Skip to content

La libertad de Dragó

octubre 29, 2010

Soy de los que piensan que Dragó no lleva bien la senectud, sobre todo por ser poco prudente. Pero es libre incluso para explayarse sobre sus escarceos o fantasías sexuales, por muy soez que sea el lenguaje que utiliza o políticamente incorrectas sus confesiones. Demonizar el hacérselo con una adolescente de 13 años es pecado reciente, una incorporación moral o cultural que contribuye a la hipócrita infantilización de la sociedad. Las menores de edad también fornican y en ocasiones buscan practicar sexo con tipos mayores, y lo cierto es que Dragó, en la historia en la que se recrea, no contaba con muchos más años que las jóvenes japonesas. Pero es que aunque no fuera así, repito, lo de tratar a los menores de esa manera, es tan reciente y artificial que no hace falta hacer culto a Tiberio para no poner el grito en el cielo.

Lo que repugna es que semejantes batallitas las cuente un abuelete desinhibido que no comulga con la izquierda dominante. Dragó es un socialista, de los duros, de los que quieren parecer liberales, y lo cierto es que en todo lo que atañe al cuerpo, su desenfreno carece de tapujos. Es víctima del complejo freudiano, ese que concibe a la moral, la educación o los frenos culturales, como artificios represores que despedazan la psique humana y merecen ser totalmente abolidos. Poco importa la supina ignorancia sobre los pormenores de cada regla, lo principal es parecer que se condena el encorsetamiento sexual del individuo, convirtiéndolo en víctima de una civilización perversa. Dragó asume con su lenguaje esa lógica psicoanalítica que, por otro lado, es uno de los ejes que vertebran la socialdemocracia hoy imperante. La libertad del cuerpo frente a cualquier otra cosa, la híper-sexualización del individuo y sus anhelos. El defecto de Dragó es que carece del carné de progre y sus palabras a las claras no sientan bien ni son consentidas por el inquisitorial espíritu de la izquierda.

Nada de lo que ha escrito Dragó debería repugnar a una persona tolerante, porque la repulsión encierra un tipo de juicio de valor, una condena, de tintes liberticidas. No sabemos, ni podemos suponer, que al acostarse con las púberes niponas, FSD perpetrará un abuso, una agresión o incluso una violación. Semejante prejuicio es más propio de mentes estrechas, de auténticos reprimidos carentes de espíritu, de radicales acomplejados y enajenados por la doctrina feminista, que convierte a la mujer siempre en víctima so pretexto de liberarla del yugo machista (bonita contradicción).

El ejercicio de persecución, desprestigio y mofa salvaje que “El intermedio” de Wyoming viene practicando los últimos días deja al descubierto el verdadero carácter inquisitorial de estos “intelectuales” de medio pelo. FSD no es santo de mi devoción, creo que tiene muchísimos defectos y objeciones, no me gusta como escribe ni la pose que adopta habitualmente, pero sin duda se trata de un rompedor, un innovador moral, de un inteligente disconforme, que pertenece a esa clase de personas en gran medida dogmáticas, curiosamente imprescindibles para combatir el dogmatismo y su pensamiento único. Y no es que Wyoming sea un furibundo puritano, lo que sucede es que Dragó no está en su lado del cordón sanitario.

Saludos y Libertad!

Anuncios
20 comentarios leave one →
  1. Pinciano permalink
    octubre 29, 2010 4:26 pm

    Yo no puedo decir nada de la obra de FSD. Jamás le he leído. Tampoco me he tragado ninguno de sus insoportables programas, si exceptuamos el del telediario que presentó en telemadrid hace tiempo. Le he oído en entrevistas y en programas en los que hace de comentarista, y no pasa de parecerme un cretino simpático o un pedante creído. Y me caía bien.
    Pero el tema de practicar sexo con niñas de 13 años, que están a años luz, tanto mental como emocionalmente, de un muchacho de 18 años, si es que tenía esa edad cuando lo practicó, es repugnante. Y más cuanto más edad tuviera.
    No se trata de que una adolescente de 13 o 14 años tenga prohibido el sexo. Se trata de que el que lo practique con un adulto es un abuso para con la naturaleza de esa adolescente.
    Si se acepta que esa/e adolescente está en igualdad de condiciones (mentales, sentimentales, morales, de tener criterio) con el adulto con el que practica sexo, habría que aceptar que en la adolescencia se alcanza la madurez. Y eso es una estupidez.
    Ya puede jurar FSD que era una mentira o un recurso literario fuera de toda realidad, porque si no, irá dejando hedor en aquellos medios en los que aparezca. Y yo, desde luego, no voy a ser condescendiente con esos medios.

  2. atroma permalink
    octubre 29, 2010 7:03 pm

    Le es fácil salir de esta a sanchez drago, con decir que es una novela deja a todos con un palmo. Que por cierto, lo ha dicho; es una obra literaria.

    Por otro lado, desconocía por completo que era legal mantener relaciones con personas de 13 años.

    http://www.elpais.com/articulo/sociedad/edad/legal/mantener/relaciones/sexuales/subira/anos/elpepisoc/20090218elpepisoc_5/Tes

    • octubre 29, 2010 7:47 pm

      Artículos 181 y 183 del CP. Está penado, con menos de 13 no se considera válido el consentimiento, aunque aparente ser prestado, se equipara al abuso de personas dormidas, en coma, etc… De 13 a 16, si se estima que existe engaño, también está penado… La pena varía dependiendo de la clase de acto sexual cometido.

      • atroma permalink
        octubre 29, 2010 8:11 pm

        Saludos yosoyhayek.

        Pues no lo sé, la verdad, yo no lo tengo tan claro. Articulo 181.

        http://www.policias.org/legis/cp10.htm

      • octubre 29, 2010 9:20 pm

        Se reformó, ahora son 13 años, no recuerdo cuándo se aprobó. Pero vamos, que es lo que decía, la sobreprotección del menor es cosa reciente, al menos con esta intensidad.
        De hecho recuerdo el debate sobre el tema, Margarita Mariscal de Gante, segunda legislatura del PP, se discutió incluso elevar la edad hasta los 14, o eso creo.
        Saludos!

  3. tbone permalink
    octubre 29, 2010 7:10 pm

    A mi lo que me preocupa es tener a un presidente liberticida que ha hecho mutis y le ha dejado el puesto a un liberticida,traidor.Lo que me preocupa es vivir en un pais de mierda como este,en el que la libertad ha dejado de ser un hecho.
    Recurso ó no recurso,este señor lleva toda su jodida vida,haciendo recuento de todos los polvos y mierda que se ha metido para el cuerpo,¡bien por el!,pero ciertamente,me la suda.
    Si este es el unico intelectual que sirve para mover el cotarro,que Dios nos conserve a todos analfabetos funcionales.

  4. Amador permalink
    octubre 29, 2010 7:58 pm

    “Las menores de edad también fornican y en ocasiones buscan practicar sexo con tipos mayores,”

    Hale, otro como aquel obispo de las Canarias. Solo te ha faltado “es que las visten como putas”.

    Efectivamente, las menores también “fornican” como dices tú, y también buscan sexo con los mayores: aquí es donde los mayores demuestran que son mayores y más maduros. Esto es lo que a los pseudoliberales (=la derechona rancia y casposa de siempre) no os entra, y con esos aires de intelectualoide de pandereta que lucís, tampoco sorprende.

  5. Don Bernardino permalink
    octubre 30, 2010 12:50 am

    Mucho me temo que el que no ha entendido nada, pero nada de nada, de la gravedad de que un septuagenario alardee y haga apología en pleno año 2010 de algo que no es ni más ni menos que pederastia (no es literatura de ficción, es hablar en primera persona refiriéndose a sus propias vivencias y presumiendo infantilmente de ellas), eres tú. Observo por tu foto que debes ser muy joven, prácticamente un niñato, lo cual justifica hasta cierto punto tu inmadurez intelectual, pero la excusa de considerarse liberal no debería ser suficiente para justificar cualquier aberración, ni en nombre de la libertad ni de ninguno de vuestros sacrosantos principios. Alguna vez deberíais hacer un esfuerzo por liberaros de prejuicios y ser capaces de reconocer lo mismo que cualquier persona normal que anda por la calle considera como aceptable o reprobable. Ya sean izquierdistas, progres, carcas, fachas o liberales. En cualquier caso, personas normales.
    Prueba a ser un rompedor, un innovador moral, follándote a tu perro (o al de la vecina) y luego nos lo relatas con gran alarde ‘literaturizado’ en tu blog. Seguro que hay alguien que te aplaude.

    • octubre 30, 2010 11:43 am

      Tengo la opción de borrarte el comentario, también la de censurarlo en sus partes inapropiadas, incluso la de ponerme a tu nivel y responderte sin tapujos. Pero no se trata de ti, se trata de que el resto de lectores no caigan en la trampa que planteas.
      Primero, lo que dice Dragó no me gusta, pero exclusivamente por la pose que le intuyo o la actitud que aprecio en su tono y su pose. Por lo demás lo único que he dicho es que “hacérselo” con alguien de más de 13 años no es necesariamente aberrante, ni ilícito ni antijurídico (leete esos artículos del CP). No es pederastia, aunque seguramente que un adulto se obsesione con estos temas sea una perversión sexual. Lo grave es que se fuerce o se engañe, o incluso se manipule para conseguir es tipo de favores. Descontextualizar es un error, temporal o culturalmente.
      Pero es que no se trata tanto de preocuparse por lo que Dragó cuenta sino por la reacción que muchos han tenido. Caza moral y política, linchamiento civil, en vez de quemar sus libros se eliminan de las estanterías en las tiendas, y ese runrún manipulador que proscribe al personaje convirtiéndole en objetivo de odios irracionales entre el común de los mortales de consecuencias impredecibles.
      Saludos!

  6. octubre 30, 2010 3:50 am

    “Ocurrió varias veces que algunos niños me abrieran la bragueta. Reaccioné de diferentes maneras, según las circunstancias, pero el deseo de aquellos niños me planteaba un problema. Yo les preguntaba: ¿por qué no jugáis juntos?, ¿por qué me elegís a mí y no a los otros niños? Pero, si insistían, de todos modos los acariciaba” (de la autobiogtafía El Gran Bazar)

    Daniel Cohn-Bendit, aquel que pasó de joven rojo a viejo verde. Bueno, de lo segundo ya tenía algo…

  7. Roberto permalink
    octubre 30, 2010 12:50 pm

    Hace tiempo que no veo LaSexta, por cuestión de buenas costumbres, así que ni idea de qué dijo el fanfarrón de Wyoming.

    Pero, ya puestos a criticar ciertos tipos de declaraciones (tanto si son ciertas como si no), no se escandalizan igual cuando Oliver Stone, Guillermo Toledo y demás personajillos defienden dictaduras socialistas latinoamericanas, que para una persona decente es más grave. ¿O sí?

  8. Sutabacogracias permalink
    octubre 30, 2010 3:40 pm

    Ya conocemos de sobra la hipocresia de estos religiosos de la secta(la ultraizquierda digo).
    En todo caso,el tipo este,podria guardar sus perversiones para sus adentros y dejar de dar por saco con ellas.
    Por cierto,no le veo yo atractivo alguno a este pequeño Rocco,como para tanta euforia sexual,supongo que la tendra muy larga,como la lengua,claro.

  9. Marta permalink
    octubre 30, 2010 4:36 pm

    Jaja,

    me ha gustado la respuesta de tbone. Sánchez Dragó es al intelectualismo lo que Belén Esteban a la telebasura, serán felices mientras hablen de ellos, aunque sea mal.
    No me gusta Sánchez Dragó, es un tío pedante que no ve más allá de sí mismo, debe de tener su casa llena de espejos. Si alguna vez habeis conseguido escucharle un rato, también juega al equívoco con su hija. El tema es quedar como un semental, vamos, si le hacemos caso este tío liga más que Brad Pitt. Y tampoco me gusta que trivialice con un tema como el que aquí se trata. Si cuando tuvo 17 años se tiró a una niña de 13, pues enhorabuena, a quien le importa ahora. En España estoy segura, esto sucede todos los días. No me parece un tema para hacer alarde, más cuando a diario oimos historias tremendas, sobre niñas de 13 ó menos ó más, que quizá tuvieran sexo consentido, quizá no, me da igual, por ejemplo, Marta del Castillo, las chicas de Alcasser…. No es algo sobre lo que haya que trivializar y contarlo cómo un trofeo. Lo cuente uno de 20 o uno de 70. Es un tema de responsabilidad y de sensibilidad, de respeto. Sánchez-Dragó debería jubilarse y dejar de decir chorradas pedantonas.

  10. Yomisma permalink
    octubre 31, 2010 1:58 am

    Dragó es un viejo verde y le encanta hacerse notar, pero en fin, nadie es perfecto. Por lo demás, es un tipo interesante, culto, inteligente, original y divertido. A mi me cae bien.

  11. Benjamín permalink
    octubre 31, 2010 1:54 pm

    Para acusar a alguien es necesario aportar pruebas, al menos en un Estado de derecho. Lo que Sánchez Dragó ha escrito es un libro no una confesión. Es triste comprobar como hoy en día el Marqués de Sade volvería a pasar su vida entre rejas sólo por el contenido de sus escritos. Franco murió pero la censura y el papanatismo permanecen.

    • Pinciano permalink
      octubre 31, 2010 4:30 pm

      Estoy de acuerdo. La verdad es que todo el caso Dragó se ha presentado como un hecho cierto y probado. Ya he leído que era un recurso literario, que es para mí el único argumento que le puede “salvar”.

Trackbacks

  1. La libertad de Dragó. « ASC OPINIÒN DIGITAL

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: