Skip to content

AU REVOIR, MONSIEUR CHABROL

septiembre 15, 2010
tags:
by

La levedad de la muerte es a veces increíble. Todos morimos, ya se sabe, y cuando alguien es viejo no sorprende su fallecimiento. La muerte de Chabrol me dejó casi indiferente, pese a que se trata de uno de mis directores predilectos. La esperaba tal vez? En plena madurez y sin que desfalleciese su vigor creativo su muerte, sin embargo, no me ha pillado por sorpresa. Misterios de la psicología humana.

Chabrol fue el director más clásico de la Nouvelle Vague. Sus intereses no requerían de una sofisticación cinematográfica excesiva. La virtud de sus obras reside en la aparente simpleza de las mismas. Digo aparente porque lo que parece simple no siempre lo es y en el caso de Chabrol, el cineasta francés demostró durante muchas décadas su asombroso dominio de la técnica cinematográfica.

 Fue un maestro del guión. Dominaba también los diálogos y nunca precisó de una puesta en escena excesivamente barroca o de una temática presentada de un modo iconoclasta. Su obsesión: el mundo rural francés, todos los aficionados a Chabrol lo sabemos. Y aunque agitara su coctelera una y otra vez y en ocasiones, acaso, cayera en lo formulaico (de su propia fórmula) no nos llegaba a cansar y muy a menudo nos deleitaba con verdaderas joyas del cine. El espectador más impaciente , el más exigente, nunca se aburre con Chabrol. Chabrol siempre entretiene.

Si he de escoger dos películas sin duda me quedo con El Carnicero y con El Bello Sergio. La primera, en la que recoge las enseñanzas de Hitchcok, es una obra maestra del cine de suspense que va más allá de su género. En cuanto a la segunda, que para mi gusto tiene ecos del neorrealismo italiano, es un retrato brillante del personaje central, Sergio (Serge). Al espectador se le deja la tarea de juzgar. En eso fue Chabrol un gran virtuoso.

No es fácil maridar a Chabrol con otros directores de su generación. Pese a que se le inscribe dentro de la llamada Nouvelle Vague nunca he dejado de pensar que fue un director no sólo muy particular sino que sus postulados estéticos nada tenían de revolucionarios, ni de rompedores…Tampoco es el caso de Rohmer, otro de los recientemente fallecidos, pero sí es cierto que salvo Godard los cineastas de la Nouvelle Vague mostraron su dominio del guión. No será este un buen momento para cuestionar la maestría de Godard? No entro en polémicas y me limito a señalar que Chabrol murió activo, como quien dice. Fue un director prolífico y en la última década nos dejó obras resaltables, especialmente la  fantástica Una Chica Cortada en dos, en la que plantea una relación entre una joven impresionable y un respetable escritor maduro.

Que sirvan estas palabras de homenaje sentido a un director que me ha hecho disfrutar con el cine y al que admiro tanto por su discreción como cineasta como por su rechazo hacia lo pretencioso. En paz descanse uno de los grandes del cine.

Anuncios
2 comentarios leave one →
  1. septiembre 15, 2010 6:31 pm

    Desde luego que es un cine que desconozco, pero seguro que se debe a tantos años sin ir a la filmoteca contigo, así que ya sabes, si termina habiendo un ciclo Chabrol, alguna iremos a ver, verdad?

  2. atr permalink
    septiembre 15, 2010 8:06 pm

    Estoy segura de que harán un ciclo así que podremos ver pelis de Chabrol en la filmoteca. No sé si te gustará, porque es difícil acertar contigo, pero desde luego te garantizo que no es un director pedante, ni estrambótico. Ya escogeré las pelis cuidadosamente…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: