Skip to content

La Historia oficial

junio 2, 2011

El “escándalo” del Diccionario Biográfico Español deja en evidencia las miserias de todos, partidarios y detractores. No se trata de darle la razón a unos en detrimento de otros, sino de criticar la fuente de todo mal, el origen de la disputa: la obra controvertida ha sido financiada con dinero de todos y la firma una Academia pública y oficial. Sólo los totalitarios y los nacionalistas consideran indispensable que la Historia se escriba según su conveniencia u opinión. Unos tratan de desdibujar los hechos, seleccionando acontecimientos que distribuyen entre malos y buenos, ideales superiores y mezquinos intereses; los otros optan directamente por inventarse el relato completo de la historia de un pueblo.

No se trata de poner la mano en el fuego sobre las bondades de Franco, que las tuvo, ni de criminalizar a Carrillo sin paliativo alguno. Puestos a elegir, prefiero al nonagenario que al dictador. Principalmente porque Franco ganó y pudo hacer de las suyas, mientras que Carrillo, siendo perdedor, se quedo con las ganas de pasar el rodillo a lo Paracuellos. El uno es ahora un cadáver inofensivo, y el otro un carcamal lenguaraz pero interesante. Como dije en su momento, una reliquia del pasado que merece cierto respeto.

Porque se trata de eso, de cuestionar la versión dominante de los sucesos que abarcan un periodo prolongado de historia española: desde 1931 hasta 1978. Y no tanto de que Aznar aparezca mejor o peor, o a Felipe le destaquen sus peores obras. En España, desgraciadamente, la guerra civil, el disenso fratricida que vivieron, y en muchos casos protagonizaron, nuestros abuelos y bisabuelos, es el tema recurrente con el que mucho necio pretende hoy demostrar una superioridad moral o una justificación a permanecer indignado, que la mayoría de nosotros ni entendemos ni queremos en nuestra convivencia.

Mis abuelos paternos fueron ambos republicanos, madrileños en guerra, sargento y enfermera, un ejemplo de compromiso con el bando que quisieron defender. Eso no les convirtió en héroes durante los tres años que duró la contienda. Tampoco en cobardes en los casi cuarenta que duró la dictadura. Si de algo se dieron cuenta vencedores y vencidos es del gran fracaso que había supuesto el desastre de la guerra. Borrón y cuenta nueva. Es cierto que muchos represaliados y exiliados vivieron mucho más tiempo aquel horror. Pero la transición se tomó como un gesto de reconciliación con el que iniciar una nueva era.

No creo que sea para tanto reconocer que Franco fue un fiero dictador, pero no un caudillo totalitario. El diccionario tiene errores garrafales, pero centrarse exclusivamente en tratar de oscurecer y casi eliminar la historia de España durante 44 años, para convertirla en un relato de héroes y villanos, víctimas y verdugos, vencedores y cautivos, virtud y perversión… no sólo le hace un flaco favor a la historiografía, sino que además contribuye a despertar sentimientos que son indeseables en sociedades libres y democráticas como la nuestra. Esta polémica es miserable. Por desgracia a los talibanes de ese falso “viva la República” no ven diferencia en que la fuente de la controversia sea pública o privada, oficial o particular. Su obsesión totalitaria alcanza a promover la muerte civil de todo aquel que mantenga una versión discrepante, una opinión distinta a la suya, una selección de hechos que discuta los mitos y dogmas de fe que manejan sobre la historia reciente de España.

Saludos y Libertad!

10 comentarios leave one →
  1. ATR permalink
    junio 3, 2011 7:43 am

    Es verdad que la aproximación a la historia debe ser lo más objetiva posible y debe hallarse, en la medida de lo posible, exenta de intereses interpretativos que desdibujen la realidad de los hechos relatados. La neutralidad, sin embargo, es prácticamente imposible, pero en este país normalmente se suele caer en el vicio recurrente de interpretarla cayendo bien de uno, bien de otro lados. Me parece pervertir la historia y no ayudar a la comprensión de los hechos.
    Los dinosaurios de la Academia de Historia, en su mayoría, no contribuyen al estudio, análisis e interpretación de la misma y por consiguiente, no merecen una financiación pública. Normal que se escrute lo que se escribe. Normal, también, que se haya recurrido a la historiografía foránea para aproximarse a los eventos de esos 40 años nefastos, aunque siempre he pensado que un extranjero tendrá mucho más complicado acercarse a los mismos y llegar a comprenderlos que un español.

    Puestos a elegir, yo no escojo ni a Carrillo ni a Franco. El primero fue un villano a quien la historia ha maquillado de héroe, para vergüenza de la verdad: fue un asesino y defendió la opresión y la tiranía quedando impune. En cuanto a Franco, qué puedo decir que no haya ya manifestado: nos lo podríamos haber ahorrado, y ciertamente sigue desconcertándome que se perpetuara en el poder durante tanto tiempo. Sin embargo, creo que esa brecha que siguen empeñándose en mantener los maniqueos de España no existe en mi mapa mental, y creo que la construcción de una España mejor requiere de un ejercicio de superación de aquella etapa y exige que se zanje la polaridad obsesiva en materia política que todavía lastra nuestro progreso…

  2. junio 3, 2011 10:29 am

    No sois más tontos porque no entrenais.

    • ATR permalink
      junio 3, 2011 10:59 am

      Escribe bien, que te falta un acento, analfabeto

      • junio 3, 2011 8:36 pm

        Lo dicho, tontos…pero tontos, tontos

    • junio 6, 2011 12:33 am

      Que gran aportación. Felicidades!

  3. junio 6, 2011 12:28 am

    Estoy de acuerdo contigo. Y es que en este sentido soy de lo mas liberal. hay que dejarse de historias oficiales y oficiosas para centrarse en la investigación de verdad de forma minuciosa, profesional y rigurosa. Buen post. Yo también he escrito sobre el tema.

  4. Adicinarit permalink
    junio 6, 2011 9:11 am

    Es curioso que se considere a Franco “un fiero dictador pero no un caudillo totalitario” cuando durante 37 años gobernó totalitariamente haciendo uso de Falange, la Iglesia, el Opus dei y el ejército a su conveniencia favoreciendo los intereses del liberalismo económico (que era quién le pagaba en el fondo como está demotrado).
    Sin embargo, Carrillo, con el que no comparto ideología, no impuso jamás ninguna dictadura puesto que gobernó en una coalición de izquierdas sin ser el partido mayoritario por los votos del pueblo. Cuando Carrillo estaba en el gobierno no se hizo ninguna matanza.
    En Paracuellos Carrillo nop dió la orden de disparar a los presos sino de escoltarlos aunque sus fuerzas fueran superadas puesto que el ejército, pagado por los patrones del liberalismo económico estaba obedeciendo las órdenes del aliado de Hitler y Musolini, llamado Franco.
    Defender la realidad ahora pretende compararse con los talibanes pero mentir burdamente se considera muy “liberal”, claro….

    • junio 6, 2011 10:23 am

      Hola adicinarit…. ¿vas a responder a mi preguntita o vas a seguir insultando?

      • Adicinarit permalink
        junio 11, 2011 5:12 pm

        Hombre, ¡aquí estás!,…esta pregunta es magnífica y es lo que Proudhon respondió: “La propiedad privada es un robo” en el libro “¿Qué es la propiedad?” puesto que la patronal pone las copndicioones de los contratos y el trabajador nunca es libre por culpa del patrón ladrón que se apodera de los medios de producción.
        Menuda pregunta más tonta.

    • junio 6, 2011 12:23 pm

      La dictadura de Franco no se considera totalitaria porque, aunque si estableció unos patrones morales determinados, no entró a controlar la totalidad de la vida de los individuos. Las dictaduras totalitarias se consideran el nazismo en Alemania, la Italia de Mussolini y la URSS de Stalin, ni siquiera la URSS en las eras Brezhnev y siguientes se consideran totalitarias. Es una cuestión de historiografía.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: