Skip to content

¿El 5 a las 5?

febrero 6, 2011

La prensa de derechas da la espalda a la manifestación de víctimas del terrorismo celebrada ayer en Madrid. Sólo LD concede su primera plana a la convocatoria a la que asistieron, entre otros, María San Gil, Mayor Oreja y Esperanza Aguirre.

La marcha se planteo desde el primer momento como un grito contra una presunta negociación que, por no ser como las anteriores, y ni por asomo equiparable a la que emprendió Zapatero hace pocos años,  no ha suscitado idéntico apoyo como en anteriores ocasiones. A pesar de las miles de personas que ayer asistieron, la prensa no se hace apenas eco, y todos los titulares sobre la tregua de ETA y los pasos dados por Batasuna para estar en las próximas elecciones, analizan la cuestión con un tono entre escéptico y esperanzado, porque en realidad la mayoría pensamos que esta vez quizás estemos ante el comienzo del fin de la lacra terrorista.

Esta tregua es distinta. No parece que se trate de un gesto estratégico, una tregua trampa. ETA sabe que no puede más, que el gobierno socialista ha apostado por volver a la política de Aznar, que la ley está hecha a medida para la represión política e instrumental de su entorno, y que incluso el PNV, desalojado del poder autonómico,  ha entendido que la presencia de un grupo terrorista en el frente nacionalista es anacrónica y contraproducente para sus propios objetivos. La debilidad de España puede ser aprovechada mucho mejor desde las instituciones y la movilización civil, que con mecanismos de lucha que hace más de 20 años quedaron obsoletos en el mundo occidental.

La marcha de ayer, siendo respetable, y quizá necesaria para que perviva la memoria y la reivindicación legítima de que se haga justicia, que haya vencedores y vencidos, y el gobierno no se entregue a la negociación política con los terroristas, no fue como las manifestaciones de antaño. Cuando Zapatero rendía la dignidad de todos ante el terrorismo, con tal de apuntarse un tanto y rehacer España a la medida de sus necias ensoñaciones, supe que había que salir a la calle cada vez que se convocasen este tipo de manifestaciones. Pero ahora, a pesar del escepticismo que debería imperar en nuestro juicio sobre la situación, creo que realmente tenemos una oportunidad de deshacernos para siempre de la violencia etarra. Y para ello resulta imprescindible que PP, PSOE y PNV disciplinen sus particulares querencias, y dentro de sus responsabilidades actúen demostrando unidad y coherencia frente a ETA y Batasuna. La orientación de la opinión pública mayoritaria va en esa dirección.

Los esfuerzos abertzales por colarse en las elecciones municipales deben ser serios y extremos. No valen declaraciones de tregua sin que desde su entorno se le exija a ETA avance de forma sincera y verificable en el abandono definitivo de la violencia. No queremos una “ETA auténtica” que sirva de doble juego para mantener la tensión (y que en un escenario donde Batasuna estuviera en las instituciones, volviera a matar y extorsionar a los ciudadanos). Queremos que esto se acabe de una vez por todas, y esto exige, posiblemente, que Batasuna se quede fuera en las municipales de mayo.

Lo que parece claro es que ni al PP, ni a la derecha mediática, le parece oportuno unirse a proclamas como la de ayer. Esto no quiere decir que no se comparta en gran medida lo que allí se decía, pero las circunstancias exigen gestionar esta oportunidad con frialdad y moderación.

Saludos y Libertad!

Anuncios
8 comentarios leave one →
  1. febrero 6, 2011 6:07 pm

    Y yo que ayer solo me entere del 20 aniversario de la muerte del Pader Arrupe, General de los Jesuitas. Será por ser ex alumno de la Conpañia. No tenía ni idea de esta manifestación.
    Menos mal que era Zapatero el pancartero.

    • febrero 6, 2011 11:11 pm

      Quién era el Padre Arrupe?

      • febrero 6, 2011 11:26 pm

        Un antiguo General de los Jesuitas (el superior de la orden) que fue muy buena persona y que tuvo sus enfrentamientos con el Papa polaco.

  2. febrero 6, 2011 6:17 pm

    Tal vez que es que no le interese a nadie con la que está cayendo…

  3. Espectador permalink
    febrero 7, 2011 8:00 am

    Algunas personas sienten la necesidad de ser engañadas. Pasó con los que creyeron a Solbes en el debate con Pizarro, porque es más cómodo pensar que todo va a ir bien que reconocer el abismo cercano; las consecuencias están a la vista de todos.

    Con el enésimo fin de la ETA y la ¿undécima? tregua trampa pasa lo mismo. ¡Esta vez si va en serio! ¡¡Tiene que ir en serio!! ¡A la ETA le conviene la entrada en las instituciones, aunque ello exija el fin de la violencia! (y aunque ellos mismos lo desmientan, pero es por contentar a sus fans)

    Si los únicos que pagaran las consecuencias fueran los que así piensan, no habría ningún inconveniente: al que por su gusto duerme en el suelo no hay que tenerle duelo. Lo malo es que las consecuencias de dejarse engañar ¡una vez más! las pagaremos todos, y además resulta desmoralizador e incluso insultante para las víctimas del terrorismo.

    En cuanto a la actitud del PP, con tal de llegar al poder no es que estén dispuestos a poner una vela al diablo, es que venderían a su propia madre a un burdel. Han abandonado los principios y se han convertido en una segunda marca “light” del PSOE, un poco menos inútiles, pero igualmente deshonestos.

    Pero nada, tranquilos. Esta vez los chicos del hacha y la serpiente van a ser buenos. Hasta el propio Rajoy está de acuerdo.

    • febrero 7, 2011 11:00 am

      En el debate Solbes-Pizarro fue lamentable la actuación de Pizarro que parecía un alumno (de clases de recuperación) al no entender cuestiones de Hacienda. Y cada vez mas veo que es Mayor Oreja quien necesita a ETA, es que solo sale para hablar de ETA. ¿Que será de este señor cuando sea irrelevante? (porque dudo que desaparezca del todo ETA)

      • Espectador permalink
        febrero 7, 2011 11:23 am

        Vayamos por partes, como solía decir Jack el Destripador.

        Hasta ahora, el tachado de agorero Mayor Oreja ha acertado siempre con sus predicciones sobre ETA, aunque los que lo critican nunca se hayan disculpado cuando se han confirmado. En cambio los que desmienten sus afirmaciones no es que se hayan equivocado, es que han mentido de la forma más descarada, como cuando ZP aseguró después del “accidente” de la T4 que había roto por completo todas las negociaciones, para reconocer luego unos meses más tarde que habían seguido conversando. ¡Y no pasó nada! Un Presidente de Gobierno reconoce pública y solemnemente que ha mentido, y pelillos a la mar.

        Supongo que a Mayor Oreja y a otros muchos nos encantaría que ETA fuera irrelevante, como nos encantaría que fuera irrelevante el cáncer, pero ninguna de las dos cosas se conseguirá mirando hacia otro lado, negando la evidencia y pretendiendo curar los tumores con tisanas.

        En cuanto a Pizarro, probablemente cayó en la trampa de Arriola y Rajoy de no ser demasiado agresivo y no emplear en el debate la energía y dureza que había demostrado sobradamente defendiendo a los accionistas de Endesa. Por su parte Solbes no se equivocó: mintió, pura y simplemente. Y a muchos espectadores les gustó que les mintiera: eso es lo más escandaloso de toda la historia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: