Skip to content

Una República inmadura para una España Inmadura

abril 14, 2010

Cada pueblo tiene los gobernantes que se merece, reza el dicho, y no le falta razón a la sabiduría popular.  Hace 79 años que se proclamó la Segunda República y ésta es aún objeto de veneración inexplicable en las filas de la izquierda. Parece que los nostálgicos republicanos se han olvidado de los múltiples problemas que atravesó España en ese largo lustro republicano y parece también que prefieren optar por obviar el sombrío legado de unos años de inmadurez, precipitación e irresponsabilidad política de uno y otro signos.

El pueblo español es extremoso y subjetivo. Como conjunto, tiende a actuar a impulsos, sin sopesar las consecuencias que determinadas decisiones puedan tener a medio o largo plazo. De ese modo impulsivo se actuó a la hora de redactar la Constitución del 31; de igual manera se obró al tomar determinadas decisiones para las que claramente la población española no estaba aún preparada, abusando en la utilización del poder, haciendo uso de ese típico paternalismo neoilustrado de corte socialista. Nada bueno puedo decir de las derechas, que enarbolaron la bandera de la reacción. Curiosamente ambas actitudes han traspasado el puente de la dictadura y parecen inveteradas en los políticos de las dos fuerzas mayoritarias de nuestra democracia. Lástima.

Afirmar que la Constitución del 31 reflejaba el sentir del pueblo es una soberana tontería, dado que la población española se hallaba sumida en un letárgico descontento fácilmente manipulable por las fuerzas de uno y otro polos. Y en eso, en una lucha de polos opuestos, de polos que en el fondo se tocaban, de polos que convertían la realidad política española en un esperpento, se convirtió esa república.

Faltó racionalidad a la hora de gobernar y sobraron soberbia y radicalismo. Faltó mesura, que es lo que siempre nos ha faltado a los españoles como pueblo, tan dados como somos al blanquinegrismo.

En resumen, la República fue un fracaso total. Aún andamos saldando las deudas que nos dejó: las concesiones al nacionalismo debidas a un diagnóstico precoz del modelo territorial requerido; el radicalismo inveterado e insolente de las izquierdas; la actitud rancia y casposa de las derechas….

La lección que debieran habernos enseñado 5 años de errores garrafales no ha sido del todo aprendida y en el espejo de aquella República se miran muchos de los políticos de hoy en día. Qué pena que 80 años de experiencia y muchos de dictadura no hayan sido capaces de enseñarnos nada sobre las virtudes de la moderación.

Anuncios
12 comentarios leave one →
  1. abril 14, 2010 9:36 pm

    Bienvenida al Blog!
    ATR será colaboradora del Blog en los temas y con la intensidad que ella prefiera (y yo le deje ;)). No será el único cambio, prometo una revisión de estética, contenidos, etc… Evolucionaremos!

  2. abril 14, 2010 11:46 pm

    Cómo no se es estatalista con estos tesoros: http://www.elpais.com/articulo/cultura/ciencias/arte/Corona/Siglo/Luces/elpepucul/20100414elpepucul_8/Tes

    Un saludo afectuoso.

  3. Marta permalink
    abril 15, 2010 11:24 am

    No tengo yo claro que los partidos políticos crean realmente lo que dicen. Pienso más bien que son poses que les interesa mantener con fines electorales. Decir que ahora mismo en España hay izquierdas y derechas es bastante absurdo, admito que haya poses de izquierdas y de derechas, pero no políticas reales de uno u otro signo. Lo de la república y el franquismo es un tema que ha sido muy rentable sobre todo para el PSOE. Cada vez que se acercan unas elecciones desempolvan las banderas tricolores, hablan de la extrema derecha, de los fachas y de los malos. y el PP lo mismo pero al contrario. Parecen el anuncio de zumosol.
    Yo tampoco quiero una república democrática y menos aún una monarquía parlamentaria. Me gusta el sistema americano, es mucho más moderno y democrático. Un presidente de república no valdría para mucho más que para lucir palmito y ocupar un cargo más. Para eso ya tendríamos un ministro de asuntos exteriores. Pues eso. Las nostalgias no nos darán de comer.

    • abril 15, 2010 2:29 pm

      En el fondo no te falta razón, Marta, sólo que el americano es un sistema demasiado presidencialista y eso siempre da miedo dado que puede originar políticas un tanto dictatoriales. Tener un presidente de la República no sería costoso. Lo único a lo que hemos de aspirar es a llenar de contenido las vaciedades de las así llamadas izquierdas y derechas españolas, que no se quedan sino en matices.

    • abril 15, 2010 3:23 pm

      Pues a mi me parece que la monarquía parlamentaria cumple con su papel mejor que otro sistema. Ya nos faltaba otra parcela donde los políticos metieran la mano (la jefatura del Estado) por lo menos la Corona es mas independiente. No me quiero ni imaginar una posible co-habitación de partidos en lasdos instituciones.

      • abril 15, 2010 3:28 pm

        Eso es un pelíc cobarde. Quizá con algo más de valentía podríamos hacer un régimen decente y viable. La monarquía no puede seguir siendo excusa de nuestros males como nación política.
        Saludos!

      • abril 15, 2010 4:43 pm

        Soli digo que la Monarquia, ha cumplido y sigue cumpliendo la labor de la jefatura del Estado con abnegable dedicación y competentemente. Por lo que como sistema en España es bueno…y que los experimentos mejor con gaseosa y en la cocina.

      • abril 15, 2010 7:35 pm

        El argumento de la Monarquía cumple es completamente conformista. Si nos mostramos reticentes a cualquier tipo de innovación (aunque un sistema republicano nada tiene de innovador) nunca nos moveremos. El inmovilismo siempre ha sido nuestra característica fundamental como pueblo.

      • abril 15, 2010 9:56 pm

        No es inmovilismo. Es que para para eliminar la monarquía hay que darle la vuelta al país, hay que eliminar esta constitución (porque la Corona impregna toda la
        constitución) desde el nombramiento del jefe del ejecutivo hasta la justicia…no me parece sano hacer estos experimentos. La monarquía hace un trabajo mas que satisfactorio…si la alternativa son estos políticos, me quedo con la monarquía de mano.

      • abril 15, 2010 10:33 pm

        Que conste que yo no soy necesariamente antimonárquico, pero la monarquía encierra un modelo de poder absoluto, invasivo, aunque la institución de la jefatura de Estado quede para adornar y refrendar. Prefiero poderes claros, activos, nada simbólicos, con autoridad y potestades, y sé que los pueblos necesitan de liderazgos con cierto margen y en contacto con el electorado.
        Saludos!

Trackbacks

  1. Una República inmadura para una España Inmadura | TengoPolitica.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: