Skip to content

No cualquier PP ganará las próximas elecciones

noviembre 14, 2010

Zapatero se hunde en las encuestas y ya ni los suyos ven en él un activo para ganar elecciones. Pero esto no impedirá que un PP desatinado vuelva a perderlas como ya lo hiciera en 2008, cuando muchas encuestas apuntaban a un resultado muy ajustado. No fue así, y le toca al PP sacar conclusiones de cuáles fueron los errores de campaña que contribuyeron al resurgimiento del proyecto socialista. Lo cierto es que ganó el anti-pp, y Zapatero, negando la crisis, con el fracaso de la negociación con ETA a sus espaldas y otros memorables dislates, recibió 4 años más de huida hacia delante, radicalidad y desgobierno.

Visto lo visto, son cuatro los puntos que el PP debe tener clarísimos en su escalada hasta el poder: crisis económica, Estado de Bienestar, lucha antiterrorista y reformas polémicas. Parece evidente que peor que Zapatero es difícil que ningún otro dirigente lo vaya a hacer, así que si el PP logra reactivar el espíritu posterior a 1996, con austeridad, reformas y solvencia política, la sensación será de más confianza y mejores expectativas para todos: la opinión pública estará razonablemente conforme. El segundo punto es el que se refiere al Estado de Bienestar. En un momento de crisis y precariedad, con un pasado y un presente de prestaciones y coberturas, no se ganan elecciones hablando de grandes recortes o supresiones, sino de garantías y mejoras. Cuadrar este aspecto con una ineludible reducción del déficit público y el endeudamiento de las administraciones, bajando al mismo tiempo impuestos directos, demostrará hasta qué punto alcanza la habilidad técnica y propagandística de los fontaneros populares.

El asunto de la lucha antiterrorista y el fin de ETA no es prioritario para los españoles, pero sí importante, y posiblemente uno de los puntos débiles del actual gobierno, lastrado por los errores cometidos en el anterior proceso de negociación con la banda. Aquí el PP debe mantener lealtad y reflejos, no dudando en denunciar, cuando se produzcan, aquellas decisiones que pudieran comprometer los avances conseguidos hasta el momento, o que sirvan de algún modo como reconocimiento moral o político de ciertas reivindicaciones etarras. En este punto, mesura, control de la información y razonable contundencia.

Y por último, el tratamiento de aquellas reformas, de mayor o menor calado, que durante el gobierno socialista se han venido adoptando como seña de identidad y muestra de radicalidad con la que conformar no sólo a los sectores más extremos de sus votantes, sino que además han sido bien acogidas por una masa crítica de españoles suficiente como para hacer de muchas ellas “avances” intocables. Todo el rollo de la memoria histórica, tratado con habilidad, resulta sencillo de descafeinar, porque lo cierto es que a la mayoría de la gente le es indiferente, mientras que la contestación no suene franquistoide. Pero hay dos puntos que sí pueden suscitar disgustos e inesperados movimientos electorales: el matrimonio de personas del mismo sexo y la reforma de la ley del aborto. Aquí Gallardón ha dado con la única baza a disposición del PP que le permita afrontar la polémica sin tambalearse: idéntica a la que se siguió con el Estatuto Catalán, es decir, quedar a lo que el TC decida. Lo cierto es que a la gente, en general, no le importa demasiado que dos peras o dos manzanas puedan acceder en igualdad de condiciones y denominación a lo que hasta hace bien poco estaba reservado a la unión de una pera y una manzana (Ana Botella dixit). Tampoco importa demasiado, aunque sea más polémico, si pueden o no adoptar parejas del mismo sexo. En cuanto al aborto, me temo que a pesar de la gravedad del asunto, los vientos vienen de frente, y se trata más de debatir y discutir las razones de este sentir general que olvida por completo las implicaciones que tiene negarle toda consideración al nasciturus, que de imponer restricciones que nadie quiere cumplir. Y en eso tienen razón los que defienden el aborto como derecho de la mujer embarazada: con la anterior regulación abortaba toda aquella que se lo proponía, con impunidad y sin reproche moral.

Creo que Gallardón ha estado muy hábil en la entrevista que le ha hecho El País. Otra cosa no será, pero como especialista en ganar elecciones desde la moderación no le gana nadie. Y claro que esto puede juzgarse como mezquino, hipócrita o poco íntegro, pero dadas las circunstancias sólo existen dos opciones: ganar o perder, con todas las consecuencias que cada resultado tiene para quien aspira a gobernar, pero también para los que serán gobernados. Los españoles necesitan un cambio de gobierno y nuevas políticas. La capacidad de reinventarse de Zapatero choca con su estúpido radicalismo. Es un personaje que debe desaparecer de escena, y creo que ese es el fin superior en esta contienda.

Saludos y Libertad!

Anuncios
8 comentarios leave one →
  1. noviembre 14, 2010 1:09 pm

    “La capacidad de reinventarse de Zapatero choca con su estúpido radicalismo. Es un personaje que debe desaparecer de escena, y creo que ese es el fin superior de esta contienda.”

    Hace tiempo que lo do dije y como no me importa decir que “ya lo dije”… Siempre hay un bien (fin) superior al que sacrificarnos.

  2. noviembre 14, 2010 4:10 pm

    Con todo lo vivido en estos seis años es triste pensar que un partdo político tenga que estar caminando de puntillas para no herir susceptibilidades y optar a lograr los votos necesarios para gobernar.
    Vamos, que en este país tratamos a los partidos políticos como a los equipos de futbol. No importa lo mal que jueguen, siempre vamos al nuestro. Mientras esa mentalidad no cambie, así nos seguirá yendo.
    En pleno siglo XXI negando seguir masticando la guerra civil, cuando tenemos a casi cinco millones de parados. Spain its diferent!!
    http://www.necolandia.blogspot.com/

  3. noviembre 14, 2010 6:29 pm

    ¡Que buen título de blog!. Las dos cosas que más echo de menos.
    El tema de éste PP, la capacidad del PSOE de remontar a cualquier precio, las alternancias que no alternativas… todo es verdad. Salir de esta espiral y sus inercias es lo que parece imposible hoy por hoy. No parece que la población española esté por la labor de armar una buena y en las urnas no hay nada que hacer.
    Un saludo

  4. Frutero permalink
    noviembre 14, 2010 11:10 pm

    Ostia ,pues si Gallardon te parece un modelo votable para que gane el PP , tu mismo.
    Como le gustaria El Pais.Gallardon contra Rubalcaba.Yo, ese domingo, me quedo en mi casa.
    ¿David Cameron , te suena de algo?¿O te parece poco centrado?
    Hay que joderse…

    • noviembre 14, 2010 11:58 pm

      Yo comento lo que hay, no digo si me parece bien o si voy a votar a unos o a otros… Y una cosa, no creo que el perfil de Cameron sea precisamente aquel que los enemigos de Gallardón o los ultras de intereconomía votarían sin dudarlo, o sí?

  5. Sanders permalink
    noviembre 15, 2010 12:20 am

    Resultado de las próximas elecciones: Gana Zapatero.

    Lo vengo diciendo desde hace mucho.

    Los votantes del PSOE están esperando algo (cualquier cosa, lo que sea) que les motive-legitime para votar al PSOE, están rabiando por reafirmarse en que ellos son los buenos.

    Lo vengo diciendo desde que Zapatiesta gano las pasadas elecciones.

    El motivo es fácil, el votante medio del PSOE (10~ de tontos útiles) Sigue considerando a los otros 10~ de votantes como Franquistas clericales.

    Y del PP mejor no hablar, si Rajoy no va a tocar ninguna de las injustas leyes del PSOE, ni va a arreglar la educación, ni va a tocar la ley del aborto, etc. Para que votarles?

    Y si ganasen… que margen de maniobra tiene el PP cuando toda las altas instituciones y altos cargos (vitalicios) le son leales al PSOE?

    Y no, para mucha gente no es una prioridad que se vaya Zapatero, la prioridad es que haya una alternativa decente, un PP débil y acomplejado no sirve, solo sirve para retrasar lo inevitable.

  6. Frutero permalink
    noviembre 15, 2010 8:48 am

    no hagas comentarios sobre un comentario que has censurado.

    • noviembre 15, 2010 9:49 am

      Perdona, lo moderé desde el iPhone y se me fue el dedo, esta marcado como spam y en vez de aprobarlo lo censuré… Si no te importa, puedes contestarme con lo que tú decías, ok!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: