Skip to content

Sanidad pasa factura

junio 17, 2010

Trini nos quiere recordar que la Sanidad Pública no es gratis. Para ello estudia informarnos mediante una factura en la sombra de lo que le cuesta al sistema público de salud la intervención a la que nos sometamos cada vez que pisemos un hospital público.

Varios apuntes:

La ministra se olvida que la sanidad pública se comporta en realidad como un seguro. En un seguro privado, el cliente paga una cuota normalmente mensual por la que tiene derecho a someterse a las determinadas intervenciones que haya contratado. Puede darse el caso de que un cliente lleve 10 años pagando sus cuotas y no haya hecho falta someterse a ninguna intervención, o por el contrario otro cliente puede llevar pagando solamente un mes y le hayan tenido que trasplantar tres órganos. Con la Seguridad Social pasa lo mismo con la importante peculiaridad de que es obligatoria, y se puede decir que no sabemos ni la cuota que pagamos al mes, ya que la sanidad pública ya no se financia con lo que pagamos de seguridad social, sino con lo que se recauda de los demás impuestos. A donde voy es que si Sanidad quiere hacernos ver que la pública no es gratis, lo que debería hacer es detallarnos en una factura lo que hemos pagado los ciudadanos de nuestro bolsillo para financiarla.

En el reportaje de El Mundo se nos dan ya algunos posibles precios: parto sin complicaciones 1600 euros, 3000 si es con cesárea, prótesis de cadera 13000, trasplante de corazón 96000. Cifras que según la directora de innovación y planificación sanitaria de la Junta de Andalucía se han llegado a ellas “partiendo del presupuesto global del hospital y del número de procedimientos que realiza de cada tipo al año, baremando (¡¡!!) estas pruebas y dividiendo el total sacamos el coste de cada intervención”. Vamos, un cálculo sencillo y rápido, que se hace en un momentito, vaya. En definitiva, el Sistema Público no tiene ni idea de lo que le cuesta cada intervención.

Interesante el apunte recogido en el reportaje, los costes en el sistema privado son alrededor de un 30% más bajos que en el público. Si los costes son más bajos y además el servicio prestado suele ser de más calidad en la mayoría de los casos, ¿qué es lo que está fallando en la pública?

Y por último, es de necios confundir valor con precio. Y eso es lo que hace el Ministerio estudiando esta medida. Nos informan del coste, cuando al cliente-paciente el coste no le tiene que importar. Siguiendo el ejemplo del reportaje, se nos dice que una zona rural los costes serían mayores que en una zona urbana porque en los centros grandes hay más posibilidad de aprovechar recursos. Tienen razón pero esta no sería la razón por la que los precios en una zona rural fuesen más caros que en una urbana. Los precios en un pueblo serían mayores porque sus potenciales clientes valorarían más el hecho de tener el hospital más cerca de su domicilio que lo que se ahorrarían acudiendo a un centro urbano más grande.

En definitiva, espero que esta medida se quede en un estudio, me parece una auténtica estupidez. Es imposible calcular el coste de cada intervención en un sistema público. Si lo que se quiere es hacer ver a los ciudadanos que la sanidad cuesta dinero, sería más didáctico y efectivo reseñar lo que pagamos de impuestos, eso o que directamente se privatice, quizá solo así sabríamos de la cantidad de dinero que hemos estado derrochando.

Anuncios
6 comentarios leave one →
  1. junio 17, 2010 9:24 pm

    Muy bueno. Te estás especializando en estos temas, eh! Por cierto, no sólo es injusto que se nos restriegue el supuesto coste de una intervención cuando nuestra contribución al sistema es continua y se presume su carácter asegurador, sino que además, no todos pagamos la misma prima, ni la prima se calcula en función de nuestras caracterísitcas personales: es un sistema redistributivo, pero no solo en función del azar y la contingencia (como cualquier otro seguro al que se accede voluntariamente, de ahí su licitud), sino en virtud de un criterio igualitario nutrido gracias al expolio y la coacción.
    Saludos!

  2. Hiel permalink
    junio 17, 2010 10:33 pm

    Lo de los socialistas gobernando (es un decir) está llegando al paroxismo. ¿A qué esperan para “facturar en la sombra” no solo el coste de la nefasta sanidad pública, sino también cada uno de los euros que roban continuamente a todo el que pise suelo español?
    Hasta los carteristas que introducen lo que queda de lo que han robado en cualquier buzón muestran más respeto que el Estado.
    Asco dan.
    Saludos.
    YO NO LE VOTÉ: ^^

  3. junio 18, 2010 12:34 pm

    Yo acepto que me manden todas las facturas que quieran sobre los supuestos regalos que me concede el estado del bienestar a cambio de que a ellos les manden de mi parte las facturas que pagamos para que conserven sus puestecitos en todas y cada una de estas bicocas que se han construido. Luego las comparamos, y el que gane se va del país.

  4. Marta permalink
    junio 18, 2010 12:40 pm

    Totalmente de acuerdo.
    Primero es de mal gusto. Imagínate decirle a un tipo operado de corazón que se ha dejado 90.000 eurillos en la operación, pero sin rencores ni nada, o recordarle al de la diálisis cada día que va a enchufarse al aparatillo lo que nos cuesta. Pero sin rencores tampoco.
    Además, es cierto que la sanidad española no es gratuita. Yo he vivido en Inglaterra y Dinamarca y allí sí es realmente gratuita y universal, vamos, que nos acogimos al sistema antes de estar trabajando y en cuanto empiezas a vivir en el país tienes derecho a asistencia sanitaria gratuita sin necesidad de estar trabajando. En España ya que pagamos lo lógico es que se pudiera elegir si pública o privada. Al final, lo que has comentado. Como en España suele funcionar mejor lo que tiene gestión privada, pues que privaticen la sanidad o nos den a elegir.
    Lo de la factura viene porque si no saben hacer nada más ni tienen ideas ni nada, en algo tendrán que gastar su tiempo y nuestro dinero. A ver cual es la próxima idiotez que se les ocurre y de qué ministerio viene.

    • junio 18, 2010 1:30 pm

      No hay nada gratis, aunque el ciudadano tenga esa sensación: no pagar por un servicio que recibimos, bien en forma de prima de seguro o directamente soportando el precio del servicio en sí, no quiere decir que el servicio tenga coste 0. La sanidad se financia vía impuestos, que todos pagamos en mayor o menor medida. Todos soportamos el coste de la sanidad pública, hagamos o no servicio de ella, y con indiferencia de la prestación que recibamos. Los contribuyentes se dividen en dos grupos: receptores netos y pagadores netos. Los primeros son aquellos que, bien pagan muy pocos impuestos, o bien reciben una prestación que supera con creces todas las aportaciones realizadas. Esto último sucede en los seguros privados, y es una redistribución legítima, en la medida que todos los miembros del seguro realicen sus aportaciones de manera voluntaria y en virtud de una póliza que cubra tales siniestros. Los pagadores netos se dividen a su vez entre quienes pagan pero nunca llegan a recibir prestaciones equivalentes o superiores al coste soportado personalmente, y por aquellos que, además, no hacen uso alguno de la sanidad pública porque prefieren contratar un seguro privado con similar cobertura. Un seguro vive de que el coste de los siniestros no supere los ingresos por póliza y su capitalización. La sanidad pública, sin embargo, lejos de ajustar como lo haría un seguro privado (despilfarra y vive del fisco, por lo que dispone de más de lo que debería y así tiende a descontrolar su gasto, o a desconocer el coste de cada concepto), vive gracias a que muchos pagamos dos veces. Quienes pagan impuestos y además se pagan un seguro privado son los garantes de que la sanidad pública mantenga la ficción de sostenibilidad. Así que de gratis nada, solo que a algunos les sale más barato que a otros (se percaten o no de ello).
      Saludos!

  5. Alberto permalink
    junio 18, 2010 7:24 pm

    Mi abuelo, mi padre y yo toda la vida cotizando y ahora ¿viene a enseñarme la factura?.
    Pereo de que va?
    que le envie la factura a los que en su vida an cotizado y a los que lleven menos de tres anos cotizando.
    Cuanto va a costar hecer y enviar la factura?
    más vale que ese dinero lo guardasen y paguen las deudas en la que nos han metido, pero ya se sabe tanto se ha presupuestado (para las facturas), tanto me llevo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: