Skip to content

Cuando el fútbol es algo más que fútbol

mayo 18, 2010
by

Empezaré por decir que el fútbol no me apasiona. Siento cierto interés por el juego cuándo su práctica es estéticamente interesante y cuando incluye cierta dosis de emoción o de morbo. Suelen interesarme los derbis por este motivo. Y, desde luego, sigo a la Selección Española cuando tocan Eurocopa o Mundial. Por lo demás, ignoro el fútbol más allá de las tablas de clasificación, a las que siempre echo un vistazo para ver dónde va mi equipo.

Esta Liga ha acabado una vez más (y merecidamente) en manos de un Barsa impecable, brillante, que practica el mejor fútbol del momento. Impotente, el multimillonario proyecto de Florentino, no ha podido sino quedarse a las puertas del Olimpo, como un rey destronado. Lo cierto es que el Madrid lleva ya unos cuantos años sin ser imperial y esto puede achacarse al hecho de que la inversión de Pérez no ha conseguido crear un conjunto completo. Al Madrid le sobran jugadores como Kaká, Van der Vaart o Gago y le faltan centrocampistas y laterales de calidad, que consoliden el juego en el medio del campo, donde ha de fraguarse la creatividad con el balón. Los madridistas suponen que en la temporada que viene Florentino se hará con los servicios de alguno de estos jugadores que tan necesarios se hacen al Madrid mas Pérez parece empecinado en convertir su proyecto en una suerte de desfile de estrellas, en un conjunto más mediático que galáctico por su juego. Y le ha salido mal la jugada, pues el Barsa también se lleva el premio al equipo más mediático del momento.

Por desgracia el otro presidente, el ahora monotranquilo señor Laporta, convierte un simple deporte, el fútbol, en un arma política, demostrando en qué medida cualquier cosa puede servir para hacer campaña política. Su vil utilización de los triunfos deportivos del Barcelona no sólo repugna sino que no responde a la realidad cotidiana del aficionado al equipo culé. Hacer del Barsa la bandera del nacionalismo radical catalán que el señor Laporta se empeña en representar ensucia la limpieza de un deporte que nunca fue demasiado intelectual. Aficionados al Barsa los hay en todos los rincones de España y aunque no demasiado comprensibles, sus razones tendrán para serlo.

El Barcelona es sólo un equipo de fútbol, no el filo de la espada nacionalista con la que cercenar las cabezas de los españolitos, y especialmente de los madrileños seguidores del Real Madrid. Ondear senyeras, jugar a la provocación, manipular a la población creando una ecuación imposible, no es sino juego sucio.

Dejémonos pues de tonterías y no otorguemos más importancia ni repercusión de la que tiene a la victoria del Barcelona. Magnificar cosas pequeñas siempre fue la especialidad de los grandes manipuladores, y de la carne de cañón de los extremismos que han desfilado a lo largo de la historia creerse las deformaciones de éstos.

Un saludo

Anuncios
3 comentarios leave one →
  1. mayo 18, 2010 3:24 pm

    Los deportes de masas (normalmente los que se juegan en equipo, dentro de competiciones o no) son la traslación de la sed de sangre de los descerebrados. Y además de eso, son deporte, y el deporte es sano, creativo y bonito de ver. Sólo hay que pensar en el intento manipulador y nacionalista que ante cada éxito personal de deportistas individuales (Nadal, Alonso…) emprenden medios, políticos y demás… “Hemos ganado!”, dicen siendo solo forofos de una camiseta. Es la guerra, una guerra limpia, sometida a reglas estrictas y que solo muestra su vileza en el comportamiento de los hooligans y los directivos farfulleros. Eso es el fútbol, además de deporte.
    Saludos!

  2. alberto.djusto permalink
    mayo 18, 2010 5:50 pm

    Un comentario liberal acerca del St.Pauli no estaría de más en Red Liberal. En ese caso la izquierda está muy contenta de que se unan política y deporte. Muestra, una vez más, de la superioridad moral y asquerosa hipocresía izquierdista.

    • mayo 18, 2010 7:22 pm

      La izquierda es relativista, no debería poder presumir de “superioridad moral”, porque su moral es inconsistente. No sé a qué te refieres con lo de St. Pauli, es un club de futbol, no? Cuenta cuenta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: