Skip to content

El día de la Tierra

abril 22, 2010

Un volcán en erupción que colapsa el tráfico aéreo, mieditis estatista mediante. Tormentas, terremotos, plagas, bacterias, virus, alimañas, depredadores, ortigas, frío, calor, viento, riadas… El Hombre, desde que es Hombre, trata de domarla, apaciguarla, resistirse a sus azotes. La tierra es el planeta donde vivimos, pero no nuestro hogar. Para hacerla confortable, acogedora y cómoda no basta con rendirle culto y respirar aire puro. La tierra es un orden donde todas y cada una de las criaturas que la habitan procuran mejorar su existencia y no padecer más de lo soportable. Si en algo se diferencia el Hombre de otros seres, es en que su capacidad de alterar y contaminar es mucho mayor, tanto, que puede incluso comprometer su propia confortabilidad presente y futura. Ese es el límite general. La propiedad privada, el particular. Y sin estos conceptos básicos, toda pantomima ecologista no deja de ser mera superstición, bobería y pose misántropa.

Desde la comodidad de nuestra tecnología, puede parecernos gratuita la mera contemplación del medio natural. Reservas naturales y viajes exóticos. Vacunados y con equipos médicos, desde la seguridad de una avioneta o la confortabilidad de un vehículo adaptado. La tierra nos ofrece hoy un atractivo espectáculo que antaño fue también letal.

Saludos y Libertad!

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: