Skip to content

El ocaso

diciembre 21, 2011

A falta de conocer los nombres de los elegidos por Rajoy para formar su gobierno, la imagen del flamante presidente jurando su cargo ante el rey, nos ha permitido ser testigos de la serenidad del ya ex presidente del gobierno, Rodríguez Zapatero. Para este hombre los últimos meses han supuesto una sucesión de etapas y pasos hacia la inevitable victoria del PP. Si algo podemos concluir del clima político que hoy se respira en nuestro país, es que todos, sin excepción, habían racionalizado previamente que los populares dirigirían este desaguisado con la comodidad que les brinda el controlar prácticamente todos los gobiernos (central, autonómicos y municipales) en España. De algún modo, el PSOE ha aceptado volver a la madriguera e invernar hasta que escampe el temporal. Zapatero y los socialistas han sido superados por los acontecimientos, que no han hecho sino demostrar su completa inutilidad. Gobernar a manos llenas es fácil, divertido y muy cómodo.

España vive el apaciguamiento del temor. La calma del derrotado y la mesura de quien ahora tiene la inmensa responsabilidad de reflotar el bote. Una complicidad rehén de las circunstancias, que deja aparcado el sectarismo de hace apenas unos años, donde el final de este régimen político que tenemos parecía incuestionable. Esta tregua durará lo que dure el temor a ser intervenidos. Cuando cese la alarma, no tengo la menor duda en que el PSOE regresará a las andadas, y esa oposición en positivo de la que habla Rubalcaba, quedará en el cajón de las buenas intenciones.

No hay más que decir, hasta que Rajoy elija gabinete y celebre su primer consejo de ministros. La investidura no ha aportado nada que realmente merezca la pena señalar. La crítica al nuevo ejecutivo vendrá cuando empiece a tomar decisiones y estas nos parezcan tímidas, adecuadas, insuficientes o diametralmente opuestas a lo único que puede hacernos salir de esta situación. Más libertad. Libertad para decidir, para invertir, para disponer de nuestra renta, de nuestros contratos, incluido el de trabajo, libertad para emprender, para competir… Menos Estado, menos privilegios, subvenciones, regulación, proteccionismo, impuestos.

Saludos y Libertad!

2 comentarios leave one →
  1. jorditauler permalink
    diciembre 21, 2011 3:09 pm

    No veo a MR apostando por más libertad.

    MR se forjó en Valencia hace ya 3 años.

    Ahora otro saca la foto, pero la regla “el que se mueve no sale en la foto” sigue vigente.

    Ser buen gestor, ser eficaz y ordenar las cuentas no debería estar reñido con más libertad. Pero no tengo claro que MR lo sepa.

Trackbacks

  1. Ocaso | TagHall

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: