
    febrero 9, 2010 2:53 am

    Toda producción implica riesgos, hasta la alfarería. Sin embargo, estamos hablando de un riesgo que no puede reducirse a estadística, como insinúas con el HAZOP. Además, el HAZOP presupone un sistema determinista dado, y creeme que las cosas no se pueden reducir tanto. Ni siquiera con la presunta incertidumbre de las teorías del caos…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: