Skip to content

Nadie sabe nada de gatos persas

abril 18, 2010

O como sobrevive un underground en Teherán. Esta es mi primera incursión dentro del cine persa, un docudrama dirigido por el kurdo iraní Bahman Ghobadi premiado en el pasado festival de Cannes, y lo cierto, es que no me ha defraudado en absoluto.

La peli narra la historia de Negar y Ashkan (nombre real de los actores), una pareja de músicos de rock indie iranís que acaban de salir de la cárcel por tocar música occidental. Lejos del arrepentimiento y de querer llevar una vida más acorde con la Ley Islámica, deciden perseguir su sueño, escapar de Irán y lograr actuar en un festival de música europeo, pero para ello necesitarán, pasaportes, visados, dinero y un grupo con el que tocar. En su periplo en busca de todo lo anterior, se nos muestra como en los callejones de Teherán se desarrolla toda una subcultura al margen de la ley y en lucha continua con la policía del régimen islamista. Como bien dice el director, el 90% de la cultura en Irán se realiza de forma clandestina, y no, no solo para minorías, el ayudante manager de la pareja protagonista se jacta de poder reunir a más de 400 y de 1000 personas en una reducida sala (ay del pobre si lo viera  Gallardón y su aforo limitado).

La cinta es el vehículo perfecto para enseñarnos la vida y cultura underground de Teherán, que hacen honor más que nunca a su adjetivo, terceros sótanos convertidos en estudios de grabación o establos usados como locales de ensayo rodeados de vacas. Todo ello muestra de que a pesar de la censura, las redadas, la prohibición de todo lo que suene a occidental o la pena de 70 latigazos por traficar con películas de Al Pacino, la juventud iraní seguirá consumiendo, demandando y creando todo aquello que les prohíben. Interesante también ver el conocimiento y aceptación de gran parte de la sociedad iraní de a lo que se dedican sus jóvenes, todos los padres de los grupos que vemos en la peli saben que sus hijos tocan música prohibida para el régimen pero ninguno habla de ello. Incongruencia a la que hace referencia el título de la cinta, nadie sabe nada de gatos persas, de puertas para adentro los iranís quieren a sus animales pero no les sacan a la calle porque está prohibido hacerlo.

En resumen, felicidades al director, ahora emigrado a EEUU, por mostrarnos que más allá de bombas atómicas y deseos de echar a los judíos al mar, Irán encierra una sociedad más parecida a la nuestra de lo que pensamos y deseosa de libertad, y porque su película es ejemplo de cómo el ser humano siempre encuentra algún pequeño resquicio en el que poder desarrollarse, crear y actuar a pesar de las más estrictas prohibiciones.

Crítica de El País y de Libertad Digital.

Público en su línea, dice que la película tiene tufillo a protesta: “desafortunadamente, pesa la evidente intención de ofrecer un filme de denuncia para consumo de espectadores occidentales” (sic) y critica que sus protagonistas sean demasiado pijos y modernos como para que nos interesen sus problemas, en fin…

Anuncios
10 comentarios leave one →
  1. abril 18, 2010 8:47 pm

    ¿Está prohibido sacar a los animales a la calle? ¿o quizá no quieren que se sepa que les gustan los animales porque está mal visto? ¡”Culturas” …!

    • Liberand permalink
      abril 18, 2010 9:59 pm

      Hombre, en la peli, la policía les detiene en un coche por llevar un perro. No creo que fuese por la seguridad del animal, desde luego…

  2. abril 18, 2010 9:09 pm

    Tiene muy buena pinta. Deberías poner el título en su idioma original, o algo que permita llegar al post a través de buscadores. Muy buena crítica!

    • Liberand permalink
      abril 18, 2010 10:00 pm

      Además tiene mérito por haber sido rodado practicamente de “estrangis” en Teherán.

    • abril 19, 2010 1:31 pm

      El título original (eso dice la Wikipedia): کسی از گربه های ایرانی خبر نداره

      Aunque no sé yo si sería de mucha ayuda…

      • abril 19, 2010 2:16 pm

        Se lee de izquierda a derecha, o de derecha a izquierda? 😉

      • alberto.djusto permalink
        abril 19, 2010 5:22 pm

        Yo creo que en diagonal.

  3. pili permalink
    junio 9, 2010 4:10 pm

    Tengo la gran suerte de haber estado en este pais, por motivos laborales cuando tenía 24 años. Os puedo decir que es verdad que la gente se parece mucho a nosotros, y que bajo el chador llevan ropas como las que llevamos aquí. He estado después en otros paises de religión musulmanadonde se veia rezar mucho más de lo que ví allí. Cuando estuve estaba prohibida la música instrumental con voces. Es decir que solo se oía música instrumental o cantos religiosos de solo voz.

    En todas las culturas la música acompaña a momentos de cambio, que goviernos opresores y dictatoriales tienen miedo. En teherán los cambios pasan bajo el suelo. Los padres de estos jóvenes, a los que yo conocí, no estaban de acuerdo con la represión del régimen y tenían miedo que sus hijos les delataran en el colegio, donde les enseñaban las ideas extremas de todo lo prohibido. Estoy contenta que estos hijos hoy hayan hecho más caso a sus padres que se abrieron más al exterior, teniendo en sus casas videos y música extrangera.

    Hoy voy al cine a ver la pélicula y a recordar los momentos que viví allí cuando nos invitaron a ir a una fiesta subterránea en una tienda, y no fuimos, evidentemente por miedo. Yo iba como ellas, con una túnica para no enseñar mis formas y un pañuelo en la cabeza para que no se viese mi pelo. Pero la gente con la que trabajé más permisiba que su govierno me trató con mucho respeto aunque fuese mujer.

  4. noviembre 5, 2011 10:17 am

    Yo he visto unas cuantas películas iraníes, pero ésta es muy diferente al resto, al menos lo que yo conozco. Este mismo director ha dado un giro impresionante con esta historia. A mi me ha sorprendido y mucho. Me resulta muy curioso lo que nos cuenta, esa cultura que crece a pesar de la férrea censura, esa gente con ganas de tocar, de ser más libres. Y lo de las mascotas, sin comentarios. La música de los dos protagonistas es genial.

    Dejo el enlace que le dedico en mi blog, por si te quieres pasar.

    http://tartarugamxica.blogspot.com/2011/11/nader-y-simin-negar-y-ashkan.html

Trackbacks

  1. Nadie sabe nada de gatos persas | TengoPolitica.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: