Skip to content

El fin del día del Padre

marzo 19, 2010

No hay nada como escuchar radio nacional para tener noticia de las mayores imbecilidades. Resulta que feministas y defensores de “otra familia es posible”, apelan al buen juicio de todos para eliminar, o al menos cambiar de nombre, el odioso, machista y arcaico “día del padre”. Su argumento es sencillo: las “familias del siglo XXI” ya no responden, necesariamente, al patrón donde un hombre ejerce en exclusiva el rol paterno. Hay “familias” sin hombres, familias con dos hombres, huérfanos de padre, divorciados…

Es algo parecido a la reivindicación de algunos empresarios valencianos pidiendo “que San José caiga siempre en lunes”. ¿No sería más sencillo elegir un fin de semana de marzo para celebrar las fallas, y dar fiesta el lunes siguiente? San José es el 19 de marzo, y punto. A no ser que pretendan que esta festividad dependa del calendario lunar, y sea como jueves santo. Ralladuras mentales como esta son las que han conducido a los deconstructivistas morales a exigir cambios inmediatos en la celebración del día del padre. Con lo sencillo que sería no celebrarlo y elegir otro día, el que fuera, para la familia alegre, la familia monoparental, o el de la divorciada encabronada. Que busquen días, pero que cejen en querer cargarse lo que otros vienen celebrando sin más. Su ánimo es evidente: penetrar y disolver. Remover piedras, tradiciones, y ubicar al otro en los confines del espíritu reaccionario.

Que existan o no “nuevos modelos” de familia no es la cuestión. Lo cierto es que todos tenemos un padre y una madre. Cosa distinta es que decidamos celebrarlo, felicitarles o hacerles un regalo, o no hacer ninguna de estas cosas: puede ser que nuestro padre nos caiga fatal, que no le veamos desde hace años, que haya muerto, que no lo conozcamos, o que tenga a su vera a otro maromo, en cuyo caso, si no tratáramos como “tío” al susodicho “maromo” de nuestro padre, y lo tuviéramos como “un segundo padre”, pues mejor que mejor, fiesta doble.

Esto suena a feminismo, a lesbianismo cavernícola, obsesionados como están estos dos movimientos (muchas veces indistinguibles) con feminizar o asexualizar la moral social de nuestra civilización. El día de la mujer trabajadora yo no lo celebro, como tampoco el día de la rubeola, o el día del gorrino pachón. Me importa tres narices que aparezcan en el calendario oficial de la ONU o el de la UGT, cada uno que haga lo que quiera. Particularmente, nunca he celebrado el día del padre, y en el colegio, aunque me pusieron como a todos a hacer cuadros de lentejas o chorradas con macarrones, no me sentía ni atacado, ni mucho menos herido porque los profesores lo mandaran hacer. No creo que se coman a ningún niño en estas situaciones, por ser huérfano, hijo de una lesbiana, una madre soltera o lo que sea. Si por estos casos aislados, y lo dichosamente correcto, tenemos que renunciar a una fiesta tan natural como es el día del padre, apaga y vámonos.

Lo más triste de todo no es que cuatro memos consideren que hoy es esa la cuestión principal dentro de la lucha por la igualdad y el progreso en el mundo, sino que RNE se dedique a dar cancha a semejantes imbecilidades. Lo típico en estos casos era decir que fue el Corte Inglés quien inventó el día de los enamorados, el de la madre y el padre, o la mismísima navidad… (achacárselo al “consumismo” inducido por el capitalismo egosita).  Ahora toca reinventar el mundo, rehacer la moral, y en menos tiempo del que imaginamos, subvertir el orden natural de la reproducción humana y empezar a fabricar retoños genéticamente procedentes de una sola persona o dos personas del mismo sexo. Estoy convencido de que si tanto empeño, esfuerzo y coste económico como demuestran estos colectivos, se dirigiera a luchar contra el hambre en el mundo, todos seríamos mucho más íntegros, dignos y felices.

Saludos y Libertad!

Anuncios
9 comentarios leave one →
  1. marzo 19, 2010 5:14 pm

    Pero a que no piden cambiar el Día de la Madre o el de la Mujer Trabajadora ¿verdad?.

    Vaya jeta la de estas feminazis.

    Saludos.

  2. Karolus permalink
    marzo 19, 2010 6:40 pm

    ¿para cuándo el día del imbécil o la imbécila?

  3. Paula permalink
    marzo 20, 2010 12:46 am

    Pues lo llevan claro: hoy en Coruña era difícil encontrar mesa libre para celebrar el día del padre sin que mamá, papá o sus vástagos tuvieran que pasar por los fogones!!

    Supongo que este tipo de estupideces se acabarán el día que en esta sociedad no sea posible ganarse la vida sin hacer nada, que es lo que pasa con la gente que ha hecho del activismo (algo que, cada uno en lo que guste, deberíamos practicar más en nuestro tiempo libre) su oficio.

    Un fuerte abrazo de nuevo!!

    Ps. No he muerto… y estoy de vuelta.

    • marzo 20, 2010 2:50 pm

      Bienvenida! Anda que no ha pasado tiempo sin dejarte caer por aquí 😉

      Un abrazo!!!

  4. Pablo el herrero permalink
    marzo 20, 2010 1:38 am

    Amigo yosoyhayek, la destrucción de la paternidad, como valor individual, familiar y social del varón, es uno de los objetivos originarios y fundamentales de la ideología feminista. Objetivo que en gran media lo ha conseguido allí donde la jurisprudencia feminista se ha impuesto. Otra cosa es que posteriormente ello conlleve (está conllevando ya) la destrucción de la maternidad… si por ésta entendemos algo más que la mera acción de parir.

    El feminismo está convirtiendo a la mujer en una mera hembra (yo paro a los hijos… que educará el estado); y en tanto en cuanto de facto ha destruido la paternidad (los hijos son míos y del estado), ha convertido al feminismo en un perverso y cruel hembrismo contra la media humanidad masculina, a la que expulsa a capricho a la figura paterna de su casa, de su hogar y familia.

    Te invito a ver dos ejemplos gráficos (por aquello que vale más una imagen que mil palabras), de cómo aprovechando las campañas de anuncio contra los accidentes de trafico, se están tratando de manera diametralmente opuestas la imagen del padre.
    El primero es de la DGT española del 2008, diseñado por el fasciofeminismo mediático, denigrando a la paternidad y culpabilizando a los padres varones de los accidentes de tráfico de sus hijos.

    Cinturón de seguridad para todos los niños

    El segundo anuncio es de la DGT inglesa, está realizado en el presente año, en él se ve como una hija y una esposa se lanzan a salvar al padre (y esposo) de un mortal accidente de tráfico, en un bello gesto de valoración de la paternidad.

    Abrázate a la vida.

    Dos visiones del hombre y del padre… no hace falta preguntar cual de ellas dos es la fascista.

    Recibe un cordial saludo,

    Pablo el herrero

    • Julián permalink
      marzo 20, 2010 4:18 am

      No eres más mentiroso porque no eres más grande. Eso que dices del feminismo es radical y totalmente falso, falso falso falso. Hay poderosísimas y fuertes evidencias de que esto no es así, o sino, dime, yo que nací en un país tan socialmente conservador como Colombia, en donde el feminismo o la presencia de feministas es cero patatero, la homosexualidad es perseguida (hasta hay “limpieza sociales para limpiar barrios de sidosos”) ¿por qué hay tantos casos de padres que deciden no serlo, simplemente abandonando a sus hijos recien nacidos y negándoles el apellido? Este fenomeno es una pandemia en L.A, nadie la puede negar. ¿dónde está ese supueto ejército de varones de sentimientos paternales con ganas de tener y criar hijos en iguales condiciones que las hembras? En Colombia huyen y callan como putas mientras millones de hijos crecen sin la tan deseada y necesaria figura paterna.

      “El feminismo está convirtiendo a la mujer en una mera hembra (yo paro a los hijos… que educará el estado); y en tanto en cuanto de facto ha destruido la paternidad (los hijos son míos y del estado), ha convertido al feminismo en un perverso y cruel hembrismo contra la media humanidad masculina, a la que expulsa a capricho a la figura paterna de su casa, de su hogar y familia.”

      Esto es de lo más surrealista que he leido alguna vez. Vamos a ver, se supone que las feministas son mujeres abortistas radicalemente anti-maternales. ¿Qué es eso de parir para si mismas y el estado?

      Con los comentarios y el artículo del autor, las feministas consiguen lo que pretenden pajaritos: fastidiar al macho, amargarle el día, tocarle sus testosterónicos huevos (dándole donde más le duele, el punto debil de los machos, la difícil tarea de criar hijos y la complicada paternidad, que siempre ha sido difícil para los hombres, con o sin feministas), intimidarle (los hombres no tienen casi ninguna arma para responderles, más allá del típico *feminazis*), y sobre todo, hacer ruido y hacersen notar.

  5. Julián permalink
    marzo 20, 2010 3:59 am

    He leido el artículo varias veces. No es que sea difícil de entender, el problema es digerir tanto cabreo, pero es tu blog, escribe lo que te de la gana.

    ¿Qué es eso de femenizar? La verdad es que no lo entiendo, yo que creía que la feminizada y democrata-liberal Civilización/Sociedad Occidental era superior a la hipermasculinizada y ultramachista sociedad Islámica (no la llamo civilización, más que todo para ahorrarme debates con algunos chicos que se suelen pasar por aquí. Para mí el debate de la “civilización” tiene la misma importancia que un curso de maternidad de gallinas).

    Lo que me parece realmente curioso es que son precisamente gentes como el GEES, LD, FAES, los que día sí, sí y sí (todos los putos días, llamame progre, pero se me hace pesado el monotema este) que denuncian la injusticias y barbaridades de los países Islámicos {[siempre los mismos, Iran, Arabia Saudí, Pakistan, Siria, pero a los ultraricos de Dubai, Emiratos, Bahrein, Kuwait, ni tocarlos ehh, que allí vive mucho occidental (a pesar de la falta de libertades, hay que ser hipócrita, “por el dinero baila el mono”)]} contra las mujeres y las minorías sexuales (no se como llamarlos, bueno, nosotros los gays) destacando la sempiterna superioridad de Occidente frente a estos bárbaros de la kafiya.

    ¿No será que gracias a la libertad y al malvado relativismo que está intrínseco en ella (sí, gustelo al que no, sobre todo a ciertos comentaristas, tu libertad económica de que el Estado mantenga fuera las manos a tus bolsillos también implica que no se meta en mi alcoba para ver con quien me acuesto o no, o ustedes les parecerá muy liberales los referendos Useños que prohiben los matrimonios gays) ha progresado Occidente?. ¿Dónde quedó eso de las sociedades abiertas? Yo no veo porque las feministas hacen cabrear tanto a la gente (especialmente a los hombres), son cuatro gatos, están ahí y hacen ruido. Hay ruidos peores, como el de David Duke, David Irving y otros macho men que veo que no molestan a nadie. Es como yo, me he hecho a la idea de que para algunas personas el nihilismo y relativismo, son la bestia negras de todos y cada uno de los males que padecemos.

    Yo el tema de la moral es algo que se me escapa de verdad, por ejemplo, ¿Son inmorales Albert Espuglas y Fonseca? ¿eres más moral Tú que ellos? ¿y qué tal Don Federico, ateo y partidario del aborto, que hasta llegó a calificar las palabras de Aquilino Polaino (de que los gays somos hijos de alcoholicos) de disparate?

    Leyendo los dos primeros comentarios (que se me había olvidado de leerlos), me lleva a pensar de donde viene ese odio y miedo irracional a unas simples bolleras (así las has llamado Tü) chillonas. A mí me hace hasta gracia. Que día leyendo a un tipo en albadigital, (“la onu esta llena de pus”, algo así) pintó a las feministas con rabo y con cola, la verdad es que yo no me lo creía, ¿de dónde sale ese miedo y animadversión hacia las feministas?. Y ya luego se quejan de que feminazis y maricones son todos rojos y progres. Normal, viendo el panorama y 0 propuestas del sector liberal-conservador hacia las libertades civiles….

  6. Pablo el herrero permalink
    marzo 20, 2010 5:21 pm

    Julián no esperaba yo tan extensas respuestas (para con mi comentario y con el post del autor del blog)… y además unes dos temas feminismo y homosexualidad. Para empezar me alegro que coincidamos tanto en algún punto. Por ejemplo en tu frase:

    “En Colombia huyen y callan como putas mientras millones de hijos crecen sin la tan deseada y necesaria figura paterna”. Yo también coincido contigo en la deseada y necesaria figura paterna.

    Pero me alegro por tu frase, sobre todo, porque pone en evidencia las mismas consecuencias del sexismo, sea machista (en Colombia y por extensión iberoamerica) o hembrista (en España y por extensión el occidente desarrollado): la destrucción de la paternidad; y por tanto, la creación de la orfandad de millones de niños sin padre. Distintos sexismos, mismo resultado.

    Un dato, desde que se aprobó en España la ley de repudio para con el varón (perdón, la ley de divorcio), en nuestro país ha habido una media entre separaciones y divorcios de dos millones de rupturas familiares (similar proporción en el resto de paises desaroolados). A una media cercana de dos hijos en esas rupturas, hay en España aproximadamente cuatro millones de hijos huérfanos de padre. Si a esto le sumamos el creciente número de madres solteras, podemos estar en cerca de cinco millones de niños, que en la largo de las últimas tres décadas han sido alejados de un día para otro de la figura paterna por la jurisprudencia hembrista de este país.

    Consecuencia de lo anterior, no sólo existe en España ese número de orfandad infantil, sino y detrás de todo ello, un número en ascenso de suicidios de padres separados y de hijos con graves cuadros psicológicos, cifras todas ellas invisivilizadas por el fasciofeminismo mediático.

    En cuanto a la homosexualidad, nada que objetar, en cuanto al homosexualismo como movimiento social, todo. Sobre todo el homosexualismo que es esclavo del feminismo y como consecuencia de dicha esclavitud ideológica, la mayor parte de los padres separados homosexuales con hijos que conozco, los han perdido. Espero que no pases por la experiencia de ellos, y si así fuera, entones… por estos lares me encontrarás, para seguir comentando al respecto de cómo se siente un hombre cuando le arrebatan sus hijos.

    Por cierto, aprovecho para que a todos los homosexuales varones que conozcas, separados y que no pueden ver a sus hijos, les animes a que lo denuncien públicamente. Es otro de los dramas más sangrantes de este país, invisibilizado por el fasciofeminismo mediático… con la inestimable colaboración de los obedientes colectivos gays.

    En cuanto a lo que no entiendes de mi comentario (por surrealista), dame tiempo, y no dejes de pasarte de vez en cuando por este blog u otros de red liberal, seguro que saldrán temas que me darán la oportunidad de ir aclarándotelos.

    Pablo el herrero

  7. marzo 21, 2010 12:54 am

    Amén

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: