Skip to content

Fuga de Cerebros

febrero 3, 2011

El “vente a Alemania Pepe” ya no anima exclusivamente al trabajador marginal a hacer las maletas y salir huyendo, sino que se ha convertido en un activo reclamo para que los españoles más y mejor formados busquen fuera lo que aquí no son capaces de encontrar. Y no me refiero a salarios superiores, sino a lo más básico: conseguir un puesto de trabajo.

El Estado y las comunidades autónomas dedican gran parte de sus recursos (que son nuestros impuestos) y ánimo intervencionista en proveer a los españoles de un sistema educativo en todas las fases, desde el infantil hasta los segundos ciclos. ¿Puede un país soportar que con los recursos que son de todos se esté formando a gente cuyo único destino atractivo es marcharse a producir fuera de sus fronteras? Lo cierto es que, entre todos, estamos pagándole la formación a gente que no va a aportar ni un céntimo de euro, y mucho menos una sola idea, a la riqueza nacional. Visto desde una perspectiva localista, agregada y cerril, parece obvio el gran desastre que para España representa este fenómeno. Cada ingeniero que tiene que salir huyendo en busca de un puesto de trabajo, o mayores salarios, constata el fracaso de todo un entramado intervencionista que sólo contribuye a arruinar aún más a un ya de por sí poco coordinado mercado interior.

Que en España hubiera buenas universidades privadas, de cuyas aulas salieran los grandes cerebros de nuestro mundo, sería una grandísima noticia. Ellos se pagarían sus estudios asignando libre y responsablemente sus propios recursos, y la institución empresarial educativa lograría a su vez crear riqueza y prestigio internacional que redundaría en beneficio del resto de ciudadanos. Sin embargo hemos optado por un sistema público, que despilfarra recursos y los reasigna arbitrariamente allí donde mejor le parece, pero que es incapaz de prever las necesidades futuras del mercado interior. Esto provoca que sean muchos los licenciados en carreras que directamente no sirven para nada, ni aquí ni fuera, y algunos los que, después de años de estudio y miles de euros invertidos en su formación, ponen en práctica esos conocimientos adquiridos pero fuera de nuestra economía. ¿Deben los españoles soportar con sus impuestos la provisión de ingenieros para Alemania? Repito, no a través de exacciones coactivas y una ineficiente reasignación de recursos. Cuando un español busca fuera de sus fronteras la mejor universidad para formarse, si esta es privada, no existe pérdida para ninguna de las partes, incluidos, si se quiere los respectivos países de uno y otra. Pero si fueran los ingleses quienes con sus impuestos formaran a los médicos que finalmente ejercieran su profesión en nuestro país, a todos los españoles nos parecería fantástico el habernos ahorrado el gasto que conlleva una década de estudios en medicina.

La fuga de cerebros, cuando la educación es mayoritariamente pública, representa un desastre desde todos los puntos de vista posibles. Primero, porque el sistema es incapaz siquiera de intuir que no habrá demanda interna para esos licenciados. Segundo porque estaremos regalando nuestra riqueza, vía presupuesto de educación, a países que, seguramente, sean mucho más ricos que nosotros, mejorando así su eficiencia y productividad, lo que a su vez representará nuevos obstáculos para la propia situación.

Saludos y Libertad!

Anuncios
One Comment leave one →
  1. Florecilla Silvestre permalink
    febrero 3, 2011 11:17 pm

    La fuga de cerebros es un desastre para cualquier nación con independencia de cómo se formaron. El hecho de que hayan pasado por la educación pública es algo así como la guinda en la tarta, el insulto final. Sinceramente, sospecho que el coste oculto es órdenes de magnitud superior al simple costo de su escolarización. El talento no está repartido de forma equitativa: un país es levantado por sus elites y si estas se van a pastar a prados mas verdes, lo que dejan atrás acabará convirtiéndose ineluctablemente en un estercolero. La humillación de haber pagado la factura es lo de menos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: