Skip to content

El Recetario de Juan Iranzo

noviembre 8, 2010

Hoy he tenido la suerte de asistir a una charla de Juan Iranzo (IEE) en el marco del Seminario de José María Espi en la universidad Autónoma de Madrid. Como se trata de un ponente de sobra conocido por quienes nos interesamos en temas económicos y de coyuntura, dada su constante presencia en los medios, no diré nada sorprendente respecto de las recetas que viene defendiendo en todas sus intervenciones, estudios e informes comentando la actual situación. Al utilizar un lenguaje totalmente mainstream en cuestiones macro, la contundencia de muchos de sus argumentos destacan especialmente frente a la doctrina de aquellos que no han comprendido aún que las ciencias sociales tratan de descifrar las acciones y la conducta humanas, los efectos que se pretenden a priori, pero también las consecuencias no intencionadas que inevitablemente producen. Lo bueno de manejar con soltura el armamento mainstream con el que Iranzo construye sus hipótesis y razonamientos, es que se les da donde más duele a los habituales macroeconomistas. De todo lo que ha dicho en su diagnóstico de esta crisis, me quedo con lo más simple y al mismo tiempo de absoluta relevancia en la comprensión de la coyuntura que vivimos: España necesita incrementar su ahorro para que familias, empresarios y administraciones públicas se desapalanquen, es decir, que hagan frente a su endeudamiento, impidan que éste crezca y lo amorticen lo antes y más rápido posible. Más ahorro, mejor inversión y menos deuda.

En cuanto a las recetas que Iranzo propone para que España salga del inminente estancamiento al que parecemos condenados si el gobierno no rectifica sus políticas lo antes posible, nada que no hayamos defendido aquí antes:

1. Reducir el Gasto corriente, Iranzo lo cifra en 50.000 millones de Euros, lo que supondría una minoración del déficit público del 5%, hasta dejarlo en el 3%.

2. No subir impuestos, recortar las cotizaciones sociales, Iranzo ha hecho especial mención de la parte soportada por los empresarios, aunque recordamos que en realidad toda la cotización va con cargo al salario bruto, o coste por trabajador, que asume el empleador. Esto permitiría, como hemos defendido siempre, la moderación salarial o bajada indispensable para mejorar nuestra competitividad, sin que el trabajador sufriera el impacto de semejante recorte en su renta disponible. Volviendo a los impuestos, se trata de consolidar nuestra estructura fiscal, reduciendo los impuestos directos aun a costa de subir los indirectos, bajando si es posible la presión fiscal, pero en ningún caso incrementarla como viene haciendo el actual gobierno.

3. Reducir el gasto estructural, con especial incidencia en las pensiones y la sanidad. Este ha sido el tema más polémico durante el turno de preguntas planteadas por los alumnos del seminario. Siguen imperando tópicos, como el de la supuesta gratuidad, que ante la propuesta del copago han saltado sobre el ponente con argumentos casi pueriles. Iranzo ha propuesto el cheque sanitario, a imagen del más conocido “cheque escolar”, con el que a partir de partidas de gasto público los ciudadanos, presumiblemente, además de tener libertad de elección, disciplinarían su conducta dotando de mayor eficiencia al sistema. Esto es discutible, pero es bueno plantearlo, aunque se trate de un paso intermedio hacia lo que realmente debería de ser nuestro objetivo: la privatización total del mercado sanitario.

Y ha sido por culpa de la polémica en torno a la sanidad, que no se haya abordado con detenimiento la problemática de nuestro actual sistema de reparto en materia de pensiones de jubilación, o el insoportable dispendio de prestaciones no contributivas que sufren las arcas del Estado. No se trata de parchear el sistema subiendo la edad de jubilación y el periodo para el cálculo de la base de referencia, sino de permitir que los ciudadanos ahorren y capitalicen su ahorro, huyendo del actual sistema que sólo puede definirse como estafa y dilapidador del esfuerzo de los españoles. Un agujero negro que engulle nuestro ahorro y limita gravísimamente nuestras posibilidades económicas.

4. Iranzo no es contrario al actual orden autonómico y de reparto competencial, pero sí del caos de atribuciones y servicios, que provoca duplicidad entre administraciones. Aquí existe una veda para reducir significativamente el gasto de las administraciones públicas. Para evitar que los ayuntamientos quiebre, entre otras cosas por culpa de un insostenible sistema de financiación, deben transferírseles recursos e impuestos, sobre todo, desde las autonomías.

5. El incremento del potencial de crecimiento de la economía española, según Iranzo, tiene cuatro puntos fundamentales que abordar:

-Reforma laboral en el sentido de garantizar la movilidad geográfica y funcional de los trabajadores, frente a la actual rigidez que recogen contratos y convenios.

-Ajustar la negociación colectiva a la realidad de cada empresa, huyendo de convenios sectoriales o territoriales que desconocen totalmente las particularidades de cada situación.

-Impulsar la formación profesional desde el contacto con el mercado y la demanda real de los distintos sectores e industrias.

-Reducir el absentismo laboral.

A todo esto, combinando diagnóstico y receta, Juan Iranzo ha recordado la anomalía existente en mercados aparentemente privados, pero siguen sometidos a una profunda regulación que llega al extremo de provocar el conocido como déficit de tarifas, o dicho de otro modo, precios subvencionados que impiden el ajuste del mercado por culpa de políticas públicas como la apuesta por energías renovables o la moratoria nuclear. Así mismo, cuestiones como el colapso judicial, la ineficiencia de nuestras leyes procesales, la falta de medios, la agilidad en la ejecución de sentencias, hacen de nuestros jueces y tribunales un desincentivo, cuando no un coste insoportable que redunda en la competitividad de todos los agentes económicos.

En definitiva, la ponencia a la que he tenido la suerte de asistir, ha sido de total actualidad, interesante en sus propuestas y creo que muy instructiva para todos los que hemos asistido. Esperemos que este gobierno, o el que esté por venir, tomen nota de las recetas de Juan Iranzo.

Saludos y Libertad!

Anuncios
5 comentarios leave one →
  1. amartinoro permalink
    noviembre 10, 2010 1:46 am

    Muy interesante! Se agradece el resumen.
    Parece que se pueden decir cosas muy sensatas sin hacer propaganda austriaca 😀

    Saludos!

    • noviembre 10, 2010 7:40 pm

      Oye, que propaganda se hace de la mentira… de teoría austriaca sólo puede hacerse publicidad, y no es que sea infalible, porque ninguna teoría lo es, pero sí la más controlable y falsada de todas, no?

      • amartinoro permalink
        noviembre 10, 2010 10:54 pm

        Quería ser provocativo, pero no tanto como para decir que la teoría austriaca es mentira. Utilizaba hacer propaganda como hacer publicidad, sin otras connotaciones..

        Según el DRAE: propaganda.

        1. f. Acción o efecto de dar a conocer algo con el fin de atraer adeptos o compradores.

      • noviembre 10, 2010 11:43 pm

        Jejeje, tienes razón hombre, yo también quería ser provocativo 🙂

  2. Libertario permalink
    noviembre 10, 2010 10:16 am

    Hola.

    Creo que el señor Iranzo se ha quedado muy corto y no da con la solucion que realmente necesita España y que se resume en tres aspectos fundamentales:

    -reforma constitucional:encaminada a desmantelar todo el sistema autonomico,diputaciones provinciales y reducir drasticamente el numero de ayuntamientos. Nos quedariamos con un ejecutivo central y ayuntamientos.

    creo recordar que UPYD hace poco realizo un informe en el que manifestaba que fusionandose los municipios mas pequeños se ahorrarain unos 16.000 millones al año.

    reforma electoral.cada español un voto

    Ademas de suprimir el senado y reducir el presupuesto de la casa real todo lo posible.

    -reforma economica:eliminacion total de subvenciones, reduccion de impuestos directos e INDIRECTOS( se olvida este señor que son los que mas daño hace a la clase baja y media-baja), reforma del sistema de pensiones y realizar un periodo de transcion hacia un sistema de capitalizacion como ocurrio en Chile.

    privatizacion del sistema educativo y del sanitario salvo en la especialidad oncologica ya que los seguros privados encarecen enormemente los seguros a las personas mayores al tratar esos temas.

    Reduccion de las cotizaciones a la seguridad social d elos empresarios.

    -reforma laboral:abolicion de los convenios colectivos y del estatuto de los trabajadores

    Expulsion de todos los inmigrantes que no tengan trabajo y endurecimiento de la ley de extranjeria.

    Con estas medidas se reduce el deficit al maximo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: