Skip to content

Madrid desde el Río

abril 20, 2011

Cuesta acostumbrarse. Madrid desde su cota más baja parece distinto. Tan apelmazado y ladrillero como desde cualquier otra perspectiva, pero con un aire casi irreconocible para la mayoría.

Gallardón, gracias al Plan E de Zapatero, va a llegar al 22 de mayo con un compromiso cumplido. Lo indiscutible es que la gente lo está disfrutando, porque debe reconocerse que los parques y corredores han quedado fantásticos. Luego está la disputa recurrente sobre si ha costado mucho o demasiado, sobre si el pobre Alberto es un faraón obsesionado por ser recordado gracias a grandes obras e infraestructuras. En mi opinión, la tarea de devolverle el Manzanares a Madrid era urgente y necesaria. La cuestión es si podríamos o no habernos ahorrado es mastodóntico entierro de la M-30 junto a sus cauces, bien anulando la vía de circunvalación en ese tramo, o incluso planteando la inversión como una oportunidad para agentes privados, dispuestos a soportarla a cambio de una concesión en forma de peaje. Sea como fuere, la cosa está hecha, la deuda contraída, y aunque a muchos les moleste, Gallardón se ha apuntado dos tantos que le son bien merecidos.

Madrid está hoy más bonita y habitable que hace cuatro u ocho años. La cuestión financiera es ciertamente controvertida, aunque no debería servir de excusa para criminalizar al Alcalde. Es un tipo singular, algo cursi y resabiado, pero Administración que toca, Administración que adquiere notoriedad y consistencia. Para algo están los políticos, digo yo, además de para lo evidente. En Madrid tenemos la suerte de estar gobernados por dos estilos bien diferentes. Son compatibles, de hecho la gran mayoría de madrileños votamos a ambos sin hallar contradicción alguna. Son los radicales, o los raros, los que más puntillosos e insoportables tienden a ponerse con la convivencia entre dos raras avis como Aguirre y Gallardón.

Desde que tengo uso de razón he observado con desasosiego la barbaridad urbanística que supuso tender a las orillas del Manzanares una autovía como la m-30. Ahora el río vuelve a ser transitable y disfrutable por todos, que es de lo más importante cuando de planear una ciudad se trata: saber combinar calidad de vida y estética con dinamismo, eficiencia y rapidez en los desplazamientos.

Saludos y Libertad!

Anuncios
One Comment leave one →
  1. rtwng permalink
    abril 20, 2011 10:38 pm

    Bienvenido a Madrid Resort, creo que lo proximo es quitar los autobuses y poner el trenecito del Zoo, y desfiles cada 2 horas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: