Skip to content

El nuevo artículo 135 de la CE y el cambio más llamativo que, quizá, cueste detectar

agosto 30, 2011

Mucho se ha hablado y escrito sobre la reforma. Esta es la redacción del artículo que se ha presentado a votación en el Congreso (para quien se lo quiera leer):

El artículo 135 de la Constitución Española queda redactado como sigue:

“1. Todas las Administraciones Públicas adecuarán sus actuaciones al principio de estabilidad presupuestaria.

2. El Estado y las Comunidades Autónomas no podrán incurrir en un déficit estructural que supere los márgenes establecidos, en su caso, por la Unión Europea para sus Estados Miembros.

Una Ley Orgánica fijará el déficit estructural máximo permitido al Estado y a las Comunidades Autónomas, en relación con su producto interior bruto. Las Entidades Locales deberán presentar equilibrio presupuestario.

3. El Estado y las Comunidades Autónomas habrán de estar autorizados por Ley para emitir deuda pública o contraer crédito.

Los créditos para satisfacer los intereses y el capital de la deuda pública de las Administraciones se entenderán siempre incluidos en el estado de gastos de sus presupuestos y su pago gozará de prioridad absoluta. Estos créditos no podrán ser objeto de enmienda o modificación, mientras se ajusten a las condiciones de la Ley de emisión.

El volumen de deuda pública del conjunto de las Administraciones Públicas en relación al producto interior bruto del Estado no podrá superar el valor de referencia establecido en el Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea.

4. Los límites de déficit estructural y de volumen de deuda pública sólo podrán superarse en caso de catástrofes naturales, recesión económica o situaciones de emergencia extraordinaria que escapen al control del Estado y perjudiquen considerablemente la situación financiera o la sostenibilidad económica o social del Estado, apreciadas por la mayoría absoluta de los miembros del Congreso de los Diputados.

5. Una Ley Orgánica desarrollará los principios a que se refiere este artículo, así como la participación, en los procedimientos respectivos, de los órganos de coordinación institucional entre las Administraciones Públicas en materia de política fiscal y financiera. En todo caso, regulará:

a) La distribución de los límites de déficit y de deuda entre las distintas Administraciones Públicas, los supuestos excepcionales de superación de los mismos y la forma y plazo de corrección de las desviaciones que sobre uno y otro pudieran producirse.

b) La metodología y el procedimiento para el cálculo del déficit estructural.

c) La responsabilidad de cada Administración Pública en caso de incumplimiento de los objetivos de estabilidad presupuestaria.

6. Las Comunidades Autónomas, de acuerdo con sus respectivos Estatutos y dentro de los límites a que se refiere este artículo, adoptarán las disposiciones que procedan para la aplicación efectiva del principio de estabilidad en sus normas y decisiones presupuestarias.

Larguísimo, verdad. Es impropio de un texto constitucional de corte liberal. Pero esto no debería sorprendernos, los artículos 38 y 128, entre otros, lo dejan claro. España estuvo a un paso de convertirse en una República Popular de la órbita soviética, constitucionalmente hablando, por supuesto.

Lo cierto es que la nueva redacción del artículo 135, originalmente dedicado exclusivamente a la Deuda Pública, ahora incluye lo siguiente:

Un mandato constitucional de “estabilidad presupuestaria”, que no es necesariamente “equilibrio presupuestario”, principio que ya fue consagrado en la Ley 18/2001 de 12 de diciembre, General de Estabilidad Presupuestaria. Este mandato se incardina a lo que se establezca en los tratados y acuerdos dentro de la Unión Europea respecto del déficit y la deuda de los Estados miembros. Una Ley Orgánica distribuirá entre el Estado y las CCAA ese déficit previsto, o uno inferior. Las entidades locales si están obligadas constitucionalmente al equilibrio presupuestario. Es decir, aparece el principio, pero sólo se convierte en mandato constitucional para los ayuntamientos y diputaciones. Posteriormente, y como excepción a la regla, se permiten déficits superiores para Estado y CCAA, cuando concurran determinadas circunstancias, dejando muy abierta la puerta en caso de recesión económica, sin que exista un criterio estricto para calificar como tal cierta coyuntura económica. De nuevo la ley deberá entrar en definiciones. Pero hay algo llamativo: el artículo prevé que se incumpla este indeterminado mandato de “estabilidad presupuestaria”, dejando a la LO la regulación de las “responsabilidades” que la administración infractora deba asumir… También se reconoce otra vía abierta al fraude del espíritu de la norma: la ley definirá cómo concretar ese “déficit estructural”.

En cuanto a la Deuda, quizá lo más interesante: se habla de las CCAA, cosa que antes no se hacía, ajustándose a la realidad del Estado autonómico ya desarrollado. Se vincula su nivel a lo establecido por la UE, salvo catástrofe o recesión, que podrá ser “superior”. Y se introduce a la anterior redacción del antiguo 135.2, que se conserva en su integridad en el nuevo 135.3, la siguiente norma respecto de la protección de los créditos presupuestarios destinados al pago de intereses y capital de Deuda Pública: “su pago gozará de prioridad absoluta”. Y esta, señores, es la novedad más llamativa, el mensaje a los mercados, la constitucionalización de una prelación de créditos, con un rey indiscutible, ya que del resto nada se dice: el Estado pagará siempre y en todo caso, con absoluta prioridad, el capital y los intereses de la Deuda Pública contraída. Vaya, que la CE no permite un impago de deuda a la islandesa. Simple y llanamente. Así que hemos camuflado entre la fanfarria y la polémica suscitada por una etérea reforma constitucional, una pequeña novedad que quizá nos proporcione meses de tranquilidad, hasta que la cosa empiece a remontar… Qué seriedad!

Saludos y Libertad!

2 comentarios leave one →
  1. Kiko permalink
    septiembre 1, 2011 10:20 pm

    Y digo yo. Si lo que se pretende es que tanto la Administración Central como las Comunidades Autónomas tengan equilibrio presupuestario, en vez de tanto rollo se podría haber redactado de dos maneras.
    1. Todas las Administraciones Públicas españolas deberán presentar equilibrio presupuestario.
    o si de lo que se trata es de agradar a Europa y la fracasada Merkel para que los alemanes apoyen el aumento de los fondos de rescate
    2. El conjunto del déficit de las Administraciones Públicas españolas no superará en ningún caso el que marque la CE.
    Sin trampa ni cartón.

  2. Francisco Ramirez Perez permalink
    junio 12, 2012 11:56 am

    Entonces el prestamo Europeo ” a los bancos” es rescate, y deuda publica. ¿O no ? Al pan pan, y al vino vino.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: