Skip to content

La estrategia López-Zapatero

marzo 27, 2010

El presidente del gobierno nunca se da por vencido, menos aún, cuando sabe que su continuidad, o lo que es más importante para él, su lugar en la historia de este país, pende del hilo del fin del terrorismo. Zapatero es tozudo y orgulloso, sabe que la negociación de algunos miembros del PSE con ETA, antes incluso de que se ganaran las elecciones de 2004, se ha demostrado fallida desde sus orígenes. Creyó el presidente que ofreciéndoselo todo a los abertzales, estos se entregarían encantados al desmantelamiento de ETA. Zapatero no sólo cree que muchas de las aspiraciones etarras son legítimas, sino que además las considera útiles al servicio de sus particulares fines políticos. Zapatero forma parte de ese sentimiento caracterizado por su recelo contra el centralismo que representó el Estado franquista. Lo cierto es que en España no ha existido Estado objetivado y en condiciones hasta que el régimen franquista lo instituyó. Creer lo contrario forma parte del pensamiento mítico general donde confluyen nacionalistas periféricos, regionalistas, republicanos o regeneracionistas… Zapatero cree que otra España es posible, incluso al margen de la realidad sociopolítica de su entorno. Un Estado español debilitado merced de la formación de Estados regionales prácticamente soberanos. Una suerte de confederalismo imposible donde el único elemento de comunión entre españoles sea el partido socialista. Ese es su esquema, básicamente, y fue esa la oferta que les hizo a los terroristas, justo en el momento en que más aislados, perseguidos y asfixiados se encontraban.

¿Por qué Mayor Oreja ha dicho lo que ha dicho? Porque sabe que el fin negociado de ETA es el objetivo de Zapatero y Patxi López. Quien crea, de veras, que el gobierno de López, apoyado por el PP vasco, es una alternativa viable que se mantendrá tras unas nuevas elecciones, es un ingenuo o un ignorante. López necesita desembarazarse del PP. Las municipales deben ser un punto de inflexión en su estrategia pública de pactos y acuerdos. Que el gobierno de España adopte medidas profundamente extremas y cuestionables para evitar que el entorno de ETA pueda presentar listas a dichos comicios, debe entenderse como el arma, la llave misma que forzará, en el mejor de los casos, la activación de un nuevo proceso de negociación.

Zapatero se equivocó, y lo sabe. La ETA de hoy no es la ETA de los ochenta. Dirigirse directamente a ellos, o en paralelo a los contactos que pudieran tenderse con la sección política del movimiento independentista, fue un error. La clave está en aislar a los asesinos, dejar que sigan en el monte, tratando de abrir fisuras dentro de la amalgama abertzale. El error del anterior proceso es que se confiaron ante determinados interlocutores. Ahora toca intentar otra vía de penetración distinta. Zapatero mantiene su oferta: todo, menos la independencia formal.

Si hoy tenemos a terroristas manejando dinero público e instituciones municipales, es por decisión de Zapatero. Si en 2011 se repite esta situación, será su tumba política. No basta con un comunicado, con una suspensión de la actividad terrorista. Zapatero necesita más, necesita un compromiso público de un amplio sector del entorno etarra, renunciando para siempre a las armas, a cambio de un proceso de negociación donde los tres objetivos sean el reconocimiento más o menos formal de la soberanía del pueblo vasco (cosa que el presidente ya reconociera públicamente durante el anterior proceso), un nuevo Estatuto, y la amnistía total o progresiva. Sin que todo esto prospere, ni López ni Zapatero sobrevivirán a 2012.

El PP, conocedor de esta situación (sin necesidad de que Mayor Oreja la explicite con tanta claridad) se encuentra en la tesitura de aguardar y ser cauto. No puede criticar que ZP arrincone a los más radicales, asfixie a los asesinos y refuerce los mecanismos para impedir que ETA se cuele en los ayuntamientos. Esa sería también su estrategia, incluso con idéntico horizonte en lo que negociar el fin del terrorismo se refiere. Lo que varía, y eso hasta Rajoy lo sabe, es la oferta final que unos y otros estarían dispuestos a presentar ante la izquierda abertzale, a modo de “contraprestación” por su abandono del uso de la violencia. En lo que estamos, y por eso el PP no ha cerrado filas con Mayor Oreja, es en el camino, el itinerario en el que populares y socialistas coinciden, a pesar de que las posiciones de partida y de llegada sean manifiestamente opuestas. Un ejemplo muy claro es el siguiente: el PP solo ha consiguido la presidencia del Parlamento Vasco. Se conformó con el gesto, por no exigir una vicepresidencia del gobierno y un par de consejerías. Desde que se formó el gobierno de Patxi López se sabe que, aun estando temporalmente en el mismo barco, cada uno lo abandonará por un lado diferente, tratando de dejar al otro con cara de tonto y en su posición inmediatamente anterior. En eso los socialistas son expertos, ya lo hicieron con la anterior negociación, dejando al PP hablando solo sentado en el pacto antiterrorista que el mismísimo ZP propusiera. Son tramposos, pero sus trampas son muy difíciles de sortear ante la opinión pública.

Mayor Oreja dijo lo que todos sabemos. Zapatero quiere el fin de ETA, pero está dispuesto a pagar un altísimo precio (sumado al que ya se ha pagado en muertes y vidas destrozadas). Su oferta sigue vigente, y nunca ha dejado de estarlo.

El PSOE es especialista en hacerse la víctima, en indignarse, en mentir con descaro y desdecirse sin rubor. Lo que realmente aterra de Zapatero es que no sea claro con la opinión pública, y que cuando alguien lo es, se lance con ánimo inquisidor tratando de despedazar al mensajero. Todo pende de un hilo. Si ETA militar se disuelve merced del entreguismo de la rama más moderada, el País Vasco será nación, Estado y lo que se tercie. Ya es la región autónoma más independiente del mundo, y quizá sea ese su nueva denominación, sustituyendo la que ahora le concede la Constitución Española.  Ibarretxe lo llamó “Estado libre asociado”, y esa, pero con otro nombre, es la opción Zapatero-López.

Saludos y Libertad!

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: