Skip to content

Los resultados y el fin de la burbuja ZP

noviembre 22, 2011

Hay dos datos que, por sí mismos, no ayudan en nada a comprender los resultados electorales. Primero, que el PP no ha crecido ni de lejos tanto como ha menguado el PSOE. Segundo, que el PP, pese a tener menos votos que el PSOE en 2008, ha obtenido una holgada mayoría absoluta.

Algunos querrán inferir de estos dos hechos que no ha sido tanto una victoria popular, como una estrepitosa derrota socialista. Algo hay de cierto en esto, ya que una mayoría absoluta como la conseguida por Rajoy, en nuestro sistema electoral, depende en gran medida de la distancia entre el partido más votado y el que le sigue. Una vez superado el umbral del 40%, siempre que la diferencia de votos sea considerable y esté homogéneamente repartida, las siglas vencedoras verán reforzada su mayoría natural de escaños.

Por lo demás, mal interpretadas, las dos circunstancias comentadas, no harán sino distorsionar la realidad de los resultados.

En 2008 la diferencia entre PP y PSOE fue de un millón de votos. Pese a la menor participación, el PP ha conseguido en 2011 mejorar sus resultados en más de medio millón de sufragios. No los ha obtenido de forma equivalente a como lo hizo cuatro años antes. Mientras que en algunas plazas, pese a subir en porcentaje, ha bajado en votos (consecuencia de la menor participación), en otras su ascenso ha sido espectacular, hasta el punto de incrementar a nivel nacional tanto los apoyos como proporción respecto del total. La base del PP es sólida (en 2004, pese a todo, retuvo más de 9,7 millones de votos), pero también ha sabido atraer nuevos votantes en los últimos 7 años.

El éxito del PSOE en 2004 se debió a una insospechada movilización de votantes procedentes tanto del PP, como de otros grupos de izquierda, y la abstención. Que mejorara sus resultados en 2008, con más votantes y algo menos de participación, se debió a la sangría de votos procedente de IU, ERC, nacionalistas y otros grupos. El PP, pese a la menor participación en esa misma convocatoria, mejoró en otro medio millón de apoyos directos. Es decir, que el ascenso de los populares ha sido progresivo, neto, pese a la progresiva menor participación, y a costa de los votos que se le fugaron en 2004 al PSOE, además de, como ha sucedido en esta última convocatoria, de varios cientos de miles de andaluces procedentes mayoritariamente del PSOE, que esta vez han decidido votar al PP.

En 2004, Zapatero recibió apoyos de un electorado mucho menos fiel que el popular. En 2008 se produjeron dos trasvases de votos. PP y UPD recogieron apoyos socialistas mientras que el PSOE se hizo con la extrema izquierda y nacionalistas. En números absolutos, la sensación fue que ZP había conseguido consolidar votantes, y crecer. En realidad su mayoría era prestada, una burbuja que ha estallado estrepitosamente este domingo.

ZP hizo que el PSOE se convirtiera en la primera fuerza política de España radicalizando al electorado. En 2004 se nutrió de eso, así como del descontento con el gobierno de Aznar. Su primera legislatura consintió en radicalizar aún más a los españoles, lo que expulsó a los descontentos (que regresaron en gran medida al PP), descontentando al mismo tiempo a parte de su electorado tradicional, que huyó hacia el PP y la incipiente UPyD. Sin embargo, pudo compensar este descalabro (que Rajoy esperaba suficiente para arrebatarle el gobierno a ZP), atrayendo a más y más radicales y nacionalistas. Pese a caída de la participación, su número de votos creció.

La clave de la debacle socialista es como sigue, y con esto ya termino. Muerto Zapatero, el PSOE está pagando sus excesos. Sucede que el final de las burbujas reduce a la víctima hasta un nivel incluso inferior al que tenía justo antes de comenzar a inflarse. El PSOE de 2011 ha vuelto a sus resultados de 2000, dejándose por el camino a UPyD, perdiendo el apoyo prestado por la parte más radical de la izquierda y algunos nacionalistas (reforzando, incluso, a CiU). El PP ha regresado a 2000, como si nada hubiera sucedido. Mayor censo, más participación y más votos, y un avance significativo en Andalucía ha habido esta vez, pero en esencia, hemos llegado al final de la burbuja zapateril. Comienza la particular crisis de los “socialistas”.

Saludos y Libertad!

2 comentarios leave one →
  1. Conpermiso permalink
    noviembre 25, 2011 2:41 am

    “ZP hizo que el PSOE se convirtiera en la primera fuerza política de España radicalizando al electorado.”

    ¿Podría citar ejemplos de esa supuesta “radicalización” del electorado?

    Porque, hasta donde ven los ojos mortales, la radicalización ha sido patrimonio casi exclusivo de los medios de comunicación derechistas y presunto-liberales (Intereconomía, El Mundo) que copan la parrilla televisiva desde la llegada de la TDT, con la colaboración inestimable de las televisiones públicas controladas por el PP (Telemadrid a la cabeza).

    ¿En qué radicaliza al “electorado” que dos personas del mismo sexo puedan casarse libremente, o que se hagan leyes que legislen de una vez las prácticas abortivas que se practican de siempre en España, o que se posibilite por Ley que quien tenga un antepasado muerto en la Guerra Civil (en el bando que sea) pueda reclamar su cuerpo?

    Me temo que el radical es quien ve todas esas cuestiones, perfectamente normales, como radicales.

    Saludos

  2. Bastiat permalink
    noviembre 27, 2011 5:43 pm

    Tienesustedpermiso…. el temita de la TDT ya cansa… Una cosa es número de televisiones… y para eso deberías ce contar todos los canales que tienen Telecinco, Prisa, laSexta. Contando con mucho cuidado las de Antena3 y los de la TVE, ¿a que ya la cosa cambia? y luego las audiencias…

    ¿Podrías hacer sumas para ver que un solo programa de Telecinco, para nada de derechas tiene más audiencia que todas las demás esas que dices juntas?

    Haz el favor de sumar….y verás.

    De todas formas tampoco es que esté de acuerdo con eso de que ganara radicalizando a la sociedad. Lo ha intentado, eso sí, pero como se puede ver…. no lo ha conseguido. Ganó porque se hicieron las cosas mal por parte del PP. En el primer caso un presidente del gobierno en ejercicio no debe irse en plan americano porque aquí estamos en Europa. Y a los presidentes los tiene que echar el electorado o la situación y no irse dejando heredero a dedo. Añádasele el asunto del 11M y tiene el pastiche completo, Y en el segundo…… la gente prefirió creer a Solbes que a Pizarro…. Nadie quiere que le den malas noticias.

    Como estamos viendo… la realidad se nos tiene que estampar en la cara para aprender.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: