Skip to content

Si vuelo hoy, será por el Atlético

mayo 12, 2010

No voy a Hamburgo, pero sí a Alemania. Con esto de la nube nunca se sabe. La información que se nos ha dado en España sobre el estado operativo de los aeropuertos alemanes ha sido, por lo general, falsa. Aquí se leía que Munich estaría cerrado desde el domingo sine die. Sin embargo, desde ahí me decían que los aviones desde Madrid fluían sin problemas. También anunciaron que hoy sería el día crítico, con la dichosa nube de cenizas justo sobre nuestras recias cabezas. Pero, oh milagro!, los vuelos abandonan Barajas sin problemas. Es probable que la buena nueva no dure demasiado, y que mi vuelo sea víctima de esta suerte de estado de excepción o sitio al que nos vienen acostumbrando las autoridades, públicas (no como el hospital donde al Rey le han quitado un cáncer: nódulo que cambia de forma y se expande). El Atlético de Madrid juega en Hamburgo la final de la UEFA, o como quieran llamar a ese campeonato. Miles de aficionados pendientes del Humo Negro que abandonó la Isla (Islandia, ojo. No estoy desvelando el final de Lost… o sí), incluido el Príncipe de Asturias, ese campechano segundón, con desafines y comportamiento sobreactuado (de eso LetiZia sabe mogollón), que siempre se ha declarado ferviente seguidor del equipo colchonero. No podía Fomento dejarles sin su final. Sería un escándalo, montar tamaño drama en nuestros aeropuertos. Y todo debido a… una nube de cenizas, que se desliza por nuestra atmósfera amenazando, según nos dicen, con cristalizar y descomponer los motores de los aviones. No digo yo que no exista peligro, pero sí (como ya dije en su momento, y creo que fui de los primeros, aunque fueran muchos quienes lo pensaran) que esta es otra de esas grandes oportunidades a disposición de los Estados para demostrar su capacidad de reacción y planeamiento ante situaciones críticas. Un simulacro masivo celebrado gracias a la falta de información, o a la información distorsionada, falta de rigor científico y mucho alarmismo y propaganda. Lo cierto es que, dada la magnitud de las pérdidas y trastornos ocasionados, los ciudadanos seguimos sin recibir una explicación suficiente por parte de las autoridades de aviación civil. Nunca antes fue tan sencillo declarar un estado de excepción sin depender de las exigencias constitucionales: restringir el derecho de propiedad y libre circulación, entre otros, no es baladí. Lo que consiguen, a pesar de todo, es que la población asista atónica e incrédula ante este tipo de noticias: anestesiados pero penosamente complacientes. Aquí nadie se rebela contra el poder, cuando el poder se convierte en tiranía.

Intentaré ir actualizando mi situación. Si salgo en hora, espero que gane el Atlético. Otro tema bien distinto será la vuelta…

Saludos y Libertad!

Anuncios
One Comment leave one →
  1. mayo 12, 2010 9:05 pm

    Aha, Herzlich Willkommen in der Bundesrepublik!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: