Skip to content

El eterno candidato

octubre 9, 2010

Le pasó a Borges. Se quedó, muy inmerecidamente, a las puertas del Nobel. En los mentideros literarios se comentaba que Borges, al no haber cultivado la novela, no podría obtener el premio. Pero la Literatura con mayúsculas, la gran Literatura, no entiende de géneros. Y Borges fue, además de gran cuentista, un excelente poeta.

A Vargas Llosa le ocurría otra cosa. Su ideología, se susurraba, le iba a impedir acceder al Olimpo. Como si no lo tuviera ya garantizado. Como si aunque no hubiese recibido el premio Vargas Llosa no fuese a ser considerado como uno de los grandes prosistas del siglo XX. Pero el Nobel es otra cosa, y aunque está perdiendo crédito y acaso en un par de lustros comience a ser una caricatura de sí mismo, una especie de Planeta a lo flamboyante, sigue teniendo su peso recibirlo. Que se lo digan a Vargas Llosa.

También Borges, que flirteo con el conservadurismo, lo tenía difícil para ganarse la simpatía de los académicos. Pero la ideología y el arte están divorciados y gran pecado es juzgar moralmente a un escritor.

Independientemente de que Vargas Llosa sea un tipo que ha luchado por implantar los valores democráticos, que ha radiografiado los males de Sudamérica, dejando al desnudo el calado de su clase política , el peruano es un gran escritor.

Desde que comenzara, en los 60, su andadura literaria ha tenido la virtud de presentar un conjunto de novelas consistente en cuanto a calidad. Su fecundidad no ha mermado su capacidad como literato y a su actividad literaria ha unido su actividad como político, ensayista y articulista .  Hombre polifacético, si no nos hallamos ante un maestro de la palabra, ante alguien que se piensa cada frase cuatro veces, si nos topamos con un contador infatigable, entretenido, humorístico, con un escritor que ha optado por escribir para que se le entendiera, para que se le leyera, como Lope. Es una cualidad que admiro en él. Su calidad literaria no ha sucumbido a los encantos de la serpiente torremarfileña, de ese mensaje elitista de quienes piensan que el arte sólo es patrimonio de unos pocos y que el lenguaje no es comunicación cuando de literatura se trata. Pues qué es entonces? En Vargas Llosa queda claro: entretenimiento, calidad literaria y contenido. Quizá su lucha tácita, pero implícita, consciente, deliberada, tiene que ver con la necesidad de hacer llegar si no un mensaje concreto, pues no es Vargas Llosa un moralista, sí un retrato de la sociedad y del ser humano que invita a la reflexión. La literatura, para pasar a ser canon, no tiene por qué buscar el obscurantismo y refugiarse en lo arcano.

Como ensayista ha centrado su atención en el análisis literario y ha mostrado su devoción por la seducción y por Flaubert, quizá dos polos opuestos. Sorprende descubrir la fascinación que siente por el literato francés pues éste representa, literariamente, una corriente de culto a la palabra que se aleja del gusto popular. Sin embargo, Madame Bovary es una de las novelas más leídas en Occidente y tal vez ese purismo, unido a la rotundidad narrativa de Flaubert, fue lo que atrajo a Vargas Llosa.

No se ha concedido el premio al hombre, pero sí hay que resaltar que el peruano ha sido un infatigable defensor de la libertad y no ha escondido jamás su vocación política. Tal vez su derrota en las urnas le agrió el carácter y sólo podemos aventurar qué hubiera sido de un Perú dirigido por Vargas Llosa. Quién sabe si un desastre.

         Que este premio les sirva a los hispanohablantes para reafirmar su defensa de un idioma, el español, que no sólo se encuentra en expansión sino que ha sido y sigue siendo vehículo de una tradición literaria de primera clase. Y para coronar con laureles lo que ya era un secreto a voces.

Anuncios
7 comentarios leave one →
  1. octubre 9, 2010 6:50 pm

    Dicho queda 🙂

  2. agustin permalink
    octubre 9, 2010 10:31 pm

    Se nota que no las leído una página de Flaubert en tu vida, y desde luego nada de Madame Bovary. ¿Flaubert y seducción polos opuestos? ¡Qué barbaridad! ¿De qué va si no Una educación sentimental? ¿Y Salambó? Chico, se puede ser víctima de la LOGSE, pero que no se note tanto.

    • Yosoyhayek permalink
      octubre 9, 2010 11:45 pm

      Vete preparando, Agustín, porque quien ha escrito este post ni ha sido víctima de la Logse ni es un chico, es más, puede que sepa bastante más que tú sobre el tema, asì que no me extrañaría que su respuesta te ponga en tu sitio. No se puede ser tan soberbio en los comentarios, hombre!

    • atr permalink
      octubre 10, 2010 9:22 am

      Qué tipo más absurdo! Soy una fanática de Flaubert, mucho más que de Vargas Llosa. No sólo me he peinado toda su obra sino que me he releído la misma. Realmente llegó a obsesionarme Flaubert así que deja de opinar sobre las opiniones de la gente, sobre todo, si no sabes si tienen o no idea de lo que hablan.
      Te recomiendo su Correspondencia, por cierto, sabihondillo. Una delicia.

      • atr permalink
        octubre 10, 2010 10:05 am

        Dónde he dicho que Flaubert y la seducción son polos opuestos? He señalado que la poética de Flaubert y la de Vargas Llosa lo son. El primero se encerró durante cinco años para escribir Madame Bovary. Reescribía párrafos, capítulos, pasajes. Tenía un concepto elitista del arte de escribir. Cuestionaba continuamente su obra. Vargas Llosa es más espontáneo y, por ello, también más prolífico.
        Los gustos literarios de los escritores, son curiosos y sorprendentes, porque muchas veces no tienen mucho que ver con su práctica como escritores.

        Un saludo,

  3. Toby permalink
    octubre 10, 2010 1:16 pm

    Muy bien ATR.

    Varguitas ganando el premio me hace pensar que el mundo es mas justo que parecia.

    Yo no estoy de acuerdo que hubiera sido un presidente fracasado. Cualquier persona podria haberlo hecho las cosas mejores que Fujimori, Garcia y todo los demas quien han sido lideres de este pais.

    • octubre 10, 2010 3:11 pm

      Estoy de acuerdo con Toby, creo que la derrota de Vargas Llosa frente a Fujimori se ha dulcificado con los años a la vista de los resultados del mandato del “chino”. En Sudamérica sobran caciques y socialismo; cuando logran evitar uno de ambos (no digo los dos por no pecar de ingenuidad), las cosas acaban mejorando sensiblemente en muchos aspectos.
      Saludos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: