Skip to content

30 de Abril: día de la Libertad

abril 30, 2010

No pretendo hacer un resumen riguroso del LiberAcción de este año, aunque sí comentar lo que más me ha llamado la atención.

Esta misma noche, en La Cena de la Libertad, será galardonado el resistente cubano Carlos Alberto Montaner. Sus dos intervenciones, en solitario y, posteriormente, junto a Zoe Valdés no solo han conseguido justificar sobradamente la concesión del premio de la Libertad concedido por el IJM, sino que además han logrado confirmar que la Libertad moverá siempre el ánimo de los valientes.

Más allá del disimulado debate entre Braun y Schwartz sobre si la Libertad es un valor o un sentimiento, si los resultados importan más o menos que la idea, como principio que de sentido a una estructura de pensamiento y una forma de comprender la realidad humana y social, lo que hoy ha quedado claro es que por la libertad, hay hombres y mujeres que son capaces de entregar su propia comodidad, incluso su propia vida.

Este motivo convierte al flamante premio de la Libertad 2010 en un nuevo acierto a la hora de seleccionar entre tantos posibles candidatos al galardón. Luis Reig, promotor de la escuela austriaca en España, traductor al español de sus clásicos y anfitrión, en su momento, de uno de los seminarios liberales más importantes, fue el primero en recibir este premio. Le siguieron Manuel Ayau, fundador de la universidad liberal hispanoamericana, Francisco Marroquín, y Anthony De Jasay, uno de los más lúcidos pensadores políticos y críticos del Estado que existen en el presente. Carlos Alberto Montaner es un liberal en el sentido estricto del término: nada menos que un activista por la libertad. Cubano exiliado del horror castrocomunista, porta a sus espaldas cinco décadas de lucha y esfuerzo por demostrar al mundo lo que es, realmente, el régimen castrista. Todo lo bueno y meritorio que tiene Montaner, lo tienen de maligno y deleznable quienes se afanan por defender y promocionar el Régimen cubano. No sé si sus miedos sobre la continuidad del mismo, y el peligro de su alianza con Chávez e Irán, son tan serios como se afana en denunciar, pero sí que todo guiño, ayuda o complicidad con el comunismo cubano, es culpable de la muerte, violencia y destrucción moral que han padecido y padecen las víctimas del castrismo. No se puede perseguir fantasmas o azuzar a otros regímenes criminales, sin detenerse en lo que sigue sucediendo hoy en Cuba. Esta indecencia es común entre nosotros, cumpliendo a la perfección el rasgo frívolo del progresismo español.

LiberAcción ha tenido grandes momentos, como las intervenciones de Huerta de Soto o Rodríguez Braun, tan carismáticos, o la constatación entre los presentes de que el Liberalismo es tan plural que en ocasiones se convierte en un término incómodo para muchos. Uno de los participantes presentaba su libro (¡Viva la Pepa!) sobre los méritos del liberalismo español y las grandes aportaciones realizadas a lo largo de los dos últimos siglos de historia de España. Escuchándole más de uno no hemos podido evitar el pasmo, las miradas cruzadas y el comentario en voz baja. Pero no debería sorprendernos que alguien se empeñe hoy en defender al “liberalismo de lo posible”, ese liberalismo estatista que ha sido y es dominante en nuestro país. Entender como logro ciertas “conquistas sociales” en forma de legislación, la constitución de 1978 o la seguridad social, puede sin duda alarmar al liberal inconforme y díscolo, pero no al otro, al que desde “la pepa” vive empeñado en resolver la gran cuestión de este país: construir un Estado objetivado y una Nación homogénea y vertebrada. Liberalismo estatista, nacionalista y castellano, si me permitís. Sólo de su fracaso pudo surgir con relativa fuerza un liberalismo desencantado, ácrata, “imposible”. De todo esto quien mejor puede instruirnos y aclararnos ideas es otro de los participantes, Dalmacio Negro, que ha venido a presentar su último estudio introductorio sobre las formas de Estado. Posiblemente sea de él, y no de otros, de quien mejor podamos obtener una teoría clara y suficiente sobre la naturaleza intelectual del liberalismo patrio. Hayek distinguió entre la versión galicana y la anglosajona del liberalismo.

Dalmacio, como otros autores, ha sabido diferenciar entre dos liberalismos. En LiberAcción han coincido ambos, de ahí los contrastes, las sorpresas. Seguro que muchos de los asistentes ni siquiera lo han notado, otros, más sectarios, habrán pensado, bien “si esto es liberalismo, yo no soy liberal, ergo soy Libertario, ancap, o lo que se tercie”, o bien “estos tipos son unos socialistas, unos fabianos, el liberalismo auténtico es el que yo defiendo”.  Dalmacio Negro ha dado en el blanco de la cuestión, de acuerdo con su definición de liberalismo como la forma de entender la política propia de la civilización occidental (desde la Grecia antigua –no la quebrada-, hasta nuestros días). Y esta forma no es otra que la batalla entre lo natural y lo artificial, o si se quiere, entre lo artificial y esa forma intermedia, hayekiana, de producto social espontáneo. También en lo político, no solo en lo jurídico e institucional, pude distinguirse entre aquellas formas fruto de la voluntad inmediata y completa del Hombre, y aquellas formas políticas que son el resultado dinámico de un proceso complejo y sucesivo de creación de conocimiento e interacción social. El Estado, y en este sentido, el estatismo, frente al no Estado, o antiestatismo, que nada tiene que ver con el anarquismo. Por ello, y para terminar, solo puedo hacer una recomendación: leed a Dalmacio Negro. Porque, sin menospreciar al gran De Jasay, no tendríamos que haber atravesado nuestras fronteras para encontrar una mente lúcida que comprendiera la naturaleza del Estado, como lo hace D. Negro.

Nos vemos en la cena. Viva Cuba Libre!

 Saludos y Libertad!

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: