Skip to content

Proteccionistas de todos los partidos

febrero 16, 2012

¿Quién dijo libre mercado? Los eurodiputados españoles de todos los grupos votan en bloque en contra del acuerdo agrícola de la UE con Marruecos. Pese a ello, el Parlamento Europeo ha aprobado el convenio que aumenta las cuotas para determinados productos hortofrutícolas procedentes del Reino alauita.

Mientras tanto, las autoridades españolas se afanan en cerrar un acuerdo de pesca que no perjudique a la industria nacional que faena en costas marroquís.

Estas noticias, que nos parecen de lo más normal, tanto que rara vez saltan a los titulares de los medios más importantes, son una muestra evidente de la miseria intervencionista y proteccionista que impera en las sociedades desarrolladas. Luego habrá quien abandere la causa del 0,7% de cooperación internacional, cuando se sabe que la mejor ayuda que puede recibir un pueblo como el marroquí es la libertad para exportar sus productos sin restricciones arbitrarias y corporativistas.

Sellado el acuerdo que, repito, no abre fronteras, sino que aumenta cuotas, queda que a este lado del estrecho, algún agricultor cobarde, se dedique a volcar camiones y quemar su mercancía.

La otra cara de este asunto está en que, dada la distribución de la soberanía sobre los mares, también queda sujeta a acuerdo político la concesión de cuotas de pesca en aguas marroquís a favor de pescadores españoles. Curioso, verdad?

El mercado agrícola es junto con el mercado de trabajo y el monetario y financiero, de los más intervenidos y planificados que pueda uno imaginar. Ya saben, el neoliberalismo a llegarrrr.

Con dicha intervención del mercado agrícola no sólo se impone la carga de tener que destinar una ingente cantidad de recursos a un sector que bien podría satisfacer cualquier demanda con mucho menos, o que los consumidores paguen precios más elevados de lo que podrían lograr en un mercado libre, sino que además conseguimos hundir en la miseria a pueblos enteros que acaban, en el mejor de los casos, siendo condenados a realizar un ingente esfuerzo productivo.

Resulta insultante que algunos se atrevan a atribuir esa mayor competitividad, que es merecedora de restricción y aranceles, precisamente a los bajos salarios de los trabajadores marroquíes. La realidad es que esa situación se agudiza precisamente por culpa del proteccionismo español, que obliga a reducir costes para incorporar así el peso de los aranceles. Lo que nos permite afirmar que nuestros aranceles los pagan en gran medida esos mismos trabajadores a los que luego se dirá apoyar y con los que aparentarán solidarizarse nuestros sindicatos.

PP, PSOE, IU, CiU, PNV, UPyD, ERC… retratados por el ánimo proteccionista que les une.

Saludos y Libertad!

10 comentarios leave one →
  1. pravda permalink
    febrero 16, 2012 5:38 pm

    Efectivamente. El espectáculo de los socialistas de todos los partidos afeándose no haber subyugado aún más la libertad de productores de otros países resulta repugnante.

    Y a mí me obligan a comprar un bien que ellos producirían más barato e, incluso, mejor, por un ojo de la cara.

    Pero es que el proteccionismo está tan bien visto en este pueblo socializado (y en todos, por otra parte) que va a ser difícil convencer al común de los mortales que cualquier aplicación de aranceles no consigue nada más que condenar a los ciudadanos a obtener productos peores y más caros y en destinar medios a una industria no competitiva.

    Saludos

  2. Antonio Alcalá permalink
    febrero 16, 2012 7:31 pm

    Estoy de acuerdo, en lo que argumentas, pero he de decir que hay que mirarlo con mas amplitud, me parece perfecto que se quieran abrir las fronteras y liberar mercados, pero todos, o jugamos todos o se suspende el partido, no se pueden abrir unos y otros dejarlos como están y es normal que se vote en contra en esos casos, que no ha sido por eso, que ya lo se, pero es muy cínico, hablar de libre mercado cuando esta completamente controlado y solo abrirlo a ciertos sectores que fastidian a unos pocos. Libre mercado si, total, no parcial que solo afecta a unos pocos.

  3. Juano permalink
    febrero 16, 2012 8:33 pm

    Estando de acuerdo con el artículo, lo cierto es que la situación produce un agravio comparativo: la producción marroquí no sufre la normativa comunitaria, la cual acarrea un incremento de costes.

    Lo esquizofrénico del caso es que los agricultores patrios, en lugar de exigir liberalización y poder ser más competitivos, lo que piden es que, cuando menos, se le imponga la misma normativa a los foráneos y, de paso, más subvenciones para los locales…

    Me apuesto una extremidad a que ninguno de los que se quejan tiene la ropa, muebles, electrodomésticos, coches o zapatos de producción nacional o europea al 100%. Pero son incapaces de ver la incongruencia de su postura…

  4. A peor permalink
    febrero 17, 2012 4:46 am

    Ahora resulta que en Occidente somos malos malísimos de la peor especie porque no liberamos nuestras condiciones para la entrada de productos de países donde no existen los derechos laborales y que no compiten, ni de lejos, con igualdad de condiciones.

    Los delirios del supuesto liberalismo son cada día más alucinantes.

    Todo eso debería usted escribírselo a De Guindos, que es de los suyos.

    • febrero 17, 2012 1:51 pm

      Pues sí, lo somos. Porque se trata de no discriminar entre productos idénticos. No son esclavos, sí más pobres. Es inútil, además de inmoral, primero atizarles para después subvencionarles para que se queden como están. Perpetuamos la pobreza porque sigue viva la vieja falacia de Montaigne.

    • Juano permalink
      febrero 17, 2012 2:48 pm

      ¿Por qué aquí tenemos que pagar más por lo mismo favoreciendo a una clase empresarial protegida y que huye de tener que competir? Si China mantiene la moneda baja le está robando a sus ciudadanos a nuestro favor, ¿por qué desaprovechar algo que nos enriquece a todos?

      De todas formas, al abrir fronteras, aún aprovechando en primera instancia posibles abusos en contra de otros, en el largo plazo el comercio elimina esa situación y acaba igualando los mercados comunicados por arriba. Osea, enriqueciendo a todos los que participan.
      El modelo actual refuerza el abuso y empobrece tanto a nuestra economía como a las que quedan fuera.

      Por lo tanto no sólo somos malos. Somos increíblemente tontos del culo, insolidarios y cada vez más pobres.
      Hasta el punto en el que cada vez nos acercamos más a la situación de los explotados, en lugar de abrir fronteras y lograr que ellos se acerquen a la nuestra.

      ¿Quién tiene delirios?
      Y si bien no tengo nada que ver con la página, dudo que el PP tenga mucho que ver con las ideas liberales. De facto es un partido socialista como otro cualquiera.

  5. febrero 19, 2012 11:33 pm

    En absoluto, solo beneficia a los empresarios europeos, muchos españoles, que ya producen en Marruecos. No es beneficioso para el reino moro, sino para los empresarios españoles en gran medida, por eso no lo veo mal. Porque muchos ya producen allí. Por otro lado sin esas restricciones a las importaciones jamás seria rentable producir en Europa por el nivel de vida y la legislación sanitaria de la Unión.

    • febrero 20, 2012 8:35 am

      Si los productos de fuera superasen esos mínimos de calidad a un precio inferior que fabricados dentro de nuestras fronteras, qué sentido tendría subvencionar a los de aquí para que sigan produciendo aun siendo menos competitivos? Al igual que tú, que para comer, vestir y morar, no tienes por qué producir alimento, vestido y cobijo, una economía no tiene por qué ser autárquica ni mucho menos emplear recursos en todas y cada una de las líneas de producción. División del trabajo. Si el tomate marroquí supera al español, tendremos que producir otra cosa y destinar todo nuestro esfuerzo a que ese algo sea competitivo. Así funciona la economía.

      • febrero 20, 2012 9:49 am

        No, no, si tienes razón. Yo solo digo que si pasan los requisitos sanitarios no hay problema, solo apunto que muchos se rasgan las vestiduras cuando son muchos los empresarios españoles los que ya producen en el reino moro.

      • febrero 20, 2012 3:01 pm

        Se van porque las condiciones salariales son más favorables. El estrecho no puede ser una frontera entre ricos y pobres. Sus salarios suben porque se invierte, yolas de aquí, o se ajustan, o contribuirán a que nuestra industria se vaya al garete.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: