Skip to content

Dos Asuntos

marzo 21, 2010

Lo del IVA, siendo inoportuno, no será para tanto, ni para quienes enfatizan su defensa como para quienes critican la subida. La recaudación se ha desplomado, y una subida de tipos, estando como estamos en un momento de clara recesión (y no iniciando la recuperación, como algunos quieren hacernos creer), no reportará mayores ingresos. Es más, dada la tendencia a esconder al fisco mucha de la actividad económica que se mantiene o inicia en España, el IVA no salvará al Estado de la temida bancarrota que, por otro lado, por mucho que algunos se empeñen, está muy, pero que muy lejos y no justifica, en absoluto, los augurios, críticas y temores que hoy se plantean contra la credibilidad general de la economía española. Que su gobierno lo esté haciendo fatal, no implica que España vaya a dejar de ser una de las primeras potencias económicas del planeta. No dudo que las cosas puedan empeorar, pero no tanto como a algunos les gustaría, sembrando panoramas de quiebra del Estado o expulsión del Euro. Eso, hoy por hoy, es “querencia ficción”, porque ni siquiera llega a pronóstico tendencioso.

Obama se juega su futuro político en una inminente votación en la Cámara de Representantes de los EE.UU. El sistema sanitario de ese país necesita una reforma urgente, de eso no hay duda. El coste es elevadísimo, y si bien su calidad es puntera, no tiene mucho sentido que se mantengan los vicios y taras que, además, perjudican siempre a quien menos tiene. Pero en vez de dirigir el ánimo reformista hacia más intervención, quizá deberían haber percibido que los males o fallos del “sistema” son eso, y no “fallos del mercado de la sanidad”. No existe tal cosa, o no como nos lo quieren vender: mercado libre, fiero, injusto e ineficiente de la salud norteamericana. En los EE.UU se ha intervenido parcheando el sistema y haciendo lo peor que puede hacerse desde el Estado: crear una corte de grandes empresas al cobijo de sus designios, asignaciones patrimoniales y regulación. Si los seguros son caros no es porque sea ese el valor de mercado de los servicios que prestan. Los norteamericanos soportan el coste de su “sistema” sanitario a través de dos vías diferentes: por un lado, pagan impuestos para soportar los medicare y medicaid, además del coste de las atenciones de urgencia, que son de prestación universal y obligatoria para todo hospital, público o privado. De estas últimas, el propietario soporta un 50% del coste de la urgencia, carga que repercutirá en la prima de seguro de quienes contraten con él determinadas coberturas. Es decir, aquí pagan los de siempre: los consumidores finales. Ni el Estado crea riqueza, ni es capaz de incrementarla por el mero hecho de redistribuirla. Todo lo contrario, la despilfarra, consume irresponsablemente, o peor, se la entrega a determinados sectores y empresarios que obtienen su lucro merced del expolio del resto de sus conciudadanos. Ese es el drama del sistema norteamericano. Lo único bueno es que ese coste tan elevado del que nos hablan las estadísticas, se aproxima mucho más a la realidad que las cifras que nos venden nuestros gobiernos sobre los costes per capita de nuestros sistemas sanitarios. En España obtiene la cifra dividiendo partida presupuestario por los habitantes supuestamente cubiertos, pero… dónde estamos los que además tenemos nuestro seguro privado? ¿Dónde figura el coste de los medicamentos que no están subvencionados?

Si finalmente sale adelante la descafeinada reforma de Obama (se ha rendido a los todo poderosos seguros, encantados de vivir al cobijo del Estado), se habrá errado el tiro, porque lo que realmente falla en los EE.UU, como en Europa, no es su inexistente “mercado de la sanidad”, ni sus sistemas de intervención, por muy distintos que estos sean, participen más o menos empresas privadas en la prestación final.

Saludos y Libertad!

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: