Skip to content

La deuda de Gallardón II

septiembre 9, 2010

Intuyo que Barcelona está en peor situación financiera que Madrid cuando el Gobierno ha decidido abrir el grifo sometiendo la posibilidad de nuevo endeudamiento para los ayuntamientos a un criterio tan arbitrario y poco racional como es el porcentaje de deuda sobre ingresos corrientes de estas administraciones.

Lo que realmente importa en temas de endeudamiento no es tanto la suma del importe de los créditos contraídos por un agente. Se puede ser perfectamente solvente con un 500% de deuda sobre los ingresos corrientes, por ejemplo, siempre que los gastos corrientes, incluido el pago del interés de esa deuda, puedan ser afrontados sin recurrir a nuevo endeudamiento (siendo extremadamente conservadores). Y esto es más o menos lo que sucede con Madrid. Primero, que un 160% sobre los actuales ingresos corrientes no es ninguna locura, teniendo en cuenta que éstos cayeron estrepitosamente desde que comenzara la crisis. La capital tiene esta deuda fundamentalmente por la costosísima remodelación de la M-30. De los 6779 millones de euros de deuda total, prácticamente 6000 proceden de dicha intervención. Teniendo en cuenta que su financiación fue prevista a muy largo plazo y que en el momento en que se realizaron los principales desembolsos el crédito estaba muy barato, por mucha corrección que haya habido en el cálculo del interés sobre esta deuda en concreto, no parece que haya descabalgado el esquema de gasto del ayuntamiento. Sin embargo, otras ciudades, con deudas nominalmente inferiores, sí están teniendo graves problemas financieros porque sus ingresos corrientes son incapaces de soportar sus gastos corrientes, a lo que debe añadirse el interés de la deuda ya contraída y la que han ido contrayendo como única salida para no quebrar.

Al margen de los efectos demoledores que tiene que las administraciones públicas se endeuden hasta estos niveles, Madrid está demostrando (que la hayan excluido del grupo que se beneficiará de la nueva apertura de grifo apunta en este sentido) que puede sobrevivir a pesar de todo. Madrid no es Teruel, pero tampoco Sevilla o Barcelona. No vale dividir por habitante y tratar de compararlas en deuda per cápita. Importan los ingresos y gastos per cápita, importa su situación económica general así como la riqueza de sus habitantes. Hay ciudades que están pasándolo mucho peor que Madrid por culpa de sus respectivas estructuras financieras, pero también porque no son capaces de colocar nueva deuda a un coste soportable a corto y medio plazo.

Aunque lo parezca, este post no es una palmadita en la espalda de Gallardón, si bien lo cierto es que él se presentó a unas elecciones con un proyecto de 6.000 millones bajo el brazo, y ganó. Pero con independencia de lo anterior, Gallardón es responsable, para bien o para mal, de las inversiones realizadas. Si éstas responden a lo que los consumidores realmente demandan, perfecto, porque dentro de lo malo la acción pública no habrá dilapidado tantísimo la riqueza de los ciudadanos. Esto nunca sucede, dicho sea de paso, pero en la medida que en apariencia resulte creíble el acierto de una inversión pública, será más fácil para los intervencionistas defender esta práctica institucionalizada y generalmente aplaudida.

A Gallardón hay que pedirle mucho, y no exactamente en el sentido de exigir su dimisión o abogar por su derrota electoral. Gallardón se la ha jugado con el apoyo mayoritario de los madrileños: 2000 euros de deuda per cápita no es demasiado, pero lo que importa es que dicho endeudamiento haya merecido la pena. ¿Cómo comprobarlo? Privatizando la M-30. Para ello habría que encontrar quien la quisiera a cambio de unos 6.000 millones, que una vez ingresados deberían ser destinados a la amortización de deuda que más conviniera, y nunca tomados como ingresos corrientes, que es lo que suele suceder con las privatizaciones, traducidas siempre en un mayor gasto público. El honor de Gallardón pende de un hilo, porque si su gran empresa no valiera algo más de su coste, sí querría decir que los madrileños habríamos sido gravemente perjudicados.

En términos de deuda, solvencia y demás, me temo que son otros alcaldes los que deberían caer primero, porque le pese a quien le pese, la situación financiera de Madrid no es mala del todo. Aquí lo que se pretende obviar es lo disparatado del actual sistema de financiación local, además de ser una causa principal de esta crisis económica.

Saludos y Libertad!

Anuncios
20 comentarios leave one →
  1. Zelsky Song permalink
    septiembre 9, 2010 11:36 pm

    Buena reflexión. Últimamente, respecto de Gallardón, no se suele razonar.

  2. septiembre 10, 2010 2:24 am

    Yo aplaudo esa medida intervencionista. Peo mas allá de eso creo que sino se deja contraer mas deuda a los municipios debe hacerse con todos ellos. Aquí en La Coruña gracias a que la empresa municipal de aguas da dinero se ha mantenido el presupuesto equilibrado. Ascendindo la deuda al 7%.

  3. septiembre 10, 2010 2:28 am

    Y coincido plenamente con lo que dices al final que se pretende esconder la pelota de la financiación local y que es gran responsable de la crisis. No coincido con tu idea de privatizar algo que se ha hecho con el erario público. La M30 es vuestra y si fuera madrileño me molestaría que se vendiera. Debe ser por eso que en La Coruña gobierna PSOE desde las primeras elecciones democráticas, aunque aquí en Galicia decir socialista de Coruña quiere decir mas conservador.

    • yosoyhayek permalink*
      septiembre 10, 2010 10:55 am

      También digo que lo obtenido por la venta serviría para amortizar deuda de la manera más conveniente. La M30 será nuestra, pero también la deuda pública necesaria para su construcción. Privatizándola tendríamos m30 (no hace falta que algo sea de nuestra propiedad para que podamos disfrutarlo, para eso están los contratos) sin deuda ni gastos corrientes de mantenimiento, Oh milagro! Así que todos saldríamos ganando, porque eso querría decir que únicamente sus usuarios sostendrían dicha infraestructura y siempre de manera voluntaria. Es la ventaja de lo privado, que siempre es justo y mucho más eficiente 😉

  4. atr permalink
    septiembre 10, 2010 2:01 pm

    Está claro que si han de poner trabas a un ayuntamiento ése va a ser el de Madrid, porque incomoda que pese al endeudamiento Madrid sea una ciudad que funciona. Si el alcalde fuera socialista otro gallo cantara

  5. septiembre 10, 2010 2:08 pm

    Ah! ¿Pero el alcalde no es socialista?? (es broma)

  6. septiembre 10, 2010 2:08 pm

    Yo votaría por Gallardón sin pensarlo en Madrid.

  7. atr permalink
    septiembre 10, 2010 2:44 pm

    Yo lo he votado siempre, y no me considero pepera.

  8. atr permalink
    septiembre 10, 2010 3:18 pm

    Oye, que una no tiene que responder por los “pecados” y deslices ajenos, aunque sean de familiares, je.

  9. jashondo permalink
    septiembre 11, 2010 8:01 am

    Para privatizar solo hace falta crear una empresa que gestione la M30,seguramente ya haya una empresa publica participada por el ayuntamiento haciendolo y sacarla a Bolsa.¿En el MAB?.Lo peliguado es fijar un canon o precio por la circulacion de los coches que ingresaria esa empresa.Ese precio seria fijado politicamente.No hay forma de que eso precio lo fije el mercado.Tras esa operacion,para no suicidarse politicamente,Gallardon deberia reducir sustancialmente los impuestos,tasas,precios publicos,costes de licencias y demas.Para ese viaje ,otra solucion , seria que la empresa M30 emitiese bonos a un tipo de interes y que los tenedores de esos bonos obtuvieran deduciones fiscales en el Ibi o cualquier otro impuesto municipal.El precio de los bonos estaria marcado por la duracion de la concesion y el canon de uso.

    El problema es que con iniciativa privada y sin padrinos politicos no habria GURTEL y para los del PP hace demasiado frio ahi fuera.

  10. septiembre 11, 2010 2:15 pm

    La grandeza del libre mercado y las privatizaciones, que para que no lo lleven los odiados funcionarios se vende y al final hay peor servicio, más caro y el empleado cobra menos porque todo se lo queda el intermediario que ha pagado por la concesión. Peor servicio, peor pagado.

    • atr permalink
      septiembre 11, 2010 3:40 pm

      He de confesar que esa es mi experiencia en muchos casos. La privatización no siempre funciona y los “utópicos” principios teóricos que sostienen los que abogan por la libre competencia total y absoluta llevan a que el usuario pague con un pésimo servicio, y caro además. Eso no quiere decir que el Estado sea una especie de madre, padre y nodriza a la par. En fin, creo que es un tema que abre brechas entre la opinión pública y en el que la gente suele posicionarse guiada por el salario…

      • septiembre 12, 2010 9:24 pm

        No confundamos “privatización” con mercado libre. Lo que se privatiza, previamente fue público, se pensó desde esa mentalidad, se construyó guiado por ciertas necesidades, objetivos o planes, se mantuvo vía presupuesto, es decir, a ciegas respecto del valor de lo producido. Privatizar no supone crear un mercado libre, sino que, habitualmente lo que se tiende es a generar o diseñar un pseudomercado profundamente intervenido.
        La M30 no responde a un esfuerzo inversor de un agente privado, participando en un mercado de las infraestructuras de transporte intraurbano para vehículos de automoción, básicamente porque esto último no existe. La decisión de construirla fue fundamentalmente política, y su coste se midió en función de su inclusión en la estructura financiera y de gasto de una administración pública. Al privatizarla los postores no sólo apreciarían el valor de mercado del bien, sino las subvenciones y privilegios que al adquirirlo podrían obtener de la administración enajenante. No creo que exista un precio de mercado para los servicios que provee la M30 que haga rentable la inversión necesaria que haría falta para que el ayuntamiento obtuviera exactamente lo que le costó hacerla.
        Y esto sucede con los ferrocarriles, que son los que el Estado planificó y al privatizarlos exige a los nuevos adquirentes que mantengan ciertos servicios pese a que estos sean profundamente deficitarios e ineficientes. Sucede con la sanidad, que siendo pública se dimensiona a ciertos niveles y asume estructuras de gasto que si hubiese sido siempre privada nunca se habrían dado. Es decir, que al ver los defectos de las privatizaciones debemos profundizar en las causas, el supuesto mercado resultante y de dónde proceden exactamente los vicios que, recurrentemente, son utilizados para criticar el libre mercado. No basta con comentar lo aparente, lo que nos resulta obvio, porque hay más condicionantes. O es que alguien se plantea que la producción y distribución de alimentos debería ser pública. Es tanto o más importante que la sanidad y sin embargo un mercado relativamente libre ha sido capaz de proporcionar unas dosis de eficiencia más que suficientes. Y así en tantos y tantos mercados que proveen bienes y servicios indispensables para nuestra vida.
        El principal problema de toda privatización es el origen público de lo que se privatiza, y no el tipo de bien o servicio de que se trate.
        Saludos!

  11. septiembre 11, 2010 2:17 pm

    Le pagaron 60.000 euros para hacer los presupuestos del ayuntamiento de Ferrol a una gestora privada que lo hizo tan mal que hubo que modificarlo por los técnicos del ayuntamiento (funcionarios) con lo que se perdieron 60.000 euros. Y así millones de ejemplos.

  12. Marta permalink
    septiembre 14, 2010 10:01 am

    Esta bien que se modernicen las ciudades y que se vaya avanzando. Recuperar el río para Madrid ha sido una de las obras más inteligentes que se han hecho en la ciudad (y eso que aún no está terminada).
    En contra de Gallardón he de decir que debería soltar un poco el cinturón con el que nos tiene apretados a los madrileños. Pagamos demasiados impuestos sólo por vivir en esta ciudad, que se ha encarecido exageradametne desde que está este señor. Es cierto que hace obras necesarias y que mejoran la calidad de vida de los ciudadanos, que moderniza Madrid y que pese a quien pese le ha hecho un buen lavado de cara. Pero visto que el dinero no es sólo suyo, que lo pagamos entre todos y a algunos nos cuesta, podría tener algo de misericordia e ir más despacio, sin ahogarnos.
    Pd- ¿Qué pasa con Anguita? ¡¡De momento sigue habiendo libertad de expresión!!

    • Yosoyhaye permalink
      septiembre 14, 2010 1:03 pm

      No pasa nada, jeje, Como dijo Felipe González, “Aznar y Anguita son la misma mierda”, asì que muy malo no debe ser 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: