Skip to content

Destrozo pactado y consentido

diciembre 13, 2010

La construcción del nuevo Museo de Colecciones Reales junto a la Catedral de la Almudena no está recabando la atención ciudadana y mediática merecida. El proyecto original consistía, creo que con acierto, en sustituir la cornisa entre la cuesta de la Vega y la plaza de la armería por un edificio “enterrado” pero con un frente de discretos ventanales perfectamente integrados bajo un aspecto de muro o tapia que recordara a la original. Pero alguien decidió a última hora que no pasaba nada si se tapaba un poquito la fachada del templo y justo en la esquina con la cuesta de la Vega se alzaba un nuevo volumen anodino y perturbador. Esa es ya la realidad que ha cambiado para siempre la cornisa histórica de Madrid.

El País comenta el dato y discretamente, sin entrar a valorar su coherencia, señala que las asociaciones izquierdistas y anticlericales de vecinos que, a escasos 20 metros, luchan por evitar que la Iglesia construya en terrenos de su propiedad que están situados en el entorno de las Vistillas, permanecen en silencio ante el proyecto promovido por Patrimonio Nacional (cuyo diseño original data de antes de 2004).

El ayuntamiento de Madrid tuvo que desproteger la zona para que se pudiese ejecutar el nuevo museo. Se cortaron 50 árboles, y si bien alguna asociación ecologista ha lamentado el hecho, aquí nadie se ha encadenado a los plátanos implorando por su integridad. Talar, talan todos, como en las reiterativas obras de Atocha, que asolaron la vaguada ajardinada junto a la fachada de la antigua estación para hacer el segundo túnel de la risa, y volvieron a replantarlo para que pocos meses más tarde el genocidio vegetal se perpetrara de nuevo.

En esto Gallardón, Aguirre y el Gobierno de Zapatero están de acuerdo. Nadie ha dicho ni mu, ni siquiera la Iglesia, que de alguna forma ve ninguneada la singularidad de la Catedral de la Almudena. Y como no existe polémica entre políticos, tampoco interesa el tema a ninguna asociación progre, y no es Gallardón el artífice del destrozo (lo que sin duda motivaría las críticas de LD o Intereconomía, por no variar), el crimen perfecto tiene por fin un monumento donde reconocerse.

Yo, que soy de Esperanza, incluso en las formas y las maneras, comparto su creencia sobre que los políticos no son sólo monigotes preocupados por su particular supervivencia a las riendas del poder o a lomos de su coche oficial merced de este o aquel cargo o puesto representativo. El ejemplo de Aguirre es claro: si promueves algo o lo inauguras, que no parezca que todo te da igual, sácale los colores a quienes lo hayan diseñado y ejecutado en cada defecto que aprecies o cosa que no te guste. Esperanza Aguirre es de ordeno y mando, y si no le gusta un muro del Belén de la casa de Correos, pues lo dice, insta a que sea demolido y demuestra que para algo es ella quien da la cara a fin de cuentas. En eso consisten el liderazgo y el servicio público, supongo. En este sentido, espero que llegue el día en que un cargo con potestad sobre el destrozo urbanístico cometido diga como Aguirre, “ese muro se quita”, y se demuela el bloque absurdo e incoherente con lo que de acertado podía haber tenido el resto de ese edificio que ahora se yergue en la cornisa más representativa y bonita de Madrid.

El Museo de Colecciones Reales cubre la Almudena

En espormadrid también comentan la noticia.

Saludos y Libertad!

Anuncios
11 comentarios leave one →
  1. rtwng permalink
    diciembre 13, 2010 8:18 pm

    lo mas curioso, es que con la cantidad de restos arqueologicos que encontraron para hacer el tunel del otro lado de la Almudena, y que se pedia la paralizacion de las obras, aqui, justo debajo de la muralla, no han encontrado nada, los hay con suerte.

    • diciembre 13, 2010 8:26 pm

      Tienes toda la razón. A Manzano quisieron pararle las obras infinidad de veces.
      Es más, recuerdo un día, hace años, antes de que empezasen este nuevo museo, que estando en la plaza de la Armería, contemplando esos restos que ahora medio destrozan a placer, la típica idiota le explicaba a su acompañante (de fuera de Madrid) que “esos restos los quiso destruir el Partido Popular”. No dijo “el PP”, sino, con retintín y todo el placer del mundo, “el Par-ti-do Po-pu-lar”. Lo cierto es que hay gente que lo ve todo como una batalla entre el bien y el mal. Los tiempos de las cruzadas, la caza de brujas, la conciencia de clase o la pureza de la raza no han terminado, para desgracia de todos nosotros.
      Saludos!

      • casiopea permalink
        diciembre 14, 2010 1:53 am

        Ahora se dedica usted a psicoanalizar a los viandantes? Hay que tener poca verguenza para servirse de internet de esta manera. me habria encantado estar presente en el momento que describe usted. No me cabe la mas minima duda, señor Hayek, de que le falto tiempo para dirigirse a la susodicha y espetarle a bocajarro: “señora, es usted la tipica idiota. Hay que ver como disfruta usted achacandole tal quebranto al Par-ti-do Po-pu-lar”.
        Por Dios Santo, vayase a beberse su medio litro de Cola- Cao. O a su gimnasio. O a escuchar a su profesor de Derecho aeronautico, pero vayase a algun sitio donde paguen por insultar. Aqui no.

      • diciembre 14, 2010 1:49 pm

        Por lo que veo me idolatras 🙂

      • diciembre 14, 2010 7:53 pm

        ¿Casiopea no era la idiota esa de la mitología griega que alardeaba de ser un pivón, más guapa que las nereidas y bla bla bla bla….? O a lo mejor: ¿a ver si es esta la viandante en cuestión de la Plaza de Oriente? Casualidades más inauditas se han visto.

  2. casiopea permalink
    diciembre 14, 2010 10:27 pm

    Señor Hayek, soy yo quien acaba de cumplir sesenta y dos añitos. No recuerdo haberle dado de mamar (cola-cao, medio litro) para tomarse la confianza de tutearme. Y si de joven no idolatraba ni a Elvis, mucho menos vamos a empezar ahora con el primer Hayekito que se me cruce. Simplemente no me gusta que se sirvan de internet para insultar. Ya tuvo su oportunidad y prefirio pegar la oreja en una conversacion ajena. No lo veo correcto. ¿Que diria su profesor de derecho aeronautico?

    • diciembre 14, 2010 11:09 pm

      Internet no tiene dueño, es del viento, querida Casiopea

      • casiopea permalink
        diciembre 17, 2010 12:43 am

        ¿¿Debo entender que no va a pedir disculpas por su insulto??

      • diciembre 17, 2010 8:21 am

        Qué insulto y dirigido a quien?

      • casiopea permalink
        diciembre 17, 2010 12:55 am

        Llevaba mas de 48 horas esperando a que alguien sacase la parida de que soy yo la viandante. Me habria faltado tiempo, Baquito, para decirselo al señor Hayek. No acostumbro, como se jacta el bloguero, a esperar a que pase el viandante para soltar lo que pienso de el o ella. Las cobardias nunca las he soportado. Y Casiopea es el hamster que le regale a mi nieta por su cumpleaños. A este paso, el proximo que comente algo sera Jupiter, Apolo o Clitemnestra. Eso si, las disculpas del señor Hayek por insultar a la viandante no las veran ustedes ni hoy ni mañana. Al parecer, su humildad (para reconocer que la ha cagado) se la debe haber llevado ese a quien el le atribuye la titularidad de internet, quien era, quien era…. Ah, si, el viento.

        Saludos y RESPETO (los insultos envilecen y retratan mas al insultador que al insultado).

      • diciembre 17, 2010 8:23 am

        Idiota viene del griego, y como todo lo griego tiene un significado a él me remito

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: