Skip to content

Un gobierno para hacer sacrificios

noviembre 18, 2011

Los españoles necesitamos un gobierno fuerte, salido de las urnas, que sea independiente y enérgico. Necesitamos respaldar masivamente un gobierno que pueda hacer frente a la agitación interna, y que en clave internacional, no reciba órdenes sino que establezca compromisos con quienes están liderando la mejor salida de las posibles a esta crisis.

El 20n debe ganar el PP. No porque Mariano Rajoy sea la esperanza liberal de algunos, o la vendetta conservadora de muchos más, sino porque el líder popular parece haber asumido el difícil papel que le aguarda en los próximos años. Frente a un PSOE moralmente derrotado, que en campaña, en boca de su candidato, clama porque el BCE nos rescate a toda costa, necesitamos un gobierno dispuesto a hacer sacrificios. La inestabilidad que ahora vivimos no es debida al capricho de los inversores, sino a la mala gestión de nuestros gobernantes. Bajar aún más los tipos de interés o que el BCE compre deuda de los países con más déficit, no es la solución, sino que sería la constatación de un fracaso. También sería el germen de la próxima crisis, o peor, la condena a caer en una depresión económica sin precedentes.

Necesitamos un gobierno fuerte, que sepa lo que tiene que hacer, que esté dispuesto a realizar sacrificios, y que tenga a la inmensa mayoría de los españoles a su lado. No podemos rendirnos ante el miedo y la ignorancia. Debemos confiar en que Mariano Rajoy y el Partido Popular cumplan con su misión. Personalmente, no soy tan ingenuo como para creer que harán todo lo indispensable, sentando las bases de un crecimiento secular y sano a medio/largo plazo. Me conformo con que reduzcan el déficit drásticamente, reformen el mercado laboral, privaticen lo que en el mercado quieran comprar, y liberalicen sectores tan importantes como el de la energía.

Sólo un gobierno con un amplio respaldo en las urnas tendrá la fuerza y la legitimidad para mantener unidos a los españoles en los grandes sacrificios que, guste o no, debemos realizar con urgencia. Necesitamos independencia. Para conseguirla debemos apoyar a Mariano Rajoy para que sea él quien, junto con Merkel y Sarkozy, defina los compromisos y las medidas que vayan a afectarnos. El 20n, los españoles tenemos la última oportunidad de marcar la diferencia, de no ser como Italia o Grecia, de lanzar un mensaje de liderazgo y responsabilidad.

Saludos y Libertad!

13 comentarios leave one →
  1. JFM permalink
    noviembre 18, 2011 4:16 pm

    Los españoles necesitamos un gobierno fuerte, salido de las urnas, que sea independiente y enérgico

    Ese es el problema. Que no veo a Rajoy como alguien energico sino como alguien que inentar&aacute comlo dice en Francia quedar bién con la cabra y con la col.

  2. Bastiat permalink
    noviembre 18, 2011 4:34 pm

    A día de hoy…. yo también tengo que votar el mal menor.

    Con la esperanza de que sea posible sacar algo bueno de ello.

    No sé hasta qué punto acabaré decepcionado.

  3. pravda permalink
    noviembre 18, 2011 5:03 pm

    Pues a mí no me volverá a decepcionar Rajoy porque ya ha dado numerosas muestras de que es SOCIALISTA. Por supuesto, no le votaré.

    Su concepción “arriolesca” de la política, su incapacidad manifiesta a la hora de mostrar determinación cuando se le exige, su laxitud en los principios y su eterno complejo de “a mí no, que tengo gafas” es lo más opuesto a lo que España ahora mismo necesita.

    Es un indocumentado económico, un traidor a la patria (recuerden a María San Gil, a Pizarro, a Regina Otaola o a Ortega Lara, por ejemplo). Vendería a su madre con tal de que no le hicieran frente…no tiene principios, ninguno. Aún resuenan en mi mente el “los liberales que se vayan al partido liberal” y, sobre todo, su silencio culpable en todo lo referente al 11-M.

    No tiene ninguna intención de adelgazar nuestro mastodóntico estado, no es que no vaya a acabar con las autonomías (lo cual es IMPRESCINDIBLE) sino que ni se atreve con las diputaciones porque muchas son “suyas”.

    Rajoy es la viva imagen de lo que hemos llegado a ser y de lo que este país huérfano de principios adopta como suyo: un auténtico don Tancredo un “dame de comer y llámame tonto”.

    No hemos de olvidar que el gran declive de España no es que el PSOE siga siendo la escoria que siempre ha sido sino que la única alternativa, que era el PP, lleve años tratando de competir con el PSOE a ver quién es más socialista, más “progre”.

    Por eso sé que no hay más futuro que dejar de aceptar el mal menor y exigir la quiebra inmediata de España. Por muy duro que suene nunca será peor que la hiperinflación que están generando con tal de salvar su culo.

    Un saludo.

  4. yoymiscircunstancias permalink
    noviembre 18, 2011 7:09 pm

    Por supuesto,te doy toda la razon,hay que hacer sacrificios;es por eso que el lunes a mas tardar hagamos una pira bien grande enfrente del prostibulo de los leones y sacrifiquemos a estos inutiles y pongamos como presidente al el sr.que lleva el corte ingles por ejemplo.
    ;–)

    • noviembre 19, 2011 12:03 pm

      A ese no, pero quizá nos gobierne en lo económico un tal Francisco González.

  5. JFJ permalink
    noviembre 18, 2011 8:44 pm

    Cualquier resultado donde el PSOE obtenga más de cien diputados no es bueno. Creo que el PP puede resolver la situación actual, mucho peor que la de 1996 y mucho más compleja. Aunque socialdemócratas, tienen cierta formación y capacidad para entender los principios de la economía.
    Es posible que esta crisis sea el fin de la socialdemocracia, fuente inacabable de demagogia y de corrupción, como 1989 representó el fin del socialismo real.
    Mucha gente considera natural que el Estado sea una especie de Papá Noel, de los Reyes Magos o de la Divina Providencia y tengan inconscientemente esto en cuenta en la organización de sus vidas, en su particular “pursuit of happiness”.
    Los límites que se señalan en los Tratados de la UE a los límites del déficit público y de la deuda pública viva son escandalosos. El límite al déficit permitido, 3% del PIB, en economías donde el sector público representa el 40% del PIB, significa que el gasto en los estados de la UE puede ser un 7,5% de su nivel de ingresos sin violar los tratados. El límite de la deuda viva del 60% representa el 150% de los ingresos fiscales del ejercicio. Estos límites son los de la ortodoxia comunitaria.
    Cualquier compañía que presente en sus resultados un 7,5% de pérdidas en un ejercicio llamaría la atención y sus administradores deberían explicarlo. Si su deuda alcanzase un 150% de su cifra de negocio, podría tener necesidad de de recapitalizarse y podría encontrar dificultades en los “perfidos” mercados. Pasados estos límites la situación concursal sería más que probable.

  6. noviembre 18, 2011 8:52 pm

    Coincido en el apoyo al PP, aunque sea con la nariz tapada, como mal menor.

    Por otro lado creo que, como liberales, deberíamos eliminar de nuestro “libro de estilo” lo del “gobierno fuerte”, reconozco que a mi tambien se me “escapa” a veces.

  7. noviembre 19, 2011 10:47 am

    Pues creo que Rajoy es justamente el presidente que España necesita. Pero no respecto a los españoles, si no a los mercados, la UE, el BCE y el FMI. Esto es, que no va necesitar redactar los discursos, ya se los mandarán… O eso, o quizás coloquen a otro ex-Goldman al frente del gobierno. Tal como ha sucedido en el BCE, en Italia y en Grecia.

    Un gobierno fuerte, en el sentido nacional, choca contra la necesidad de mayor cohesión de la UE. Un gobierno nacionalista, aleja las posibilidades, por ejemplo, de un eurobono. Otra cosa es que las medidas que debe tomar sean duras y vayan a ser contestadas en la calle. Pero tal como ha anunciado Monti, la pelea está en estabilizar la deuda pública y mejorar los ingresos. Partidos tan corruptos y contaminados como el PP y el PSOE simplemente son incapaces de elllo. Así que no le veo mucho futuro a Rajoy.

  8. noviembre 19, 2011 10:58 am

    Los que son liberales al 100% deberían reflexionar acerca de que se da la paradoja de que con esta crisis, causada por un mercado fuera de control, las democracias están de facto en jaque e intervenidas, como muy bien ha señado Caribbeanomics. De manera que yo sigo en la linea de Popper, libertades sí, pero en lo económico hace falta una reglamentación severa, y que esta se cumpla. Justo al revés de lo que sucede ahora, cuando el estado se mete en los bares a prohibir el tabaco mientras que con un pc e internet se pueden evadir millones al fisco…

  9. Lo que hay que ver permalink
    noviembre 22, 2011 5:28 am

    No deja de ser inverosímil que uno de los blogueros más ardientes del “liberalismo” español lleve desaparecido en combate justo en el momento electora y tras la victoria de la opción que se lleva apoyando (veladamente o no) en este blog desde que existe.

    Parece que el amigo YSH se ha cogido semejante borrachera con la alegría que se ha olvidado ya del blog. Claro, la ideología y el conocimiento económico ya no importan cuando han ganado los que querías.

    Felicidades.

    A ver qué milonga nos contáis dentro de cuatro años para convencernos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: