Skip to content

Los animales no tienen derechos

febrero 17, 2010

Las campañas a favor del respeto de los animales, en contra de su maltrato, son legítimas siempre que sean competitivas. El problema de este tipo de activistas es su carácter totalitario: no pretenden concienciar, sino que buscan imponer.

Para que algo resulte irresistible, para que cierto tipo de animales merezcan la suficiente consideración como para considerarlos “dignos”, e “iguales” en determinados derechos a los seres humanos, debe plantearse correctamente la discusión. ¿Pretenden estos activistas un orden social donde el Hombre comparta reconocimiento con cierto tipo de animales? Que lo digan si así lo creen posible.

Otra cosa muy distinta es que se realicen campañas en contra de la brutalidad en el trato que el Hombre dispensa a los animales. En eso podemos estar todos muy de acuerdo, porque si bien la mayoría consideramos que matar cerdos, vacas o pollos es de lo más necesario y habitual, también podemos coincidir con los radicales en que para hacerlo deben adoptarse todas las medidas a fin de evitar el sufrimiento excesivo.

No entiendo muy bien su obsesión por el uso de pieles para el vestido. Quizá prefieran que todos vistamos de algodón, y deforestemos el Amazonas para conseguirlo. O que nos cubramos exclusivamente con materiales sintéticos, multiplicando las emisiones tóxicas que resultan ineludibles para fabricar estos tejidos. Lo cierto es quelas prendas de piel no son básicas en la mayor parte del planeta, pero eso no las convierte en innecesarias, siempre que exista un individuo deseoso de poseer una. La cuestión es repeler las prácticas alevosas contra los animales, también en lo que a la producción de este tipo de vestimenta se refiere. Pero nada más.

Aplaudo estas protestas siempre y cuando se centren en denunciar el maltrato animal, pero nunca como campaña a favor de un orden social que incluya humanos y no humanos. El día que un simio acuda a un McDonalds, pida su menú bigmac, se siente en una mesa y termine tirando sus desperdicios en la papelera y dejando la bandeja encima, yo mismo reivindicaré sus derechos individuales. Hasta entonces me limitaré a rechazar el exceso, pero nunca por suponer en algo que no sea un ser humano la dignidad individual sobre la que se funda nuestro orden moral y jurídico.

Are we Human?

Saludos y Libertad!

Anuncios
30 comentarios leave one →
  1. febrero 17, 2010 5:02 pm

    Para tener derechos hay que ser consciente de ellos. Y ser consciente de los deberes también. Magnífica la imagen del mono, por cierto.

    • febrero 17, 2010 6:44 pm

      Gracias , pero me he dado cuenta de que es demasiado flojo, porque los cierto es que puede haber seres humanos, con una estructura de conducta determinada, que vean un McDonalds y ni siquiera intuyan que dentro sirven comida, es más, puede incluso que no entiendan eso de poder pedir un producto que ves en una imagen y que detrás de una barra alguien te escuche, lo anote en una maquinita y proceda. Lo de coger la bandeja y dirigirse a una mesa también tiene lo suyo, porque comporta tanta información y conocimiento tácito, ligeramente articulado y expreso, que cualquiera no sabe cómo comportarse…
      El caso es que, al margen de los determinantes de conducta que cada cultura inocule en sus miembros, existe una sustancia común que permite, por muy precario y básico que sea el sentido de reconocimiento del otro, la formación de un orden social donde, a través de distintos mecanismos, incluso los individuos provenientes de núcleos culturales cerrados, acaben adquiriendo el tipo de conocimiento perceptivo, ejecutivo y de conducta que permite la vida en sociedad abierta (distinta de la tribal).
      Un animal, por muchos ojitos que nos ponga, por muy humanoides nos resulten sus gestos, particulares o gregarios, no puede recibir la misma consideración que otro ser humano. Lo que sí podemos es protegerlos y considerarlos, como se hace con los perros y no con los sapos, o con los gatos y no con las ratas. Discriminar, en este sentido, es lícito en cuanto cultural, y, en ningún caso, debe conducirnos al error de pensar que gatos, perros o gorilas forman parte de nuestra sociedad: son cosas veneradas y respetadas en abstracto, como casi todos respetamos en concreto el cuadro de las meninas, y no por ello decimos que tenga derecho a existir o a no ser dañado.
      Saludos!

      • febrero 17, 2010 7:52 pm

        Sí, aciertas. Pero la magen del mono en un McDonalds es válida en cuanto que supone varias cosas:
        – el mono necesita ser consciente de una necesidad, comer. Y ha de ser capaz de adoptar una elección, la hamburguesa.
        – adoptada la decisión de comer una hamburguesa, el mono ha de poder articular su deseo
        – una vez que ha visto satisfecha su necesidad, ha de hacerse cargo de sus deberes: no tirar la basura al suelo, sino a la papelera. Por qué? Porque lo ha aprendido a base de caramelos? No, porque es consciente de que si todos tiran la basura al suelo, mañana no podrá comer de nuevo hamburguesas: las moscas habrán acabado con ellas.

        No conozco ningún animal capaz de tomar consciencia de sus necesidades más allá del instinto y, desde luego, a ninguno que, tras masturbarse en la rama de un árbol, decida bajar a limpiar el desaguisado para que no le coman las pulgas al día siguiente.

        No, los animales no tienen derechos. Merecen respeto, pero en ningún caso son sujetos de derecho (cuando emitimos una ley de protección de animales no son los animales los sujetos de dere4cho, somos nosotros, autoimponíéndonos una norma que nace de un principio moral- se supone), ni de derechos.

      • febrero 17, 2010 10:48 pm

        Tienes más razón que yo, jeje, no era consciente de lo bueno que era mi ejemplo 🙂
        Muy de acuerdo con lo que dices.

  2. Falacia permalink
    febrero 17, 2010 7:10 pm

    Caes en una falacia o presentas mal sus argumentos para deslegitimarlos.

    Ellos no pretenden (o no todos ellos) que los animales sean exactamente iguales a nosotros en derechos, sino que tengan algunos, minimos, basicos, derechos a no ser maltratados.

    No se trata de igualar a visones con humanos, se trata de no torturar bisones, de no tenerlos desde que nacen en jaulas enanas en la oscuridad toda su vida sin ver la luz natural hasta que sean degollados. Eso es lo que se critica, nadie habla de que tengan la misma cantidad de derechos que los humanos, sino solo de que no sean asi de agredidos y tratados como objetos cualquesquiera. Pues son un tipo de objetos sintientes, con capacidad de sentir dolor y con conciencia, se pide que se les trate de acuerdo a como son, reconocer que sienten, viven, piensan y sufren y son maltratados y viven una vida pesima encerrados.

    Se puede ser liberal y reconocer eso y criticar que es esclavitud pura y dura basada en la fuerza y el beneficio que sacamos de ello y que la mayoria hacen wishfull thinking y son parciales porque se aprovechan de esa situacion y han crecido siempre asi y no conocen ni piensan que pueda ser de otra manera. El punto de vista de la mayoria no es neutral ni informado. Quiero decir que casi nadie ha visto las fotos y los videos que ellos han hecho a camara oculta sobre las granjas de visones o las granjas industriales de pollos hormonados apretujados. Hay una gran campaña y esfuerzo para que esa informacion, esa realidad de donde procede esa comida y esa ropa se oculte, en los libros del colegio desde pequeño jamas se hablaba en filosofia de vegetarianismo de si es legitimo tratar asi a los animales, de si hay otras alternativas, hay un gran lobbie (solo hay que ver la PAC Europea) que presiona constantemente y que hasta ha conseguido que cambiaran la piramide nutricional famosa a favor de los lacteos y las carnes cuando los nutricionistas iban a poner todo eso en productos junto a los dulces, algo ocasional.

    Yo soy ancap y les doy la razon, y la mayoria de los comentaristas liberales toman el asunto frivola y jocosamente, quedando como inmaduros y desprestigiandose a si mismos.
    Es mas, gente que habla de etica, de la libertad, de derechos naturales, de lo que es justo e injusto deberia tratar todos estos temas de manera seria y calmada, no cayendo en prejuicios y dejandose llevar por el odio o ciertos grupos ideologicos.

    Ya me gustaria ver a Paco Capella por ejemplo mostrando la decima parte de interes por analizar el tema del maltrato animal que el que pone por ‘calmar y mediar’ en el tema del cambio climatico diciendo que porque unos aprovechados exageran no signfica que todo el tema es mentira y no hay nada que analizar. Ya podria algun día escribir sobre el tema diciendo que aunque parezca que las izquierdas o ecologistas hablen de derechos animales no significa que el tema no deba tratarse ni analizarse, pueden equivocarse en la solucion que proponen (+gobierno) pero pueden acertar en que hay algo mal ahi (maltrato animal).

    • febrero 17, 2010 7:26 pm

      Por favor, vuelve a leerte mi post y el último comentario. No estoy criticando el ataque que hacen estos colectivos, sino el fundamento de los argumentos que utilizan para defender la calidad de vida de ciertos animales.
      Los animales no tienen derechos puesto que los derechos exigen el reconocimiento de cierta subjetividad que no es posible en un orden de normas excluyente (humano). Nada que no sea humano puede llegar a comprender las circunstancias que le harían reclamar cierta condcuta por parte de un tercero: no basta con repeler el ataque, gritar de dolor o zafarse como se pueda.
      Cosa muy distinta es que castiguemos o rechacemos y veamos fatal determinadas conductas por considerarlas lesivas con bienes específicos. Pero la integridad de un gorila no emana de su derecho a la vida, porque no lo tiene, sino de la consideración que la mayoría de nosotros podamos concederle, y de ahí, calificar como inmoral o antijurídica la acción que comprometa dicho bien: la integridad de los perros, o de los gatos, por ejemplo.
      Llevar prendas de piel de animal no es igual que hacer jabón o botones con Judíos, gitanos y homosexuales. Primero, porque si el abrigo, el zapato o la cazadora de piel de bicho se hace sin provocarle un daño innecesario, nada debería hacernos rechazar a quien los produzca o disfrute. Segundo, porque aun en el caso de que judíos, gitanos y homosexuales hubieran muerto sin dolor, sin previo cautiverio y tortura, su asesinato supondría igualmente una quiebra del orden moral y jurídico fundamental.
      El matiz no es evidente (aunque sí clarísimo) y exige algo de reflexión antes de lanzarse a comentar.

      Saludos!

      • Falacia permalink
        febrero 17, 2010 7:43 pm

        Pero es que sigues enroscado en la misma idea, con la mente cerrada y no viendo otras opciones. No se trata de dar derechos humanos a los animales, se trata de reconocer unos derechos diferentes, minimos, menos exigentes y con menor rango, a los animales. Es absurdo trasladar exactamente los mismos derechos y los mismos puntos a analizar en las relaciones entre humanos que entre las relaciones de los humanos a los animales.
        Lo que dices es que los animales no son humanos y por lo tanto no tienen derechos humanos. Lo que es decir nada, no aportar nada nuevo o consecuente al debate. Es decir palabras absurdas y vacias, ya sabemos que los animales no son humanos!
        El tema es que no son objetos como las piedras, son seres sintientes y conscientes, dueños de su propia cuerpo y autopropietarios de si mismos, son como seres humanos salvajes que se hubieran criado siempre en la selva y no respetaran los derechos de propiedad de los granjeros por ejemplo, eso no te justificaria jamas que los criaras en jaulas por su piel. Te justificaria a defenderte y a defender tu propiedad de su intrusion, pero no a ir a torturarlos o secuestrarlos. Ese salto logico no lo puedes justificar.

      • febrero 17, 2010 10:50 pm

        No son derechos, copón!, estúdiate un manual de teoría del Derecho a ver si aclaras conceptos antes de discurtir sobre la nada, porque creo que opinamos muy parecido.
        Saludos!

  3. Gloria permalink
    febrero 18, 2010 1:49 am

    QUIEN FUE EL ASNO QUE ESCRIBIO ESTE BLOG?

  4. atroma permalink
    febrero 18, 2010 10:00 am

    Mi padre solía decir, la amistad entre el hombre y el perro está fundamentada en que este no es comestible. Y así es. Y lo cierto es que estos avances sólo se dan en países donde las necesidades básicas están plenamente cubiertas, en países capitalistas. En otros, donde las necesidades son precarias, este tipo de debates son inimaginables. Porque la necesidad impera. Y sólo en los primeros puedes ver a cerdos paseando con sus dueños por berverly hills, y serpientes durmiendo con niños. Sin embargo el ser humano pretende re conocer ciertos “derechos”, a ciertos seres vivos, no a todos, más que por el principio de derechos, por el principio de solidaridad. Ya que, como yo lo entiendo, para poder ejercer tales efectos entre las partes, deben, al menos, reconocerse entre ellos derechos, o principios solidarios. Aparte de ser plenamente injusto privar de libertad a un individuo que mata un gato callejero.

  5. JFM permalink
    febrero 18, 2010 10:45 am

    Mi padre solía decir, la amistad entre el hombre y el perro está fundamentada en que este no es comestible.

    Pues tu padre dijo una memez. Primero, porque el perro es comestible y de hecho ha sido comido en varias civilizaciones (azteca, china). Otra cosa es que sea buena idea comer un carnivoro ya que es antieconomico y concentra substancias perjudiciales (el tufillo que dicen percibimos en la carne de perro es una forma de alertarnos de que deberiamos comer otra cosa)

    Segundo: Porque la amistad entre el hombre y el perro se basa en su utilidad para la caza y guardia por un lado y por otro porque al ser un animal tribal con fuerte estructura jerarquica el hombre lo unico que necesita es convertirse en jefe de la manada para obtener los beneficios que entre los canidos obtienen los dominantes (como la proteccion de sus crias por parte de los dominados).

    Y por parte del perro la asociacion con el hombre le ha permitido librarse del hostigamiento por parte de carnivoros mas poderosos y de hecho multiplicarse en unos numeros que jamas hubiese alcanzado sin la domesticacion. Eso mismo se puede decir de los animales que comemos: si no lo hiciesemos no tendriamos razon paa seguirlos criando y en estado salvaje sus numeros disminuirian drasticamente. Esto relativiza los gimoteos de ecolojetas y “amigos” de los animales a proposito del consumo de carne.

  6. atroma permalink
    febrero 18, 2010 11:56 am

    JFM, mi padre, progenitor hoy en día, lleva 21 años muerto, y no puedo más que decir que él era veterinario. Conocía muy bien sobre los animales con los que trataba, tanto fue así, que un perro lo quito medio estomago en un momento de descuido. Y lamento no haberle preguntado nunca sobre el trasfondo de la frase, y en lo que sustentaba su decir. En cualquier caso, reconozco que en parte es una frase absurda.

    Saludos.

    • JFM permalink
      febrero 18, 2010 3:00 pm

      Atroma, quisera disculparme por lo de memez (algo que me desazonaba antes de que supiese que tu padre ya no vivia)

      Segundo porque a tu padre no le faltaba razon si el perro ademas de comestible estricto sensu (o sea que no te envenenas) fuese agradable de comer (lo cual es una indicacion no completa pero si bastante buena de que su consumo es aconsejable) la amistad entre hombre y perro hubise sido muy corta. Fué el hecho de que su carne resultaba desagradable (y que era mas peligroso el cazarla que el mismo peso de herbivoro) que permitio que descubriesemos la utilidad del perro para otros usos.

      • atroma permalink
        febrero 19, 2010 6:49 am

        Le acepto las disculpas, como no, pero no porque me haya ofendido, era imposible que usted lo supiese, sino por su galantería.

  7. Gedeón McHale permalink
    febrero 18, 2010 3:43 pm

    Un tema muy interesante sobre el que querría escribir alguna cosa, porque ya llevo dos libros leídos estas últimas semanas (“La naturaleza humana”, de Mosterín, y “Ética sin Dios”, de Eugenio Lecaldano) donde se plantea la posibilidad de abrir el ámbito de los derechos a los animales “superiores” (fundamentalmente, grandes primates). Ahora no tengo tiempo de desarrollar la cuestión (de hecho, no me he leído entero ni el artículo de YSH ni los comentarios), pero creo que la cuestión debe enfocarse desde dos ejes fundamentales:

    1. Los derechos son construcciones humanas de carácter instrumental que sirven para hacer posible la convivencia y, en tanto que tales, despliegan una red de relaciones previsibles, voluntarias, entre el sujeto de los derechos y quienes lo rodean. Por tanto, es idiota pensar que los animales puedan ser sujetos de derecho, porque carecen de las condiciones estructurales imprescindibles para formar dichas relaciones, al no tener conciencia ni libre albedrío. Sería como pretender que un caballo o una estatua de mármol se sujetasen a las reglas del ajedrez. Asignar derechos a los animales es malbaratar el propósito de los derechos como obra humana.

    2. Una posible regulación legal restrictiva con el mal trato a los animales no representa reconocer derechos a los animales, sino a las personas, de igual modo que proteger el patrimonio histórico o artístico no significa reconocerles derechos a las iglesias o los cuadros. El derecho que se preserva aquí (en su caso) es el derecho de las personas a no verse inquietadas en sus emociones, al menos aquéllas que experimentan el maltrato a los animales en forma de sufrimiento emocional propio. La discusión habrá de centrarse entonces (como casi siempre) en la prelación entre el derecho de unos a no sufrir (p.ej. los antitaurinos) y el derecho de propiedad de otros (p.ej. los propietarios de los toros, las plazas de toros y sus clientes), debate donde, entiendo yo, habrá de considerarse de mayor rango, en general, el derecho de propiedad (que es cierto) sobre las emociones (que son difusas y subjetivas).

    Como digo, no tengo tiempo para más, pero intentaré volver después y leerme todo de arriba abajo. Me interesa mucho este tema.

  8. Martín permalink
    febrero 18, 2010 5:56 pm

    Todo animal debería tener derecho a no ser maltratado. Y una cosita muy políticamente incorrecta teniendo en cuenta que lo digo de todo corazón y con completa seriedad “En el 70 por ciento de los casos, y más aún me quedo con el perro antes que con la persona, me fío más de él, le quiero más y tendo más confianza en su lealtad y en que me va a ayudar más que el humano”

  9. Martín permalink
    febrero 18, 2010 5:58 pm

    El perro no me roba, no me atraca, no me viola y, sobre todo, ¡NO VOTA!

    • febrero 18, 2010 7:54 pm

      No te pillo… o sea que votar es ilícito, o peor, quien vota te agrede, y por tanto, merece repulsa o represalia, vaya vaya. ¿Depende de a quién vote, o vale para todo el que vote? ¿Votar es criminal?
      Bueno, el caso es que toda la consideración que se merezca un perro depende de muchas razones, pero no de que tenga “derechos subjetivos”. Si quieres a tu perro, no le hagas daño, y sí, se puede proteger a ciertos animales en general, como se protege a la Cibeles o al mobiliario urbano, pero no implica que sean sujetos de derecho, ni siquiera sujetos, sino bienes protegidos, o como prefieras.
      Saludos!

    • JFM permalink
      febrero 18, 2010 9:31 pm

      Pues no se si el perro no te roba pero en Tailandia los elefantes organizan verdaderas emboscadas a los camiones de fruta donde uno bloquea la carretera y los otros se llevan el cargamento. Si les concedes derchos entonces esos elefantes tambien tienen deberes y han de ir a la carcel.

  10. JFM permalink
    febrero 18, 2010 9:24 pm

    Derechos y deberes no existen los unos sin los otros.

    Los animles ni tienen derechos ni deberes. Por razones morales los humanos nos autoimponemos limites en lo que hacemos a los animales pero se trata de eso, de limites auto-impuestos no de derechos.

  11. abril 10, 2010 5:51 pm

    Ahora ya sabemos la razón de que atroma saliera tan tonto…

  12. noviembre 22, 2011 9:42 pm

    Llego un año tarde, pero creo que esta confundido. Los derechos de los animales no proclaman igualdad con los seres humanos. Por ejemplo un artículo dicta que los animales que serán matados para comer deben sufrir el menor dolor posible. Gracias.

    • noviembre 23, 2011 2:14 pm

      No hay derechos sino en clave de igualdad. No puedes definir cierta prerrogativa jurídica como “derecho” sin incluirla coherentemente en el conjunto de su clase. Para tener derechos reconocidos primero debes tener personalidad jurídica, y por tanto, capacidad de ese mismo tipo. En tal caso, la capacidad de obrar es secundaria. Los niños, personas en coma o dementes no dejan de ser personas. Sus derechos deben ser defendidos por otros. Los animales no forman parte de nuestra sociedad civil, son bienes, no personas. Lo que no impide que, como otras cosas, tengan cierta protección en el Derecho. El origen o la justificación de dicho reconocimiento es lo de menos. Unas veces resulta de la simpatía que nos despiertan ciertos seres, otras el apego cultural o estético a ciertos monumentos u obras de arte. En ese sentido, un caballo y un cuadro de Picasso están pertenecen a la misma categoría jurídica de bienes apropiables.
      No es que estés confundido completamente, sino que no entiendes la importancia de los conceptos en el Derecho. Ambos estamos de acuerdo en que algunos animales, en determinadas circunstancias, merecen cierta consideración. Eso mismo impide que hablemos de derechos, ni siquiera revisando parcialmente el término.
      Un saludo!

  13. noviembre 22, 2011 9:43 pm

    JFM también esta confundido, los derechos no van ligados a los deberes, así como un bebe no tiene obligaciones, más si derechos.

    • migsdetucumán permalink
      junio 22, 2012 12:52 am

      No fueron los seres humanos los que crearon los Derechos? Esos derechos del niño no son en realidad obligaciones que los adultos debemos cumplir hasta que crezca y pueda ejercer sus derechos?

  14. MARIA COSTA permalink
    febrero 10, 2012 3:10 pm

    El bien jurídico en el delito de maltrato de animales no es otro que el derecho del propio animal a no ser objeto de la crueldad humana, para la cual es menester reconocerle el carácter de sujeto de derechos. Son temas que se debaten en muchos países en los cuales, el maltrato animal, es delito y está contemplado en su código penal. No es un tema menor. Países con costumbres y tradiciones aberrantes, solventadas desde el propio estado, con dinero público, tienen un alto índice de maltrato de género y familiar. Obviamente, NO SON HUMANOS PERO TAMPOCO SON OBJETOS. Son seres sintientes con capacidades diferentes. El ser humano es la especie, supuestamente RACIONAL, que está llevando al mundo a la autodestrucción. Tenemos DERECHOS pero estos NO INCLUYEN: TORTURAR, VIOLAR Y DISPONER de otros seres sin tener el MAS MINIMO RESPETO.

    • febrero 10, 2012 8:32 pm

      No, el bien jurídico protegido no puede ser otro que la consideración que el Hombre tiene por cierto tipo de animales en determinada clase de circunstancias. De lo contrario, los delitos contra el patrimonio, según tu opinión, derivarían de una concesión similar de cierta personalidad jurídica a los monumentos y obras de arte protegidos. No te equivoques, los animales no son sujetos de derecho, lo cual no impide que se limite la discrecionalidad en el trato que les dispensamos. Pero el origen es el que te digo. Si fuera otro estaríamos quebrando el fundamento ético del Derecho y los cimientos mismos de la sociedad humana. Sólo el Hombre posee personalidad por sí mismo, y únicamente cabe reconocérsela a aquellas sociedades de intereses organizadas que intervengan en el tráfico jurídico y mercantil. Obviamente un perro no puede realizar una compraventa porque tampoco puede ser propietario o poseedor, ni siquiera tutelado por un ser humano. Lo entiendes? Cuando se dice que una viejecita ha dejado todo su patrimonio a nos gatos, o bien se trata al caudal relicto como herencia yacente administrada en favor de la manutención de esos animales, o se constituye una persona jurídica cuyo fin sea eso. Pero los gatos nunca serán propietarios de los bienes por la sencilla razón de que el Derecho no les reconoce personalidad jurídica. No son personas, no son sujetos de derecho.

  15. diciembre 5, 2012 5:31 am

    SERIA ABSURDO e insostenible!!
    pero por sobretodo contradictorio! si se le reconocen derehcos a los animales
    no habria ganaderia ni produccion de ningun tipo q importe la explotacion animal! lo que sin lugar a duda eso ocupa un luagar magistral en materia economica!
    es algo q no se puede ni pensar y qnunca habre de compartir!
    Yo apoyo la consevacion de la especie pero NO por q pienso q los animeles tienen derecho! y por consevacion se la especia entiendo a aquella q resulte comprensiva de animales q realmente requieran de conservacion, en miras de procurar evitar su irreversible extincion! pero no me vengan a hablar de conservacion de perros o aves! es ilogico y estuido!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: