Skip to content

Lecciones de Vascuence

febrero 8, 2010

Patxi López conoce el gugu-tata del euskera ilustrado. No le suenan los sonidos y expresiones de los dialectos vascos originales, y menos aún entiende batua. Se aprende los discursos de memoria, como Zapatero cuando habló en la Asamblea nacional francesa. Por ello ha decidido, como hicieran sus antecesores, contratar servicios de enseñanza del vascuence común en la República independiente del Batzoki.

Tantos años esmerándose en hacer de lo minoritario y postergado, seña de identidad nacional para una sociedad pretendidamente moderna, que parece mentira la falta de previsión de los aspirantes a Lehendakari de todos los vascos y las vascas. Ibarretxe tampoco conocía la lengua de sus tátara, tátara abuelos. Hoy tampoco, porque lo que habla es una suerte de esperanto élfico, que suena a japonés rural, derivado de un corta y pega lingüístico caprichoso. Si se habla es por imposición. Pero con esto, como con otras cosas, surge el efecto “bola de nieve”. Crece y crece hasta toparse con un obstáculo que la quiebra desde su interior. Eso ha pasado con el Euskera, con la Batua ilustrada. Por mucho empeño que se haya puesto en inculcarla, define menos la naturalidad de quien habla con libertad lo que oye en casa y en la calle, que el sectarismo forzado y el paletismo importado por la media y gran ciudad.

Patxi López necesita colgarse en la solapa la EuskoLabel lingüística. Para ser un vasco de primera, primero hay que serlo. Y es que en estos sitios donde prima el pedigrí, sin importar el solar de nacimiento, un López de Barakaldo de padres maketos, nunca será tan vasco como un Aguinaga de Madrid, de padres madrileños. Hace poco, haciendo gestiones familiares en Bilbao, salió el asunto de la estirpe, que no sé por qué razón es tema de conversación recurrente entre los acomplejados. Resulta que mi abuelo es uno de esos vascos nacidos en Madrid, no por sentimiento (él siempre decía, y seguro que murió confiando en, que “de Madrid al cielo, y desde el cielo un agujerito para seguir viéndolo”), sino por la cuna de su padre, un bilbaíno de pro y “8 apellidos vascos de verdad” (y no tanta traducción paleta y efectista: cuanto más largo y ininteligible, más falso y reciente). El caso es con estos antepasados, por arte y gracia del etnicismo vasco, me convierto en ilustre miembro de la “colonia vasca en la Capital”. Algo así como la NABO (North American Basque Organizations), incluida en la historia de la “diáspora vasca” (ejem). No sé si tiene ventajas, pero seguro que hay carné y muchas subvenciones para mantener el arraigo.

Con esta cerrazón dominando las conciencias de propios, asimilados y colaboracionistas, parece razonable que Patxi López se aferre a la mera apariencia como mejor estrategia personal y política. El dinero público está para estas cosas, digo yo: para pagar caprichos y construir naciones de la nada. A eso se han dedicado los Estados durante los últimos 200 o 300 años. ¿Por qué negarles el derecho a ser imbéciles? No será el primer falso derecho convertido en justificación de un programa de intervención social.

Los vascos, incluido mi bisabuelo, dejaron de hablar vascuence hace mucho tiempo. Reductos que no justifican la imposición, el dominio de la cultura rural sobre la urbana, el reinado del cazurrismo convertido en mejor baza para segregar sociedades espontáneamente vinculadas. La violencia que representa la imposición del euskera como lengua de los que habitan en aquellas tierras, no se siente solo en la irresistible mediatización de la educación, sino en el ambiente que empuja a comulgar con los giros de soberbia y paletismo con que se pretende moldear una sociedad industrial y abierta como la vasca.

Saludos y Libertad!

Anuncios
23 comentarios leave one →
  1. febrero 8, 2010 5:12 pm

    No te voy a contestar a todo el post porque podríamos tirarnos años debatiendo del tema y no nos íbamos a poner de acuerdo en si el color blanco es blanco o blanco roto o blanco perla.

    Me voy a centrar en lo de Patxi López. Este señor ya tuvo que tener obligatoriamente una asignatura de euskera que debieron aprobarle, dado que años después seguía sin saber ni papa. Ha estado recibiendo clases de euskera desde que se hizo cargo de la secretaría general del PSE. Lo que no entiendo es que viviendo allí y si supuestamente lo estaba estudiando, cómo ha llegado a ser incapaz de saludar aunque fuera, de forma natural en euskera a los ciudadanos.

    Eso y que ahora los ciudadanos tengan que pagar una suma desorbitada para que aprenda (si vemos los antecedentes mal vamos), tiene encabronado a gran parte de la ciudadanía.

    Y yo no creo que por saber euskera o no se sea más vasco o menos vasco. ¡Fíjate en Anasagasti! es vasco y ni papa de euskera. Pero sí creo que es una cuestión de respeto, sobre todo cuando estás gobernando para una población plural.

    Es más, yo soy de las que creo que el presidente de España debería saber cualquiera de las lenguas españolas. Por lo menos tener las nociones básicas cómo para tener un detalle.

    No entiendo porqué no se puede hablar en Euskera, Gallego y Catalán ni en el parlamento español ni en el senado, eso sí, se nos llena la boca pidiendo que sí se pueda en el parlamento europeo, O_o.

    Buenas tardes, Bona tarda, Boas tardes y arratsaldeon!

    • febrero 8, 2010 6:10 pm

      A tu último comentario… básicamente porque ya hay una lengua que todos hablamos: el español, antiguamente conocido como castellano. No es en absoluto extrapolable a una empresa multinacional, porque en España el español se habla en toda ella de forma espontánea, pero normalmente hay una lengua de referencia, bien el inglés o el idioma que se hable en su país de origen o sede central de la sociedad. Lo siento, pero las lenguas están para comunicarse y crear, no para lanzárselas a la cabeza o utilizarlas como arma para descomponer vínculos previos, espontáneos y pacíficos.
      Puestos a resucitar, resucitemos y modernicemos el Latín, no crees?
      Saludos!

      • febrero 8, 2010 6:13 pm

        No tendría ningún problema en resucitar el latín. También tengo en mi lista investigar sobre el esperanto :D.

        Sigue sin cuadrarme que se reivindique en Europa algo que aquí no se está dispuesto a hacer.

        Y en Europa ya hay dos o tres lenguas establecidas cómo las más vehiculares. (No sé si sustiyeron el francés por el alemán o aumentaron el número).

        Por otro lado no creo que el que se hable en otro idioma en el parlamento español no sea constructivo. Más cómodo quizá, pero no más constructivo.

        😀

      • febrero 8, 2010 6:24 pm

        No sé qué entiendes por constructivo, ni en qué se parece Europa a España. La una es plurinacional y pluriestatal, la otra no (y casi no), guste más o guste menos. Al menos no hasta la fecha, y no de manera espontánea. A donde llegue este barco, te lo aseguro, no será un fruto de la libre interacción de individuos, sino el resultado de una torpe y violenta intervención totalitaria.
        Saludos!

      • febrero 8, 2010 8:43 pm

        Qué el utilizar una lengua u otra nunca es destructivo. No desune. Eso sólo pasa cuanso se mezclan churras con merinas (o meninas, que nunca recuerdo la forma correcta).

        Cómo ejemplo te diré que el “catañol” me maravilla. Y no es destruir las dos lenguas, es ver con qué normalidad se hablan con ambas lenguas en la misma conversación sin casi ser conscientes de qué idioma hablan.

        Lo de Europa viene a que se está exigiendo algo que aquí no estamos dispuestos a implantar. Y los razonamientos para una, valdrían para la otra.

        😉

  2. JFM permalink
    febrero 8, 2010 5:26 pm

    No entiendo porqué no se puede hablar en Euskera, Gallego y Catalán ni en el parlamento español ni en el senado

    Diria que encantado, con tal, de que TU pagues a los traductores, pero la verda es que NO. Para empezar plantea problemas legales de traduccion;: “Pero si lo que yo hé dicho en euskera, no es lo que esta en le texto en espańol” y por tanto de validez de las leyes. Oh, y en el Parlamento alemaá se habla Hochdeutsch nada de Bavaro o Frison.

    • febrero 8, 2010 6:16 pm

      Si es por impuestos, digo yo que los que tienen cómo lengua materna las otras lenguas, también pagan aportan, así que no veo el porqué de la discriminación.

      ¿Y en el Belga o el Suizo? ¿Allí se habla sólo una lengua? (y es una duda, no argumentación).

      En cuanto a los problemas legales de traducción, ¿no están para eso los traductores jurados?

      ¡¡¡Mira crearíamos empleo!!! 😀

      • febrero 8, 2010 6:26 pm

        No sé si no te das cuenta de que no se trata de un problema de entendimiento, sino del producto que emana del nacionalismo constructivista. En España, hasta la fecha, no ha hecho falta que nadie nacido aquí necesitase de un traductor para entenderse con el resto de españoles. Forzarlo, aunque sea como pose (falsamente) pluralista, o lo que sea, es tan artificial como estúpido.
        Saludos!

      • febrero 8, 2010 8:45 pm

        Es que yo creo que de lo que debería emanar es del ser humano. Y del respeto para con todos. Uno puede amar la(s) lengua(s) que habla. Negar una de ellas es una forma de violentarlo.

        😉

      • febrero 8, 2010 10:09 pm

        Oye, no líes las cosas, aquí no se defiende ni se ha defendido “violentar” a nadie para hablar o no hablar una lengua. Eso es socialismo, nosotros somos liberales.

      • febrero 8, 2010 10:16 pm

        A ver, no quiero liar nada. Y no sé porqué eso es socialismo o no. Yo creo y estoy hablando desde mi “creencia”, que es cuestión de respeto hacia los españoles que tienen una lengua materna distinta del castellano el que no puedan hablar esa lengua en el parlamento o que no esté representada allí.

        Es desde ese enfoque que considero que el no hacerlo es violentar. Pero es mi apreciación. Si otra persona no cree que eso sea una falta de respeto, entonces no considerará ni mucho menos que eso sea violentar.

        Y digo yo que un liberal gallego por ejemplo, puede defender sobre quién se cree el estado que es para imponer una lengua en lugar de que la suya conviva con la de los demás pueblos de España. Eso entra dentro de lo razonable, ¿no?

        😉

      • febrero 8, 2010 10:37 pm

        Aquí se defiende que cada uno hable lo que quiera, y no que el Poder imponga el uso de una lengua concreta, como se hace en la educación, por ejemplo. Nuestra posición es coherente porque no defendemos la educación pública, en ningún sentido, tampoco en la imposición de la lengua vehicular. Lo que se habla se habla espontáneamente, libremente. Poco me importa que en Cataluña se hable más catalán que español, o ninguno de los dos. Socialista es pretender diseñar sociedades y compeler a individuos a través de mandatos coactivos. Liberal es dejar que las instituciones evolutivas y libres discurran sin intervención excluyente, irresistible o imperiosa.
        Saludos!

      • febrero 8, 2010 10:39 pm

        Siendo así, no pasaría nada porque se utilizaran dichas lenguas en el parlamento español, entonces.

        😉

      • febrero 8, 2010 11:01 pm

        Si cada uno hablara en un idioma sin voluntad de traducir al resto, no habría “parlamento”, sino gallinero. Sería una prueba a la existencia misma de España, no me opongo a dejar que cada uno se retrate. Lo que rechazo es que se imponga un falso pluralismo que no representa, en absoluto, la realidad de una sociedad tramada. Si España no lo fuera, te aseguro que no sería, y yo mismo apoyaría toda autodeterminación coherente. Lo que sucede es que, a sabiendas de esta realidad, el estatismo secesionista necesita de la imposición, del adoctrinamiento, para conseguir una masa crítica con la que cubrirse las espaldas.
        Saludos!

      • febrero 8, 2010 11:16 pm

        Hombre no decía eso. Por supuesto que se necesitaría un sistema de traducción o intérprete.

        De todos modos es que yo no estoy de acuerdo con tu apreciación de que es “un falso pluralismo”. De hecho creo que hay alguno muy marcado. Y creo un error no permitir que éste siga avanzando aunque fuera al amparo de una España Federal o Confederal, con los referendums de autodeterminación que fueran menester.

        Creo que hay realidades que sí nos hacen diferentes. Y entiendo que esa diferencia haga que ciertos grupos se unan y por otro lado, no quieran estar supeditados a un ente superior que se empeña en imponerle sus leyes, directrices…

        Por eso creo que se debería poder elegir en libertad cómo queremos vivir.

        Pero esto sí que es salir del tema para meternos en otro mucho mayor…

        Bona nit, gabon, boas noite y buenas noches

  3. JFM permalink
    febrero 8, 2010 6:18 pm

    Pensandolo bien propongo que siga siendo obligatorio el uso del espańtilde;ol en el Parlamento pero que haya traductores traduciendo del espańol al espańol pagados por Nynaeve.

  4. JFM permalink
    febrero 8, 2010 6:22 pm

    A Nynaeve que por lo visto tiene le entenedimineto corto le haré notar que los gastos de traduccion son completamente innecessarios ya que todos los paralamntarios hablan español perfectamente y por tanto el contribuyente no tinen ninguna razon de pagar solo para que un nazionalista pueda hacerse le interesante. Por tanto sui anlogia es completamente estupida.

    • febrero 8, 2010 8:51 pm

      Ya vengo notando que usted es incapaz de dejar de insultar. Y lo que está claro es que quien no entiende, es porque no quiere.

      Pero efectivamente comprendo que usted no me entienda, entre otras cosas porque yo estoy hablando de respeto y a la vista está que usted de eso tiene alguna que otra deficiencia.

      Puede estar de acuerdo conmigo o no estarlo, pero lo que no voy a hacer es estar repitiendo lo que he dicho ya en varias ocasiones.

      Por cierto, para alguien que se fija tanto en la ortografía no estaría de más que antes de enviar el comentario también se fijara en la mecanografía. No se preocupe por mi, yo entiendo que eso puede ser secundario en un debate, pero obviamente hay por la red muchos como usted que en lugar de fijarse en el contenido, cuando se quedan sin una argumentación saltan a la descalificación.

      ¡Qué le vaya bonito!

  5. miriku permalink
    febrero 8, 2010 6:37 pm

    “pero seguro que hay carné y muchas subvenciones para mantener el arraigo.”

    ¿Muchas subvenciones? 😄 creo que las Euskal Etxeak (o Casas Regionales como dirán otros 😉 ) reciben una pequeña partida presupuestaria que se reparten entre todas; para la realización de obras de mantenimiento de los edificios ya centenarios muchos.

    Por lo demás, ya lo siento, pero las Euskal Etxeak siguen un sistema muy propio de aquí: autogestión y autofinanciación. A fin de cuentas, es una mezcla entre “sociedad gastronómica” y “embajada cultural”; pero vamos…no hay funcionarios, como mucho algún cursillo que imparten profesores de aquí.

    Termino con dos comentarios:

    “Los vascos, incluido mi bisabuelo, dejaron de hablar vascuence hace mucho tiempo. Reductos que no justifican la imposición, el dominio de la cultura rural sobre la urbana, el reinado del cazurrismo convertido en mejor baza para segregar sociedades espontáneamente vinculadas. La violencia que representa la imposición del euskera como lengua de los que habitan en aquellas tierras, no se siente solo en la irresistible mediatización de la educación, sino en el ambiente que empuja a comulgar con los giros de soberbia y paletismo con que se pretende moldear una sociedad industrial y abierta como la vasca.”

    1. Nunca entenderé lo del “aldeanismo, paletismo, ruralismo, etc.”; el nacionalismo vasco (como corriente cultural, en especial literaria) no coincide con esos cánones: la poesía del mismo sabino arana es anticanónica, no es “ruralista”, ni “aldeanista”. La mayoría de los intelectuales vinculados al nacionalismo vasco eran urbanitas; Lizardi y Lauxeta fueron simbolistas y modernistas, equivalentes de Lorca y Juan Ramón Jiménez en la literatura en euskera.

    Ese enaltecimiento de lo rural estaba vinculado a los movimientos tradicionalistas y carlistas, extintos hace ya tiempo.

    Resumiendo, que se trata del argumento fácil de la “metropoli”; “ellos aldeanos, yo cosmopolita”. Ja! que se pasen por una ikastola y la comparen con una escuela bilingüe de las de esperanza aguirre; aquí se lleva más de 15 años impartiento inglés desde los 2-3 años, así como asignaturas en inglés completas (y parcialmente en bachiller).

    2. “Imposición del euskera”, hoy he ido a la panadería (Bilbao) y le he pedido a la panadera “opil hori jarriko zenidake?”; la panadera me ha entendido (y me ha dado el bollo con una sonrisa), pero me ha respondido en castellano cuanto era.

    ¿Quien impone el que? siempre impone el MONOLINGÜE al BILINGÜE, el bilingüe no puede elegir, siempre tiene que hacer lo que el MONOLINGÜE. Por cierto…¿imposición? ¿el que? ¿elegir en que modelo lingüístico estudiar (A, B y D)? ¿o pedir a un funcionario que tiene que atender al público que conozca las lenguas oficiales?

    ¿Quien impone a quien? ¿el funcionario que no sabe atenderte en euskera y te obliga a hablar en castellano o el ciudadano que exige que sus funcionarios conozcan las lenguas oficiales? [terrible pecado! me gustaría ver un funcionario madrileño sin conocer castellano]. No será la primera vez que un médico a punto de jubilarse le pide al que acaba de entrar que atienda a un niño porque solo sabe aun euskera.

    3. En mi modesta opinión las cámaras territoriales debieran permitir el uso de las lenguas cooficiales. Aunque puedo compartir también el argumento del uso de una misma lengua en una cámara representativa, tanto la Asamblea de la ONU como el Parlamento Europeo deberían manejarse exclusivamente en inglés. Nadie se imaginaría por ejemplo en una “hipotética cámara de representantes que integrara los territorios de habla en euskera” que unos hablarán en el dialecto occidental y otros en el suletino.

    4. “Hoy tampoco, porque lo que habla es una suerte de esperanto élfico, que suena a japonés rural, derivado de un corta y pega lingüístico caprichoso. Si se habla es por imposición. Pero con esto, como con otras cosas, surge el efecto “bola de nieve”. Crece y crece hasta toparse con un obstáculo que la quiebra desde su interior. Eso ha pasado con el Euskera, con la Batua ilustrada. Por mucho empeño que se haya puesto en inculcarla, define menos la naturalidad de quien habla con libertad lo que oye en casa y en la calle, que el sectarismo forzado y el paletismo importado por la media y gran ciudad.”

    ¿Esperanto élfico? ¿el euskera de la Escuela de Sara (XVII), Manuel de Larramendi (XVIII) y Azkue es esperanto? por el amor de dios…se ha unificado el REGISTRO ESCRITO, cada uno habla o pronuncia como quiera; lo que se ha hecho es unificar el registro formal (para la administración por ejemplo) y para eso se ha tomado la unificación literaria.

    ¿Si se habla es por imposición? oye…a mi no me apuntan con la pistola para hablar en euskera, ni socialmente me presionan, etc. todo lo contrario! por hablar en euskera te miran mal muchos. ¿Batúa ilustrada? pero sin son normas básicas, “no se utilizará la CH, Ç, TCH, CTH, SS; sino la TS”, vamos, terriblemente artificial…

    El éxito del batúa es no haber tirado por el camino de lo exclusivamente oral (el gipuzkera osatua de Azkue, XIX-XX) ni del escrito (el labortano clásico de Krutwig); sino haber tomado el camino del medio: nada de lo que tiene el euskera batúa no existía en las hablas “entendibles” para todos los euskaldunes (las hablas del triángulo Sara, Elizondo y Tolosa) y tampoco nada se ha olvidado/apartado nada de lo que está presente en la literatura dialectal.

    Si ha habido un error con el euskera batúa ha sido que los no euskaldunes no lo han parecido entender, eso si, aprenden el inglés de Cancillería, el alemán de lutero y el italiano toscano sin ningún problema. ¿Qué razón hay para atacar el euskera batúa y no el inglés, alemán o italiano; o incluso el castellano!?

    Para aprender algo sobre el euskera batúa: http://escueladesara.com/tag/euskera-batua/

  6. tboneporn permalink
    febrero 8, 2010 7:20 pm

    Tambien creariamos empleo si acabamos con la vida de todos los politicos de golpe.Imaginate el tufo de estos apestosos mas de un dia expuestos al aire libre sin nadie que los recoja y los sepulte justo a la misma profundidad que lo hicieron con Montesquieu.
    ¡No te jode!

  7. picapiedra permalink
    febrero 9, 2010 12:09 am

    Los españoles, como todos los demás, han elaborado su conciencia de grupo -de nación- mediante el contraste: “esos son así y nosotros asá”. De este modo se fabrican las conciencias nacionales en todas partes, Antigua es, y muy extendida, la tendencia a separar, a clasificar la gente según nacionalidades. Los españoles se han diferenciado, se han distinguido de los árabes, de los euskaldunes, etc. Pero eso es algo que en el curso de la historia está cambiando.

    El nacionalismo convierte esa distinción en algo político. Y siempre, o casi siempre, reconociendo una misión a la primera nacionalidad diferenciada y haciendo sentirse más que las demás a la segunda nación. Entre otros aspectos, los nacionalistas euskaldunes se sienten más que los españoles, los nacionalistas españoles se sienten más que los euskaldunes. Frecuentemente se nos ha hecho esa acusación a los euskaldunes. Bien hecha. Lo que pasa es que no existe ninguna razón para no hacérsela a los españoles. Sí, mil veces más razones que para hacérsela a los euskaldunes.

    La vanidad española es proverbial en todo el mundo. Allá cuidados. Pero esa vanidad, en esencia, no es sino puro nacionalismo español archiclásico. En esta excéntrica sociedad nuestra siempre se menciona el nacionalismo vasco. De todos modos, si el nacionalismo clásico existe en algún sitio, estos sitios son Francia y España. […]

    […] Comencemos por el nombre. Nosotros nos llamamos, a nosotros mismos, euskaldunes. Pero los extranjeros nos suelen denominar vascón/vasco y vascongado. Antes se solía decir, muy seriamente, que ese vascón/basko o vascongado provenía de “basoko” y significaba “salvaje, montaraz”.

    ¡Cómo no! Siendo todos nuestros circunvecinos desde siempre tan civilizados… el salvajismo es nuestra característica. Nuestra esencia.

    Las formas vasco y demás, se las debemos a los celtas o los latinos. Según parece, quien primero utilizó la palabra vascones fue Salustio, es decir, un autor latino, historiador, contemporáneo de César.

    Tanto para los griegos como para los romanos, aquellos que no eran griegos ni romanos, eran bárbaros. También los euskaldunes, por supuesto: tan bárbaros como los íberos o los galos, poco más o menos, aunque ellos hoy se tengan por muy civilizados.

    Los españoles y los euskaldunes.Joxe Azurmendi. Editorial Hiru.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: