Skip to content

El fracaso autonómico

abril 10, 2012

Madrid podría sostener con relativa facilidad su actual Estado de Bienestar si no se viera obligada a transferir recursos a otras regiones menos ricas. Sucede parecido en Cataluña, o en Navarra y País Vasco. Sus despropósitos de Bienestar, pese a los vicios y perjuicios inevitables, serían soportables con cargo a una presión fiscal igual o al inferior incluso de la que ahora soportan sus ciudadanos.

La cuestión es, ¿qué hacemos con las pensiones, la educación y la sanidad, entre otros servicios, que ahora disfrutan andaluces, extremeños, gallegos o canarios? Si España es una para el bienestar, obviamente debe producirse una trasferencia de renta interregional, en perjuicio muchas veces de la redistribución intrarregional. El catalanismo ha hecho de esta realidad su argumento básico para no destapar el verdadero cariz racista de su discurso. Vascos y navarros viven ya en el mejor de los mundos: a cambio de pertenecer al sistema común de seguridad social, logran plena autonomía financiera respecto al resto de servicios de bienestar, mientras que, al mismo tiempo, se benefician de otros gastos del Estado en el capítulo de infraestructuras, por ejemplo. Sondika, el súper puerto de Bilbao, la Y vasca, la regeneración de la ría de la capital vizcaína… y un largo etcétera de inversiones netas que proceden, en gran medida, de lo que el Estado recauda en Madrid, Cataluña o Baleares.

Sostener este despropósito, donde todos los españoles disfrutan de los mismos derechos, vivan donde vivan, y con indiferencia de la capacidad presupuestaria y fiscal de la administración local que los provea, es radicalmente imposible. Una de dos, o se impone la corresponsabilidad fiscal y la verdadera autonomía en estas materias, o el Estado, bien directamente, o a través de transferencias compensatorias, deberá ejercer un papel redistributivo a nivel interregional. Pierde por tanto todo su sentido que sigamos llamando a nuestro modelo territorial Estado de las autonomías.

La propuesta de Aguirre, o el discurso que ha favorecido el ascenso de UPyD, no apuesta precisamente por privatizar los servicios considerados de “bienestar”. Aboga por recentralizarlos a fin de que el Estado redistribuya directamente la riqueza sin tener que justificarse con las autonomías más ricas, y dejar que sean los gobiernos de las más pobres quienes decidan cómo y en qué gastar lo recibido. Centralizar la provisión y el gasto, del mismo modo que en se mantiene centralizado en la práctica provisión de recursos.

Es interesante, pero políticamente difícil de articular. Y como en todo, dos son las regiones que más dificultades pondrían al respecto. Cataluña y Andalucía, que son los más, con menos, y los más con más, comparten régimen y vinculación con el Estado. Fue un error creer que el nuevo modelo estaría equilibrado si Andalucía tenía lo mismo que Cataluña. La misma autonomía, e idéntico Estado de Bienestar. Obviamente, si Cataluña lograra el estatus vasco o navarro, o Andalucía hubiera llegado más tarde y con menos competencias al desaguisado autonómico, otro gallo cantaría. Pero algún listo quiso equipararles, por la misma que en su momento Andalucía nos sorprendió denominándose a sí misma como una “realidad nacional”, semanas más tarde de que Cataluña se elevase a la categoría de “nación”.

Aguirre propone cosas interesantes, que ayudarían a racionalizar nuestro actual modelo de bienestar, pero que chocan radicalmente con el territorial. Cataluña y Andalucía, Andalucía y Cataluña.

Saludos y Libertad!

One Comment leave one →

Trackbacks

  1. El fracaso autonómico

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: