Skip to content

Terrorismo solar

junio 24, 2010

El sol da mucho de sí: subvenciones, pelotazos, melanomas y paquetes sospechosos. Cuenta LD que Gabriel Calzada, presidente del IJM, recibió un sospechoso paquete que no se atrevió a abrir sin que previamente pasara por un escáner (hizo bien). Resulta que lo enviaba “una empresa solar”, que el diario digital no quiere o no se atreve a identificar. En el interior del paquete había un filtro de gasoil y una pieza de rosca. Separadas, nada, pero juntas y unidas a otros artilugios, o extirpadas del motor de un coche, por ejemplo, pueden ser realmente peligrosas. Todo ello, y según declaraciones del afectado (que se puso en contacto con quien enviaba el paquete) , es una respuesta de la innominada empresa por los artículos e investigaciones llevadas a cabo por Gabriel y el IJM, sobre el gran fraude de las energías renovables y, en concreto, el escandaloso caso de la energía fotovoltaica (eso dijeron en la “empresa solar”).

Lo primero de todo, mi apoyo a Gabriel y, como siempre, a la labor que desempeña el Instituto Juan de Mariana, del que soy orgulloso miembro. Ser crítico equivale a ser molesto. Sólo una mente totalitaria da el siguiente paso, convirtiendo la molestia en objeto de exterminio. Que el consenso político e intelectual prefiera no estudiar con interés y objetividad la gran problemática que despierta la promoción pública de las energías verdes, no implica que todos seamos igual de cobardes. Gabriel y el Instituto, contra viento, marea, patrocinadores (ojo, no precisamente petroleras), y lo que esté por venir, han hecho de la libertad de expresión y el ánimo crítico su estandarte de opinión, prueba de la honestidad con la que estudian las graves consecuencias que ha tenido y tiene la política energética occidental de las últimas décadas.

Mi recomendación: denunciar, poner negro sobre blanco el nombre de esa “compañía solar”, y dejar que sean los tribunales quienes aprecien si realmente se trata de una amenaza seria y creíble. Al margen de las responsabilidades penales que pudieran derivarse de semejante acto de terrorismo y desprecio por la libertad de expresión, es nuestro derecho y nuestra obligación seguir apoyando a todo el que se sale del consenso, denunciando las medias verdades o las mentiras que hoy en día reinan sin oposición y comprometen el  futuro de todos.

Un abrazo Gabriel!

Actualización: Vaya, son errores de mensajería…

Saludos y Libertad!

Anuncios
7 comentarios leave one →
  1. junio 24, 2010 11:13 pm

    Que de sinvergüenzas hay por el mundo. Todo mi apoyo a Gabriel. Espero que todo quede en una mala pasada.

  2. Sanders permalink
    junio 25, 2010 12:52 am

    Dios santo, lo que me quedaba que leer.

    Pero por otra parte, quien se sorprende de la actitud de los “vascos, vascos”.

    Mi mas firme apoyo y ánimos al Sr Calzada.

    • kokoliso permalink
      junio 25, 2010 4:55 pm

      No he visto nada que apunte a los “vascos,vascos” en el comentario, podría usted ilustrarme.

      Sobre el tema del artículo, me parece muy mal que nadie amenace físicamente a nadie, lo que cuenta parecen procedimientos mafiosos. No se pueden consentir y hay que denunciarlos siempre.

    • junio 27, 2010 8:12 pm

      No sé por qué, la verdad. Eres un pesadito Isidoro. Los hechos son extraños y la hipótesis no parecía descabellada. Aun así, se tomaron ciertas cautelas, y no se ha dudado en rectificar dando traslado de lo aparente. No sería la primera amenaza que recibe, pero sí la más sorprendente, de ahí la alarma. Aclarado el tema, deja ya actitud tuya de toca narices.
      Saludos!

  3. junio 28, 2010 12:01 pm

    “Los hechos son extraños y la hipótesis no parecía descabellada.”

    La hipótesis en cuestión es, básicamente, la que sigue: “Son vascos, son etarras”. Algo intelectualmente insuperable. Además de dar tres millones de patadas a la deontología periodística. Pero son cosas que pasan cuando hacen periodismo los hooligans, fanáticos y pelotas como usted y los del IJDM.

    • yosoyhayek permalink*
      junio 28, 2010 1:22 pm

      Son navarros, no vascos, y no creo que fuera ese el motivo de la sospecha. Por otro lado, aunque tuvieras razón en algo, no te la daría 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: