Skip to content

Garzón. El Fin justifica los medios

marzo 10, 2010

El Juez estrella de la AN se enfrenta, esta vez como víctima, a esa misma máxima que ha guiado toda su carrera: el fin justifica los medios. El bombardeo procesal al que se está viendo sometido llega ahora aunque podría haber llegado antes, dosificado y con mejor fundamentación. Lo cierto es que Garzón ha repartido en cada momento y según le parecía, recibiendo apoyos y elogios, reproches y condenas, por esos mismos que ahora se posicionan a favor o en contra de su permanencia al frente de sus responsabilidades. Ambigüedad calculada y guiada por un fin primordial: el poder. Practicarlo, ejercerlo, demostrarlo, disfrutarlo y restregarlo. Ávido de mando, Garzón ha metido sus hocicos allí donde más le ha interesado: el fin justifica los medios, y el fin, señores, ha sido y seguirá siendo complacer su gran Ego.

Las miserias de este hombre permiten ser calificadas en clave penal como también moral. La independencia de los jueces españoles, incluidos los Todo Poderosos Jueces de Instrucción de la AN, emana de la ley, que les concede una autoridad gratuita, sin contraprestación dirigida al resto de ciudadanos (los jueces no son representativos ni autoridades genuinas). La prevaricación es complicada de determinar, salvo que efectivamente la conducta infrinja el literal de una norma. E incluso así. Decir que Garzón es un prevaricador sería casi como afirmar que el sentido de una sentencia depende de lo bien que haya almorzado el Juez en cuestión (aunque alguna de las causas planteadas en su contra posee sobrrados visos de verosimilitud y extrema gravedad). “A sabiendas de su ilegalidad (ilicitud o injusticia, si se quiere)” es una condición demasiado amplia y harto difícil de probar. La teoría de la pesadilla nos da la clave de qué elemento es el que convierte a un Juez como Garzón en un tipo justo de servidor público: su honradez y honestidad personales. Los juces han de ser honrados y honestos para que el poder no les corrompa (más incluso que otro tipo de magistrados o potestatarios), y especialmente en ámbitos tan sensibles como la Audiencia Nacional.

Garzón no vio los GAL hasta que, casualmente, lo hiciera. Avanzó lo que quiso y despejó las X que le vinieron en gana. Su fin fue útil a quien entonces aspiraba a gobernar, de modo que su estrellato continuo expandiéndose. Quiso el premio Nobel y apeló a la jurisdicción universal, para luego darse cuenta de que tenía que echar mano de la nacional, terminando aquello no del todo mal, porque su impronta agitó conciencias y el dictador fue juzgado en su propio país. Con ETA, tres cuartos de lo mismo. Se inventó lo del “entorno terrorista”, lo aplicó a rajatabla, sin contemplaciones, con serios visos también ahí de cierto exceso (por no recurrir a la calificación jurídica que esto comporta), pero cuando Zapatero llamó a su puerta y le pidió ( a él y al resto de sus compañeros) sensibilidad y generosidad con su proceso de Paz, Garzón puso el freno de mano y miró para otro lado, incluso redifiniendo conceptos por él mismo acuñados, y apuntándose definitivamente a la causa del ungido de León. Las fosas las abrió a sabiendas de que era incompetente para ello. Lo de Gürtel lo tendría que haber entregado a los respectivos TSJ mucho antes de que hubiera saltado (oportunamente)la liebre mediática (por no hablar de las famosas escuchas…), y aun así, ajustó los tiempos, apretó el Derecho e hizo valer su posición de Poder. Poder por el placer mismo del poder. Como sí de un Luis XIV se tratará, el Derecho era él: Garzón, el intocable.

Otros han caído por mucho menos, defenestrados por siempre de la judicatura a pesar de que el TS puntualizase la condena. Hablo de Gómez de Liaño, que no halló apoyos ni entre los suyos, porque ya se sabe que la derecha política y organizada de este país, léase el PP, es tan torpe y tan acomplejada que nunca termina lo que empieza ni dispensa ayuda incondicional (incluso cuando se juegan el pellejo por sus interes). Así les va, en esta batalla Lostiana donde ninguno es del todo bueno, y la maldad es una cuestión relativa.

El fin justifica los medios, Baltasar. Instalado en el lenguaje de la arbitrariedad, de la violencia y la carencia institucional, en la medida que te caigas, o te echen, de tu pedestal, darás con tus huesos en el foso de malas bestias que has querido domeñar. Eres una de ellas y sin toga ni puñetas sentirás en tus propias carnes el espíritu mezquino, deshonroso y amoral que has mantenido todos estos años como seña de identidad.

Saludos y Libertad!

Anuncios
7 comentarios leave one →
  1. J Bastos. permalink
    marzo 10, 2010 5:28 pm

    No es tan ambigua la cosa como la pintas. Al menos uno de los procesos, el del dinero que le pidió a Botín, no está en el cargo de prevaricación precisamente. El juez pide dinero, y lo obtiene, a un banquero cuya empresa tiene casos pendientes que juzgará ese mismo juez.

  2. marzo 10, 2010 10:30 pm

    Me parece bien las posibles críticas al Magistrado, pero ni me parece bien que se critique cuando alguien lo defienda. Me cuesta entender porque la defensa del magistrado es una ingerencia en la justicia, mientras que todas las críticas que le han propiciado no constituya la misma ingerencia.
    Al igual que me parece muy curioso como todas las instituciones o gremios estamos sometidos a crítica (gobierno, oposición, educación, empresarios, médicos o la Corona) menos la Judicatura, la sacrosanta judicatura tacha de intromisión a todos los que osan criticarla. Con todo, creo que el juez no es mejor ni peor que muchos otros, solo que este es más mediatico.

    • marzo 10, 2010 10:39 pm

      Llevas razón, pero sólo por el personaje al que se critica o se defiende: tiene naturaleza política, así lo que ha querido el propio Garzón, y de ahí viene la que se ha formado en torno a lo que han sido auténticos excesos (ya veremos si delictivos o sancionables) cometidos por este señor.
      Saludos!

  3. marzo 10, 2010 10:32 pm

    Por cierto, muy jesuítico lo de “el fin justifica los medios”. Como ex alumno de los Jesuitas no se me podía pasar.

    • marzo 10, 2010 10:43 pm

      Es una entelequia: por supuesto que el fin justifica los medios, ya que dichos medios representan fines que se colocan, subjetivamente, por debajo del principal perseguido. El fin siempre justifica los medios, y lo terrible es qué fin persigue este señor y por encima de qué lo antepone: de ahí procede su falta de honorabilidad y honradez, no sé si su talante prevaricador.
      Saludos!

  4. Pinzón permalink
    marzo 27, 2010 6:55 pm

    La cuestión es determinar si el fin justifica los medios empleados (MAQUIAVELO) o caso contrario, no los justifica (POSTURA CRISTIANA). Yo entiendo que el fin SI justifica los medios siempre, cosa distinta es analizar la porporcionalidad entre los medios empleados y el fin perseguido. Si el fin perseguido es evitar la comisión de un delito grave o castigar al delincuente que lo ha cometido los medios deben ser justificados por el poder que controla esos actos, por el contrario si lo que ha sucedido es que se han matado moscas a cañonazos entiendo que el acto sea anulado.

    • Pse permalink
      abril 10, 2010 2:30 am

      Si el fin justifica los medios estamos retrocediendo en el estado de derecho, dariamos puerta a la tortura para confesiones, a los pasados gal y a toda clase de barbaridades. Si politizamos la justcia de que sirve la separacion de poderes, mucha gente se cree de izquierdas pero lanza opiniones como si fuera de derechas. Este pais seria muy distinto si la gente no se dejara llevar por el populismo, los partidos politicos no son equipos de futbol no se hagan fanaticos, hagan el favor de reflexionar. Si apoyamos una ilegalidad las apoyamos todas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: