Skip to content

La pública resistencia

mayo 10, 2012

Existen demasiados mitos y tópicos sobre los servicios públicos que en momentos como el actual se convierten en barreras casi infranqueables incluso ante personas razonablemente inteligentes. Lo cierto es que quien puede, se escapa de los servicios públicos. Si hay autopista de pago como alternativa a un puerto de montaña o a una autovía o carretera nacional, quien puede, la paga. Si podemos permitírnoslo, enviamos a nuestros hijos a colegios privados, o en cualquier caso concertados, como opción más deseable frente a la oferta pública. Si está a nuestro alcance, preferimos contratar un seguro privado a tener que acudir a ambulatorios y hospitales públicos. Y consecuentemente, si podemos acogernos a alguna desgravación, deducción o mecanismo tributario menos gravoso, lo hacemos, buscamos a quien nos asesore, y terminamos pagando menos impuestos. Lo público casi siempre repele al ciudadano que tiene la posibilidad de huir del sistema.

No es casualidad que lo público normalmente funcione allí donde no es necesario. Me explico. Las políticas “sociales” van dirigidas a garantizar a determinadas capas de la población servicios considerados esenciales. Bajo un pretexto igualitarista, lo que se consigue en realidad es que los pobres reciban prestaciones de una calidad inferior a la que reciben los menos pobres, incluso con cargo al presupuesto público. Los que hemos ido a colegios e institutos públicos lo sabemos. No es igual un centro de Villaverde o Puente de Vallecas, que uno de Chamartín, Salamanca o Arganzuela. No es igual un ambulatorio de Mahadahonda que uno de Fuenlabrada. Puede haber muchísimas razones que lo expliquen, sí, pero la cuestión es que son contadas las excepciones.

Los vecinos de esas localidades y distritos más pudientes no necesitan que el Estado intervenga y redistribuya a su favor, ya que con su nivel de renta podrían perfectamente disfrutar de una calidad idéntica o muy superior por un menor coste. De hecho sucederá que los centros públicos de estos barrios estén menos poblados, ya que algunos de sus habitantes preferirán pagar dos veces por lo mismo, y huirán del sistema.

Los firmes defensores de lo público siempre cuentan sus inmejorables experiencias personales. No es casualidad que, por lo general, formen parte de esos grupos más pudientes, que disfrutan de las prestaciones lejos de aquellos que, en principio, sí podrían necesitarlo. Es una contradicción que no saben afrontar.

Pero todo lo anterior no es tan relevante como que lo público resulta excesivamente oneroso, no mejora la calidad y pervierte los instintos y conductas de los ciudadanos. El gasto per cápita en sanidad ronda los 3000 euros anuales. Eso equivale a 250 euros mensuales por españolito. En la actualidad, con una sanidad claramente dominada por la pública, un seguro médico privado de calidad ronda los 70 euros mensuales, es decir, 840 euros anuales. Es cierto que en la privada existe “copago”, pero el coste medio, a pesar de la dura competencia con la pública, no supera con mucho el tercio de lo que pagamos, sí o sí, por mantener el servicio que prestan las administraciones.

Con la educación sucede algo similar. Su coste medio por alumno no para de crecer año a año. En la última década se ha duplicado. En 2011 fue, aproximadamente, de 6.500 euros anuales por alumno. Teniendo en cuenta que no todo el mundo va a la universidad, que no todas las carreras cuestan lo mismo, que habría competencia y una gran variedad de precios, los padres encontrarían una educación acorde con sus posibilidades para sus hijos. Y los no padres, sencillamente, se ahorrarían la educación de los hijos del vecino.

Pero volvamos al principio. ¿Acaso es justo que ese coste medio por habitante o alumno no redunde en una calidad homogénea para todo el sistema? Es decir, ¿cómo explican los defensores de lo público que los más necesitados sean precisamente quienes peor servicio reciben? Al final los guetos se crean haga lo que haga la bienintencionada administración. Lo cierto es que esos guetos nacen, se consolidan y enquistan precisamente por culpa de la intervención. Cuando un individuo empieza a generar una renta con la que bien podría recibir mejor sanidad y mejor educación, llega el fisco y le sube los impuestos y las cotizaciones. Hay una franja entre las personas más humildes, y las clases medias, que el Estado se empeña en ahondar y penalizar. Es muy fácil presumir de lo público cuando uno vive de siempre en una zona de cierto nivel de renta, y los centros educativos y sanitarios se han ajustado mínimamente al tipo de población a la que asisten. Convivirán con colegios, institutos y hospitales privados, y la apariencia será de cierto equilibrio e “indudable” calidad y alternativa. Pero, repito, el Estado de bienestar “funciona” donde no se le necesita, y es inútil pretender lo contrario salvo que se decida ensanchar aún más la barrera entre ricos y pobres, que se convertirá prácticamente en insalvable a medida que crezca la presión fiscal o se limite la libre iniciativa en este ámbito, con el objetivo de mantener a toda costa los servicios públicos. Esto es lo que lograrían los manifestantes de cumplirse sus deseos: más desigualdad y precariedad sobre todo para quienes menos tienen.

La cuestión es cómo iniciar el desmontaje de este injusto entramado de malestar. Una posibilidad sería volver a permitir que quien se pague una sanidad o una educación privadas pudiera deducirse su coste en el IRPF con el límite del coste medio por habitante o alumno antes comentado (ajustando cada año). De este modo la entrada de la privada sería perfectamente competitiva y proporcional al abandono de la pública, y no como ahora, que quienes huyen pagan dos veces, pero a pesar de ello, quienes más necesitan el servicio, peores condiciones reciben. Sólo si se crea un mercado educativo y sanitario eficiente se ofertarán seguros y programas de estudio a precios asequibles para los menos pudientes, y tendrían entonces también ellos la opción de huir del sistema. En ese hipotético caso, sólo quedarían en la pública esos acomodados que hoy no ahorran elogios para el sistema que ellos sí disfrutan. No obstante, y llegados a esta situación, la titularidad pública de tales centros sanitarios y educativos habría perdido toda justificación, dado que sus beneficiarios estarían soportando su coste exacto en forma de unos impuestos que, gracias a la posibilidad de deducción, harían absurdo mantener la farsa.

Saludos y Libertad!

82 comentarios leave one →
  1. mayo 10, 2012 7:35 pm

    Te equivocas en algunos puntos. Das por hecho que la gente acude al publico usando no puede ir al privado. No lo creo. Los hospitales públicos suelen ser mejores y para cosas serias la gente se va a la publica de cabeza. Los institutos públicos suelen ser mejores y con mejor profesorado que los privados. Entiendo que Madrid tiene una problemática de güetos como toda ciudad grande, pero en provincias los mejores centros son siempre los públicos de antiguo y la gente con pasta, al menos en Coruña o Vigo sigue mandando a sus hijos al Eusebio da Guarda (La Coruña) o al Santa Irene, son considerados los mejores centros. Así como el San Isidro de Madrid que tiene MUY buena fama. Por lo demás el concurso publico de traslados hace que todos los funcionarios deban pasar por varios centros antes de poder acercarse a su residencia, con lo que el profesorado no se sitúa en función de buenos-ricos, malos profesores-pobres. Lo mismo suceden en León con el IES padre Isla, etc.
    PS. Yo cuando tuve el problema en Madrid me fui de cabeza al Marañon y tenia seguro privado a parte.

    • mayo 10, 2012 8:43 pm

      De hecho creo que encajas perfectamente en el tipo ideal que he descrito, así que no estaré tan equivocado.
      A mí me llevaron a una pública distinta, y a un público de barrio de clase media, con tradición y todavía libre de los males de la LOGSE. Tampoco habría tenido sentido que fuera a la competencia… El caso es que hay gente obligada a soportar la precariedad de lo público, el racionamiento de medios, las colas y la escasez insufrible. Y se supone que deberían ser los mayores beneficiados.
      ¿Has leído el post? ¿Creo que digo cosas interesantes abre las que ni siquiera comentas?
      En cuanto a la sanidad, tú sabrás que experiencia has tenido, pero se tratan afecciones mucho más graves de las que describes. De hecho, en situaciones desesperadas, cuando en la pública te desahucian, mucha gente se va a la privada pagando el 100% del coste del tratamiento. Con los seguros, porque son seguros, no se paga el 100%. La cuestión que tampoco me discutes es qué seguro podrías contratar pagando casi cuatro veces más de lo que se paga ahora por un buen seguro. No aportas datos, ni argumentos de peso. Sólo prejuicios y meras intuiciones. Te animo a que busques en Google informes sobre el tema. Enlazarlos me parece tedioso, casi como si tuviera que justificar lo evidente cuando está allí, al alcance de cualquier persona inteligente, crítica y sin prejuicios.

      • mayo 10, 2012 8:54 pm

        Es que hay cosas con las que coincido, pero no coincido en que la gente huya de lo público siempre que pueda, ahí no. Creo que, con matices, se ajusta más a la sanidad que a la educación. Porque al menos aquí en Galicia los institutos estan muy, muy decentemente dotadosy creo que las pruebas de selección del profesorado (aunque siempre hay maulas de la vida) hacen una criba muy importante. Tampoco tu me niegas el valor de los concursos de traslados que hacen que los centros estén bien dotados de personal con independencia de la zona. Repito, en provincias los mejores centros, o los de referencia son los públicos, y en Madrid esos dos que he mencionado tienen fama estatal.

      • mayo 11, 2012 8:01 am

        Ponte en la piel de un matrimonio de mil eurista de villaverde con un hijo en edad escolar. Ingresan 28 mil € al año netos. Pagan 30.000 o más entre IrPf IVA cotizaciones ibi circulación… Su hijo cuesta 6500, la sanidad de los tres 9000 y sus dos pensiones 6000. Es decir, pagan otros 8500 para otros servicios. Suficiente. Y sin embargo están condenados a llevar a su hijo a los centros del barrio, a ir al ambulatorio del barrio y al hospital de referencia. Si quisieran escapar tendrían que pagar 9000 euros de su neto, es decir, comer, vestir y pagar la hipoteca con 19000€.
        Por qué les estás sacrificando?!
        No te parece injusto?
        Deducciones ya!

      • mayo 10, 2012 10:20 pm

        Vaya, a una pública distinta. ¿No crees que todavía existen muchos institutos como los que tu citas? De hecho en las ciudades medias y pequeñas son todos los del centro

      • mayo 11, 2012 7:52 am

        En serio, no comentes sin leerte antes el post!!!
        Hablo precisamente de eso. La pública “funciona” sólo para quienes no la necesitan. Básicamente porque con sus impuestos pagan de sobra el servicio de calidad que reciben. La cuestión es que por un 10-20-30% menos (depende del caso), tendrían mayor calidad, derecho a elegir y responsabilidad moral.
        No puede ser que se idee un sistema para salvar a los miserables que exija meternos a todos y que su efecto sea condenar a sus principales destinatarios a la miseria, incluso en términos comparativos respecto a la calidad de servicio que perciben.
        Reflexiona. Lo público no logra sis objetivos.

      • mayo 11, 2012 8:08 am

        Los privados concertado tienen peor nivel. Está constatado en todos los sentidos (incluido las universidades)
        Pero si defendeis el derecho a una educación peor, porque teneis derecho a pagaros una mala educación entonces vale.

      • Bastiat permalink
        mayo 11, 2012 8:36 am

        David, los concursos de traslados son precisamente el mal de los malos centros educativos en esas áreas difíciles a los que se refiere Hayek.

        Lo conozco de primera mano.

        Centros como los del sur de Madrid y del norte de Toledo están llenos de personas que han cogido plaza en el momento de aprobar la oposición y que están deseando largarse o a los lugares en los que crecieron o a la Capital, o a pueblos con mejor nivel de vida ya que pueden pagárselo con el buen sueldo que reciben. Sobre todo si forman parejas efables de profesores.

        Y esos centros son, además, los que mas interinos tienen en sus plantillas, es decir, rotación un año si y otro no de profesores, de tal manera que hay muy poca implicación con el centro y el entorno ya que todo el mundo está de paso. Eso no es generar calidad educativa. Son esos centros los que ganarían mucho más si la educación fuera privada y los dueños se implicaran en dar un servicio que la gente del lugar demandara.

      • mayo 11, 2012 12:15 pm

        Yo también lo conozco, pero te aseguras de qe la gente que pasa al menos esta bien preparada, bueno hay de todo, pero al menos si eres buen docente pasas por centros del sur de Madrid y disfrutan de ese nivel de profesorado. Yo tampoco me implico en mi centro, do las clases como el mejor, pero la secundaria publica no debe ser una guardería, los alumnos deben aprender a buscarse un poco la vida. Yo no estoy allí para conta fue tos o hacer excursiones, de viaje que lo lleven sus padres. Yo estoy para enseñarles Geografia e Historia

      • Bastiat permalink
        mayo 11, 2012 1:16 pm

        No David…. te aseguras que los que han aprobado la oposición han aprobado la oposición, no que sean buenos docentes. Y, como las plazas están continuamente vacantes los que dan las clases mayoritariamente suelen ser los interinos…. Los que NO han aprobado la oposición.

        Y si los profesores que tienen en los centros privados o concertados no son buenos, como habéis destruido el sistema de control del meritoriaje en los estudios, los exámenes de grado antiguos, pues no sabes qué nivel tienen. Y como las universidades están deseosas de tener alumnos para justificar su propia existencia como universidad pública…. pues les importa poco que les lleguen alumnos con pésimo nivel, de dónde sea, de la pública también, y no actúan como filtro que diga a los padres en dónde se da el nivel educativo y académico que exigirían para sus hijos.

        Por lo tanto, eliminada la calidad de la educación que se imparte, lo cierto y verdad es que muchos padres optan por los centros privados y concertados por cuestiones morales, algunos, pero sobre todo disciplinarias. Es muy difícil encontrarse en un colegio de esos a alumnos altamente conflictivos como te los encuentras en los centros públicos.

        Es la legislación en la que se basa la educación pública en este país la causante de su destrozo. No la existencia de privada o concertada.

      • mayo 12, 2012 12:49 pm

        Además no caes que los centros del extrarradio lo que falla no es el centro ni los profesores, lo je falla es el alumnado y las familias que hay detrás que son desestructuradas y conflictivas.

    • mayo 11, 2012 3:41 pm

      Pero los interinos entran en lista tras presentarse a las oposiciones, es más, a veces con mejor nota que los aprobados porque lo que les falla es la parte de concurso. Las listas no se elaboran por lotería, se elaboran sobre la base de un examen oficial y público.

  2. mayo 10, 2012 7:48 pm

    Y tus padres te mandaron a un publico porque no podían mandarte a un concertado-privado?
    Y el Rey cuando tuvo lo del pulmón el año pasado fue al clínico de Barcelona. Vas a la privada cuando te tuerces un tobillo y no quieres esperar cuatro meses por una radiografía , pero para las cosas serias vas a la publica porque tienen mejores medios.

  3. mayo 10, 2012 7:49 pm

    Y el IES Ramiro de Maeztu también tiene muy buena fama.

  4. Javier permalink
    mayo 10, 2012 9:49 pm

    Claro, porque ya te quitan de tus impuestos para que vayas a una escuela pública. Si los impuestos fueran reducidos, habría dinero para pagar de sobra un seguro privado y una escuela privada a tus hijos.

    • mayo 11, 2012 7:54 am

      Efectivamente. Y las personas con menos ingresos, ante una mínima mejora o haciendo un gran esfuerzo, también podrían huir de la pública.
      El sistema impide esa opción precisamente a quienes dice ser sus principales beneficiarios. Es ridículo.

      • mayo 11, 2012 8:06 am

        Y la gente que ni puede permitirse ni un mínimo esfuerzo viviría de la caridad o sería el deshollinador del señor Banks. A ver si nos enteramos que de la pública, al menos de la escuela, no huye la gente. Puede que de ciertos centros sí, pero por lo general los públicos son los de referencia en todas las ciudades medias de España. Y pasamos por unos requisitos de admisión que no iguala ningún privado y por un concurso público y objetivo que hace que todos los profesionales vayan peregrinando por varios centros independientemente del nivel del alumnado.

  5. mayo 11, 2012 8:04 am

    Sin la escuela pública mucha gente no podría pagar los conciertos, además no habría suficientes colegios para todos los alumnos si eliminasemos la pública. No es un negocio, es un servicio. Yo trabajo en la educación pública no veo que no logre sus objetivos, hay muchas carencias pero consigue unos objetivos MUY dignos, superiores en muchos centros que la privada-concertada. Por cierto que la concertada si es un insulto al libre mercado porque sin privados subvencionados. Aquí creo que partimos de bases epistemológicas y cognitivas distintas.

  6. Kiko permalink
    mayo 11, 2012 9:15 am

    La gente huye de la pública y eso es algo innegable. Yo acabo de pasar por la tesitura de tener que pedir plaza para mi hija para el colegio en Madrid y en los único en los que me garantizaban la plaza era en los públicos, con las mismas plazas ofertadas que los concertados de la zona. De hecho, en algunos concertados las solicitudes doblan y casi triplican el número de plazas ofertadas.
    Yo coincido casi al 100% con el post, pero un primer paso, por lo menos en lo que a educación se refiere, sería el cheque bebé, que dejaría muy claro las preferencias reales de los ciudadanos.
    En cuanto al tema sanitario, lo de que la gente va a los hospitales públicos cuando tiene algo grave es una visión que cada vez se va quedando más desfasada. En las grandes capitales las empresas privadas han construido hospitales que dan las mismas o mejores prestaciones que los hospitales públicos, y eso a pesar de la dificultad de realizar la costosísima inversión de construir hospitales cuando en ppio la gente tiene una alternativa “gratuita”.

    • mayo 11, 2012 12:16 pm

      Eso será en Madrid, en La Coruña o Vigo los públicos del centro tienen lista de espera, así como el mejor nivel de la ciudad.

      • Bastiat permalink
        mayo 11, 2012 1:10 pm

        Es decir…. Lo que te dice Hayek

    • FAN_TOTAL permalink
      mayo 12, 2012 6:26 am

      Claro, la gente realmente inteligente, cuando está enferma de algo serio se va a la privada, donde le opera un cirujano que, como mucho, habrá hecho esa operación dos o tres veces, en lugar de preferir al cirujano de la pública que habrá hecho cincuenta o sesenta intervenciones de ese tipo. Mucho mejor la privada, donde muchos cirujanos pagan de su bolsillo clases antes de hacer una operación porque sólo saben hacerla en teoría. Mejor, desde luego, quitarse las cataratas en la privada, con una máquina comprada por el dueño del consorcio sanitario de segunda mano y manejada por un cirujano que seguramente no haya hecho demasiadas intervenciones de ese tipo o bien es de la pública rebotado y trabaja en la privada a horas libres (con fatiga acumulada). Siempre será mejor eso, al parecer, que el cirujano de la pública, que se hace 10 operaciones de cataratas a la semana con una máquina de última generación pagada por el estado. (MODO IRONIA OFF) De tan ignorantes de la realidad, los pseudoliberales empiezan a dar más risa que otra cosa.

      • mayo 12, 2012 8:09 am

        No sé qué seguro tendrás o conocerás, pero todos mis médicos son también de la pública, de hecho, los mejores de la pública son los que pasan consulta privada. No mientas. Los que disfrutamos de sanidad privada, e incluso tenemos el privilegio de optar, no la cambiaríamos por nada.

      • Pedro permalink
        mayo 12, 2012 5:39 pm

        Por lo general los médicos de la privada están por la mañana en la públicas.
        Mejor la sanidad pública en la que la mitad de las ocasiones no tienen los instrumentos necesarios porque se han gastado y no los han repuesto, mejor tener 3 minutos por paciente en las consultas de cabecera públicas, mejor tener listas de espera de 4 meses, (modo ironía off). En muchas ocasiones la sanidad pública funciona muy bien, especialmente para las cosas graves, pero al precio que nos cuesta es lo mínimo que se podría esperar.

  7. Pablo el herrero permalink
    mayo 11, 2012 3:29 pm

    Yosoyhayek, eres demasiado suave en tu crítica a la educación estatal. Toda ella es pura política coactiva contra los ciudadanos y las familias a educarse en libertad. Todo en la educación pública (yo prefiero definirla “educación estatal” (sea privada o pública) está intervenido por el estado hasta lo indecible: contenidos educativos, horas lectivas para cada contenido, proceso pedagógico a seguir por el prpfesorado, ausencia total de autonomía colegial u universitaria, imposición de asignaturas de claro carácter adoctrinador (no sólo EpC), estatutos del profesorado que imponen carreras profesionales totalmente planas en desarrollo profesional y retributivo (un profesor en la pública cuando entra gana casi lo mismo que un profesor que ese mismo día se jubila), etc.

    Consecuencias: fracaso escolar (España es el lugar europeo de mayor número de repetidores de Europa), abandono escolar (España tiene el 30 % de abandono escolar, el doble de la media europea), violencia en las aulas, la educación pública es el sector laboral como mayor % de bajas de profesorado de España; quejas de las familias, alumnos y empresas de una formación poco útil para el mercado laboral, etc.

    Llevamos 30 años de socialismo educativo (de derechas e izquierdas), que ha puesto a nuestro país, con un permanente crecimiento presupuestario que en su % es año tras año el mayor de toda Europa, y a pesar de ello, ni alumnos ni universidades está en los puestos de países europeos cercanos. Presupuesto que la mafia estatal que dirige la educación niega explicar. Del total del presupuesto nacional (unos 52.000 M€) el 73% se va gastos de personal, del 73% al 85% a gastos de estructura (edificios, mantenimiento, material, etc.) y sólo el restante 15 % se va para educación. En el reparto de ese presupuesto ¿quiénes son los más beneficiados?. El precio real de un curso escolar en primaria y secundaria no baja de los 4.000€ y en la universidad de los 10..000€.

    El estado subvenciona totalmente la secundaria y el 85% de la matricula universitaria. Me gustaría a mí saber, cuantas escuelas y universidades públicas habría si cada alumno pagara el total del valor real de sus estudios. Pues a pesar de todo ello, aún se otorgan becas y yo pregunto: ¿qué es un beca en un estado que subvenciona el 85% de la matrícula, sin base en el mérito y que mayoritariamente es utilizada por una clase media que tiene medios económicos?

    Y por supuesto, como “austriaco” que soy, estoy totalmente en contra del “cheque escolar” pues es una forma de realimentar coactivamente el sistema estatal de educación. Si ha de hacer alguna subvención a la educación (que creo que sí) que se haga vía declaración fiscal y en función de la misma.

    Toda la política educativa pública es perversa, no sólo económicamente, también socialmente y sobre todo intelectualmente.

    ¡¡FUERA EL ESTADO DE LAS AULAS!!

    Pablo el herrero

    • mayo 11, 2012 3:40 pm

      ¿Y como elegimos los temarios y las horas de clase por asignatura?
      Soy profesor de Historia en la educación pública y nadie me dice cómo tengo que dar clase. Doy la clase lo mejor que sé y me abstraigo de mis ideas política a la hora de impartir la materia, a veces es poco posible, pero cuando digo una opinión (muy pocas veces) aviso que es una opinión personal y que la tomen como tal. Tu comentario Pablo, tiene un total desconocimiento del funcionamiento de la docencia

      • Pablo el herrero permalink
        mayo 11, 2012 7:56 pm

        “¿Y como elegimos los temarios y las horas de clase por asignatura?”

        Quiero una EDUCACIÓN LIBRE que me permita: elección de colegio; de profesor; de contenidos educativos; de fórmula educativa…

        ¿Te imaginas una educación verdaderamente libre? Estáis tan adoctrinados en el modelo público que sois incapaces de imaginar alternativa alguna a la educación pública… que no sea más pública e intervencionista para resolver los problemas que ella misma crea.

        “Soy profesor de Historia en la educación pública y nadie me dice cómo tengo que dar clase”.

        
No creo que des ni mejor ni peor clase que la ingente cantidad de profesores que se ven obligados a coger la baja cada año…. o al fin de acabar desmotivados “tirar la toalla” para hacer solamente “lo que exige el expediente”.

        ¡¡FUERA EL ESTADO DE LAS AULAS!!

        Pablo el herrero

      • mayo 11, 2012 8:11 pm

        Tienes algo mas que aportar que una simple soflama?
        La cultura se expresa en términos excluyeres. Los padres no saben que contenidos mínimos deben impartirse
        Como yo tampoco se arreglar un coche. A nivel de primaria y ESO los contenidos son muy generales y así debe ser para asegurar unas capacidades que le permitan elegir con rigor mas adelante. Como padre no quiero que aprendan derivadas porque es el demonio. O no a la teoría de la evolución porque soy un tarado calvinista!

  8. mayo 11, 2012 5:51 pm

    Artículo de sobresaliente Claro y conciso.
    Yo he probado la educación concertada en Valladolid y la pública (universitaria). La pública me ha dado vergüenza ajena.

  9. mayo 11, 2012 6:07 pm

    Después de leer los comentarios estoy cada vez más desencantado con la clase funcionarial de este país. No reconocen ni un 1% de sus fallos (en realidad no reconocen ninguno). No se dan cuenta de que los únicos que defienden su sistema son la gente que “trabaja” en lo público (ellos), los políticos que viven de administrar lo público, los sindicatos que viven de no hacer nada allá donde sea, los que creen que no hay otra alternativa para ellos (no tienen posibilidad de escapar, pero es eso o nada) y los escasísimos casos de gente que le ha ido bien en lo público y no han tenido ocasión de contrastarlo con lo privado nunca (creen que no hay nada mejor).

    • mayo 11, 2012 6:27 pm

      Ya, y las notas medias que son mejores en los públicos, por lo general, que en la privada. Es cierto que hay muchos fallos y debemos trabajar para mejorar, pero esto es como aquel qe preguntaba ¿Tu novia es guapa? Y le contestan: bueno, depende con quien se compare. En educación, al menos en secundaria, sucede lo mismo, puede que no sea la mejor, pero si se compara con la privada de este pais es la jodida Giselle Bundchen.

      • mayo 11, 2012 6:37 pm

        No sé dónde sacas esos datos de media, mirando lo primero que he encontrado en google relacionado con el tema (aunque solo sea de Valencia) es esto: http://www.que.es/valencia/200911251115-centros-privados-logran-selectividad-nota.html Yo, como he dicho, estudié en un concertado. He acabado ingeniería industrial en la pública. De los que hemos acabado (menos de la mitad de los que entramos) por lo menos un 75% estudiamos en concertados. No creo que el porcentaje de estudiantes en concertados en España sea de un 75%, lo cual quiere decir que en niveles altos de exigencia (créeme que, aunque diera vergüenza el funcionamiento de la escuela no era porque exigieran poco) los de la pública parten con desventaja.

      • mayo 11, 2012 6:41 pm

        El instituto público de la comunidad de Madrid con mejor media en la PAU, año a año se mueve entre el tercer y quinto puesto añadiendo los privados (no hay concierto en bachillerato, ojo). El segundo público del ranking está muy por debajo. Los mejores públicos están en barrios o ciudades de clase media o media alta. Es decir, confirma mi tesis: la pública “funciona” donde no se la necesita. ¿Qué hacemos con el resto? Muy sencillo: darles opción a prosperar. ¿Cómo? Se cual sea el medio, con libertad.

  10. mayo 11, 2012 6:42 pm

    Yo ya he dado cifras, en Galicia son siempre el Da Guarda y Ramón Menéndez Pidal en La Coruña y el Santa Irene y Santo Tome en Vigo, todos públicos.
    Bueno voy a seguir trabajando que este funcionario tiene que seguir preparando temas.

    • mayo 11, 2012 8:33 pm

      Y en qué nivel económico tienen los padres de sus alumnos? Seguramente uno que, si pudieran deducirse el coste de una educación privada, les quedaría más renta disponible para otros fines.

  11. Mexiliado permalink
    mayo 11, 2012 8:12 pm

    Lo ‘publico’ es una de las consecuencias del fascismo estatista que, saqueo mediante, retira recursos del sector privado para hundirlo y así presumir de lo bien que hace las cosas el Estado.
    Luego ya están los iluminados como Joan Manuel Serrat que se lleva el dedo índice a la ceja para defender el totalitarismo estatista y acto seguido se cura el cáncer en la Clínica Quirón, o el Honorable Montilla y la ‘no inmersión’ catalanista de la educación de sus hijos.
    La mayor parte del Estado se basa en el expolio del individuo, la minoría más importante de ese vocablo con el que a tantos gusta llenarse la boca: democracia. Cuando el individuo sea libre para hacer lo que le dé la real gana con el resultado de su mayor o menor esfuerzo, solo quedará quitarse las migajas del altruismo, otro de los logros colectivistas que tanto daño ha hecho y sigue haciendo.
    El individuo nace libre; déjenlo en paz.

    • mayo 11, 2012 9:18 pm

      Totalitarismo estatalista! Claro porque encerramos a las minorías y las exterminamos y vivimos en un régimen como la Italia fascista, la Alemania nazi o la URSS

      • Mexiliado permalink
        mayo 11, 2012 9:22 pm

        En algunos países, así es; en España la mayoría de las veces el Estado ‘solo’ roba al individuo o le obliga a pasar por el aro de las brillantes leyes que pare, cuyos resultados están a la vista.
        Haga usted y forme parte de su Estado; a mí, olvídeme.

      • mayo 11, 2012 9:30 pm

        Pero el estado es solo la organización social estructurada de una forma determinada. El parlamento y el gobierno elegido por el pueblo soberano otorgan legitimidad a esas medidas que paren. Como organización social también es su estado, sino hablamos de ermitaños

  12. Pablo el herrero permalink
    mayo 11, 2012 10:12 pm

    A ver David, me dices en tu respuesta anterior que “Los padres no saben que contenidos mínimos deben impartirse”.


    ¿De dónde sacas tú que los padres no saben lo que es una buena educación para sus hijos? O sea, que si no existe el estado, no es posible la educación. Afirmar como afirmas que el estado sabe mejor que los padres cual es la educación más adecuada para su hijo, es pura falsedad, además de puro endiosamiento del estado por encima del individuo y su libertades.

    Este que te habla ha tenido la suerte de dedicarse a la formación durante los últimos treinta años; de poder adquirir una formación que está académicamente por encima de la media de todos los profesores que han dado clase a mi hijo; de ser el encargado (conjuntamente con mi esposa) de educar en casa a mi hijo (mejor dicho, de deseducarlo del adoctrinamiento explícito e implícito de todas las asignaturas sociales que ha recibido a lo largo de secundaria). Mi hijo ha tenido que aprender lo uno y lo opuesto, (lo que le servía para aprobar y lo que descubría con nosotros). Hoy mi hijo está en la universidad, y se extraña del nulo pensamiento crítico de los compañeros de carrera.

    ¡Eso es lo que enseña el estado: pensamiento único, no pensamiento libre! Y esto último es lo que yo entiendo por educación. Mi hijo está pensando en cambiar de universidad… por supuesto, en el extranjero. Nosotros sus padres, nos veremos abocados a pagar dos veces: la universidad en el extranjero y, vía impuestos, la continuidad de la clonificación mental del resto de los estudiantes españoles.

    ¡¡FUERA EL ESTADO DE LAS AULAS!!

    Pablo el herrero

    • mayo 11, 2012 10:26 pm

      Pues porque trato con padres. Yo tampoco se cuanto es el mejor octanaje para mi coche, para eso esta el fabricante. Una cosa es educación que lo hacen los padres en sus casas y otra muy distinta la Formación. Yo como profesor no quiero educar, solo formar.
      Y dale con la soflama. Fuera radicales de la formación!

      • mayo 12, 2012 11:08 am

        No es un vicio Hegeliano, la sociedad en gran parte del mundo ha llegado a que la comunidad de ciudadanos o nación se organiza en Estados. y cuando parte no esta de acuerdo surgen movimientos independentistas para crear SU propia organización estatal. En África hay muchas tribus nómadas que no se organizan en estados. No es ni bueno ni malo. Dudo que en esas tribus la hija a la que venden por dos camellos diga “papá, la tuya es una forma de coacción institucionalizada” o que diga lo mismo el niño que recibe un castigo por portarse mal.
        PS. Abusáis de las palabras totalitario y fascista casi tanto como los perroflautas; todo aquello que contraviene mis intereses es fascista!!

    • mayo 11, 2012 10:32 pm

      Es una suerte que tu hijo tenga un papa tan listo, pero no todos tienen esa suerte y por eso no dejan de tener derecho a una buena educación. El estado no sabe mejor que nadie o peor que nadie los contenidos mejores, por eso se cambian leyes, se pulen, hay informes de expertos, profesores y hasta de padres, si, de padres.
      Y tu confundes educación con formación. Puedes educar libremente a tu hijo, pero enseñar matemáticas ha de hacerlo un profesor de matemáticas y yo enseño historia y geografía. Tu educalo en casa que de la formación nos encargamos los profesionales.
      Fuera los aficionados de la formación!!

      • Mexiliado permalink
        mayo 11, 2012 11:15 pm

        “Pero el estado es solo la organización social estructurada de una forma determinada”… impuesta totalitariamente. Para tener usted cierto grado de formación -además, en Humanidades-, olvida fácilmente que desde el Holoceno el ser humano se ha dedicado a reprimir cada vez más rápida y eficazmente las acciones de los individuos, llegando hasta imponerle la fidelidad en una relación amorosa, por citar algo curioso.
        Únase usted a los ‘indignorantes’ y creen su particular modelo social, pero dejen de lado su vena fascista olvidándose de los individuos que no queremos participar en su fiesta. Fiesta que no deja de ofrecer resultados lamentables, llámense aeropuertos, depuradoras, autopistas… todos ellos construidos con mi esfuerzo y completamente inútiles, excepto para los colectivistas que cortan la cinta inaugural.
        El resultado de mi esfuerzo es mío, su necesidad no me ha de convertir en su esclavo; soy libre, egoísta, racional y tengo un derecho que está por encima del suyo: vivir mi vida como me dé la real gana.
        Con una diferencia muy relevante: la existencia de colectivistas como usted no me preocupa nada siempre y cuando me dejen en paz; en cambio, ustedes no pueden vivir sin mí. Qué cosas.

      • mayo 11, 2012 11:32 pm

        Impuesta totalitariamente? Ah si? Tu lo que haces es negar la sociedad en si misma. No te gustan las autopistas? Se hacen también con mis impuestos y sirven para vertebrar un país y favorecer los intercambios comerciales.
        Ademas como tengo formación en humanidades se que el ser humano es un ser social (Aristóteles)

      • mayo 12, 2012 8:11 am

        Una y otra vez caes el el vicio hegeliano de asimilar sociedad y Estado. Son opuestos, por mucha socialización o estatización que haya.

      • mayo 11, 2012 11:34 pm

        Me parece que a los indignados debería unirse Vd. porque el indignado

      • mayo 11, 2012 11:35 pm

        Me parece que a los indignados debería unirse Vd. porque el indignado parece que estas un rato. Yo defiendo un modelo de estado y sociedad, el hermitaño asocial que coincide mejor con el movimiento eres tu.

      • mayo 11, 2012 11:46 pm

        Me hace gracia como se utiliza la palabra totalitaria tan a la ligera.

      • mayo 12, 2012 8:15 am

        Eres tú quien propone un sistema obsesionado con diseñar la realidad social de modo deliberado. Ese totalitarismo, en sentido estricto, es lo que se os critica también a los socialdemócratas. No entendéis que el proceso social es libre y espontáneo, y que toda agresión institucionalizada genera tal descoordinación que siempre los efectos logrados son exactamente los contrarios a los pretendidos. Para gobernar, para investigar el Derecho, para entender los procesos de mercado, para establecer un debate ético o moral, primero hay que comprender la naturaleza fundamental de los fenómenos sociales. Tú mantienes que su generación procede del diseño inteligente y deliberado de mentes concretas. Que las instituciones son formales y su contenido racional. Que la lógica de las mismas se inventa. Que puede reformase, refundarse, fundarse, establecerse, moldearse… Eso es fatal arrogancia. Lee a Hayek y abandona tus prejuicios.

      • FAN_TOTAL permalink
        mayo 12, 2012 6:21 am

        David: déjeles usted que pidan a la carta la formación que quieren para sus hijos. El mero enunciado de ese supuesto “derecho” es una solemne estupidez. Me imagino a cualquiera de estos liberales de pacotilla yendo al colegio a decir “mire, a mi hijo le va usted a enseñar integrales, pero la estadística no me interesa que la aprenda, y luego en lengua empiecen por semántica, que luego flojean a fin de curso”. Y son tan idiotas que se creen que en el privado hacen eso “educación a la medida” y obedecen las órdenes precisas de los 500 padres de los 500 niños. Ja-Ja. La realidad de la privada esvender la moto a los ignorantes de los padres, exhibiendo un listado de presuntos avances de relumbrón, del tipo “fíjese, nosotros le ofrecemos inmersión desde Infantil” y luego resulta que la inmersión la hace la hija del dueño, que estuvo de vacaciones en Dublin un mes y se cree que sabe.

  13. Mexiliado permalink
    mayo 12, 2012 9:28 am

    Desfachatez es el término que más se ajusta a la ‘demostración de pensamiento’ de los fascistas que no solo creen que lo suyo es lo mejor y único sino que por ello han de imponerlo a los demás.
    Desfachatez como la de Mariano Rajoy, líder socialista del PP, cuya ocurrencia de ser solidario, altruista, salvador de España, etc., le llevó a intentar robar más vía impuestos, con el conocido resultado siguiente: http://vozpopuli.com/economia/2980-las-cuentas-no-cuadran-hacienda-recauda-9-000-millones-de-euros-menos-de-lo-br-previsto-pese-a-la-subida-de-impuestos.
    Seguro que el pobre presidente del Gobierno pretendía, con esos ingresillos extras, seguir pagando sueldos de profesores de Historia con méritos como los de escribir ‘ermitaño’… así: ‘hermitaño’. ¿Será porque nadie le dice cómo tiene que impartir sus clases, o porque hizo novillos cuando le intentaron enseñar ortografía, o porque simplemente la educación pública es una porquería?
    Menos mal que nos queda el tal FAN_TOTAL, sujeto nada facha que considera una estupidez el elegir la formación que cualquiera desearía para sus descendientes.
    Es tan alto el nivel del ciudadano español medio… que una de las cosas más fáciles que se puede hacer en la vida es llamarse Mexiliado.
    Disfruten del saqueo, colectivistas; otros lo haremos de entradas como la de yosoyhayek.

    • mayo 12, 2012 11:12 am

      Es lo que pasa cuando escribes a toda prisa desde el móvil. Pero bueno, me alegra que solo te fijes en la forma y no en el contenido. Muy original lo de educación a la carta. Ya existe pero en estadios superiores de la educación. Porque para que el alumno pueda decidir hay que formarlo mínimamente en varias materias para que tenga capacidad critica de elección.

    • mayo 12, 2012 11:15 am

      Y veo que tu defensa de la libertad no encuadra al pluralismo político y la divergencia de ideas.

      • Mexiliado permalink
        mayo 12, 2012 11:46 am

        De nuevo, ve mal: “la existencia de colectivistas como usted no me preocupa nada siempre y cuando me dejen en paz; en cambio, ustedes no pueden vivir sin mí. Qué cosas.”
        Fíjome en forma y contenido para conocer bien lo que se intenta ‘argumentar’ desde el otro lado. Eso sí, la conclusión siempre suele ser la misma: el otro lado impone; yo, eludo tal imposición, lo que sin duda escuece. Como si la divergencia de ideas o el pluralismo político justificase actitudes fachas, je.
        Insisto: egoísta, racional, evito pagar impuestos, evito mezclarme con colectivistas… y no tengo mejor objetivo en la vida que vivirla como mejor me parezca; sin necesidad de que afecte a nadie, cosa que ‘seres sociales aristotélicos’ como usted no pueden decir.
        Campana y se acabó.

      • mayo 12, 2012 12:14 pm

        “Fijome” “campana y se acabo” pues si, el pluralismo político justifica ser mas conservador, progresista, colectivista, individualista, egoísta, etc. De eso se trata el pluralismo. Yo también vivo mi vida lo mejor que puedo y pago los impuestos que me corresponden y no soy un vulgar ladrón, que es lo que esconden esos eufemismos. Yo no puedo vivir sin la sociedad, sin Vd. Si puedo perfectamente. Lamentablemente siempre salimos perdiendo porque la sociedad nos ofrece mas que nosotros a ella como individuo, porque la sociedad es la suma de todos. Pero en su caso el dando entre lo que usted ofrece y lo que recibe de la sociedad es realmente negativo.

    • FAN_TOTAL permalink
      mayo 13, 2012 2:44 am

      Obviamente, señor Mexiliado, usted no tiene mucho criterio cuando utiliza recursos de troll como criticar una errata obvia en el argumento de otra persona para hacer sorna de su presunta preparación. Al grano. PRIMERO: ni usted, ni yo, ni prácticamente ningún padre de ningún país tiene la solvencia intelectual para poder escoger el currículo COMPLETO en TODAS las materias que van a estudiar nuestros hijos. ¿Acaso se cree usted tan experto en lengua, matemáticas, geografía, física, música, historia, inglés, etc. como para poder decirle a los profesionales cómo deben hacer su trabajo? Recuerde que debería usted saber de TODAS esas materias para poder escoger “a la carta” el currículo de sus hijos. Quizás Stephen Hawkin pueda. Yo no y usted tampoco. SEGUNDO: aunque un padre fuese tan brillante como para poder dictar con precisión la enseñanza que quiere que reciba su hijo, es falaz pretender que un centro, sea público o privado, puede ofrecer tantos modelos educativos como alumnos tiene. Punto. Lo demás son alucinaciones opiáceas, a las que son cada vez más aficionados ustedes los “liberales”.

      • FAN_TOTAL permalink
        mayo 13, 2012 2:58 am

        Dicho esto, en el privado usted no escoge nada. Es más, se le impone prácticamente todo: le imponen los profesores que ha escogido la dirección del centro SIN NINGÚN CRITERIO FIRME (unos por ser parientes o amigos, otros por necesidad…), le imponen el sistema educativo escogido por la dirección del centro con el pretexto de una mayor “calidad” que nadie verifica… Por imponer, incluso le imponen creencias religiosas si usted lleva a sus hijos a un centro religioso atraído por los cantos de sirena de su supuesta calidad. YO ESTUDIÉ EN UN PRIVADO de esos de “prestigio”: centro bilingüe, mucha formación adicional, amplia oferta deportiva y de complementos… Sé de lo que hablo. Todo eso era un cebo para padres que, eso sí, presumían como ignorantes de la calidad de la educación que nos daban. Tuve 3 compañeros con grave déficit de atención que ninguno de los “expertos de alta calidad” del centro supo ver, hasta que los pobres chavales acabaron en manos de un psicólogo de la pública que les salvó su carrera académica. Esa es la realidad de la educación privada: profesores que imparten, por conveniencia, materias para las que no están capacitados, pruebas de evaluación de dudosa fiabilidad, currículos más orientados al marketing para vendérselos a los padres… No sea inocente.

  14. mayo 12, 2012 11:00 am

    Sigo leyendo los comentarios con interés. Enhorabuena a David que, aunque discrepe con él más que con los habituales del blog (con los que también discrepo, pero menos), reconozco que tiene la valentía de expresar sus opiniones en un entorno tan hostil y contra tantos adversarios dialécticos.

    • mayo 12, 2012 11:13 am

      Gracias, me une una amistad con Hayek y discutimos a menudo, pero siempre desde el cariño y el respeto que nos profesamos. Conste que desde que le leo y le conozco soy mas liberal.

  15. Mexiliado permalink
    mayo 12, 2012 2:39 pm

    ¿Ladrón? Definitivamente lo suyo necesita de terapia psiquiátrica (no olvide ir a la sanidad pública, por favor). Si a usted le molesta, David, que yo evite ser robado por el colectivismo que tanto le gusta, se joda.
    Eludo por todos los medios que ‘seres sociales aristotélicos’ se aprovechen de mi trabajo; que usted me califique de ladrón en realidad no me define: le define a usted. Nada nuevo, nada sorprendente. El ‘personal’ es así: todos sabemos eso del tonto y el lápiz.
    Siga divagando con esa meliflua apelación a ‘su’ pluralismo mientras la rabia interna le come por no poder silenciar a los que somos libres. Sí: libres.

    • mayo 12, 2012 2:58 pm

      Yo no quiero silenciar a nadie, solo expongo mi punto de vista. También libremente.

  16. FAN_TOTAL permalink
    mayo 13, 2012 3:02 am

    Señor yosoyhayek. Obviamente, el blog es suyo. Pero sea tan amable de no acusar de “mentir” a las primeas de cambio cuando no tiene ningún argumento sólido. Lo que yo expongo son realidades. Resulta que conozco muy bien ambos ámbitos: me eduqué en un centro privado de alto nivel, tengo seguro privado y trabajo en una clínica privada de prestigio. Me temo, sin ánimo de ofender, que en cualquiera de las dos materias sé bastante más que usted de lo que hablo. Si usted prefiere creer en las hadas, es su opción. Pero yo NO miento. Usted sabrá si usted lo hace. Yo cuento la realidad que veo y he visto en el sector público, tanto sanitario como educativo. ¿Acaso puede usted citarnos cuál es el criterio de calidad que una clínica o un colegio público eligen para contratar a un empleado? No puede, porque se hace con arbitrariedad y total opacidad. Eso no es calidad. Es simplemente un negocio muy sustancioso para quien se lucra al final de todo ello.

    • FAN_TOTAL permalink
      mayo 13, 2012 3:03 am

      “Yo cuento la realidad que veo y he visto en el sector PRIVADO, tanto sanitario como educativo.” Corrijo mi errata. Puede hacer chanza con ella si no tiene argumentos para responder, desde luego.

    • mayo 13, 2012 7:23 pm

      Sólo sé que en la pública el mero hecho de sacarse unas oposiciones convierte a los malos profesionales en un auténtico problema para los usuarios del servicio. Uno puede ser el primero de la convocatoria, pero un pésimo profesor. En la privada es de suponer que el mal profesor es expulsado. En la pública, todo son obstáculos.

      • FAN_TOTAL permalink
        mayo 14, 2012 12:02 am

        “Sólo sé que en la pública el mero hecho de sacarse unas oposiciones convierte a los malos profesionales en un auténtico problema para los usuarios del servicio”. En resumen, sólo sabe usted lo que le conviene saber. Las oposiciones no son garantía, lo sabemos todos, seguramente el señor David siendo empleado público también lo sabrá bien. Pero son ALGO, por malo que sea. En el privado no hay ningún criterio de selección. NINGUNO. Cero absoluto. ¿Puede explicarme cómo seleccionan los colegios y hospitales privados a su personal? ¿Tiene alguna idea? Claro que no. Lo “supone”, cínicamente porque conviene a su argumento, pero no tiene ni idea de cómo lo hacen.

        ¿Recuerda haber visto alguna vez un anuncio del tipo “centro educativo de prestigio busca profesionales altamente cualificados”? Lo dudo mucho. Usted SUPONE muy mal. Se aprecia que no conoce la educación privada demasiado. Yo estudié en un centro privado de gran prestigio, de esos con padres muy orgullosos de pagarnos esa educación. Teníamos profesores que, literalmente, no daban clase: ponían documentales y nos hacían tomar apuntes. ¿Cree que les echaron? Jamás. Siguen dando clase allí todos los que no se han jubilado, muchos años después. ¿Por qué? Pues porque no fueron contratados con criterio de calidad, sino con un criterio subjetivo: amistad, cercanía o recomendación. Incluso cuando un profesor de Educación Física provocó prácticamente la muerte de un alumno con un acto de total irresponasbilidad, y pese a que ese alumno sigue hoy día en silla de ruedas 20 años después, NADIE se fue al paro por aquella negligencia. ESO es la privada. Más allá de sus pobres suposiciones a ciegas.

      • mayo 14, 2012 12:34 am

        Siguiendo con la series de “sólo sé qué” aportaré mi granito de arena: Sólo sé que en la privada/concertada pasan cosas que no deberían pasar, pero en que en la pública no pasa nada, porque la gente ni se queja, se da por hecho que no tiene remedio. En la privada vi algunos inútiles, en la pública es difícil encontrar a quien no lo sea. Yo, en la universidad pública, no es que tuviera profesores que dieran mal las clases, era que algunos ni las daban, en algunas asignaturas nos hacían darlas a nosotros y en otras ni se dignaban a ir cuando no les daba la gana; sin avisar siquiera. He sido testigo incluso de profesores que no han ido el día del examen (cuando eran ellos los únicos encargados). Eso en mi colegio concertado no lo vi jamás.
        En mi colegio concertado vi a un profesor expedientado y a otro expulsado por quejas en su metodología. Otra profesora fue a juicio y el centro tuvo que readmitirla; estaba desequilibrada mentalmente, pero era “empleada pública” por el concierto.
        En mi universidad pública, no vi ningún profesor expedientado, ni siquiera advertido y no digamos expulsado. Estoy seguro de que el nivel de quejas era prácticamente nulo, y las cosas funcionaban infinitamente peor, pero todos daban por sentado que no había ningún remedio y que quejarse era inútil.

      • mayo 14, 2012 6:43 am

        Pues para no quejarse…tenemos tutorías como todos los centros donde los padres exponen a los tutores sus quejas. Si hay quejas, muchas fundadas y algunas las intentamos solucionar dentro de lo humanamente posible, otras son mas complicadas porque atañen a la administración. Pero claro que hay deficiencias. Y muchas. Se gasta en pizarras digitales (que en mi opinión valen para poco con lo caras que son) cuando hay goteras… En fin. Que hay fallos, claro que loa hay.

  17. Alejandro permalink
    mayo 13, 2012 3:53 am

    DAVID, deje ya de decir tonterías. Yo también soy de Coruña, y el Eusebio da Guarda es un instituto mediocre, un edificio ruinoso poblado de profesores del pleistoceno. Gusta a los que quieren y no pueden, por aquello de que está en pleno centro. Por el contrario, los que quieren y sí pueden mandan a sus hijos a Obradoiro, centro 100×100 privado.

    Y eso de que la sanidad pública tiene más medios y mejores profesionales es otro lugar común, una estupidez. Aporte información acreditada que lo demuestre, no su experiencia personal (la mía es justo la contraria, por cierto). Los médicos, de hecho, son los mismos que en la pública, sólo que en turno de tarde o viceversa.

    En cualquier caso, no es sólo por la calidad de uno y otro modelo, que hay de todo en ambos lados; el tema es que lo público es un despilfarro. Oiga, estado, no me robe 300 € al mes para darme una sanidad que ya puedo pagarme yo por 100. Quíteme si quiere 50 para hacer bote y darle un cheque sanitario a quien acredite insuficiencia de medios para asegurarse, y déjeme los 150 restantes para ahorro, inversión o consumo.

    • mayo 13, 2012 8:51 pm

      Querras decir cobradoiro. Yo no solo soy de La Coruña, sino que soy profesor de secundaria y se que aunque son unas momias, hay muy buen profesorado tanto ahí, como en Zalaeta, como en Monelos.
      Yo estudie toda mi vida en el Eiris que es privado total y el COU en el da guarda y hay mucha diferencia de nivel. El Cobradoiro es una buena mierda, si aun citases a Jesuitas, pero cobradoiro hombre…. Y seguro que mandaras a tus hijos a CESUGA, buena continuación del obradoiro.
      Conozco bien el Da Guarda que mi bisabuela fue profesora de francés allí

    • FAN_TOTAL permalink
      mayo 14, 2012 12:10 am

      Tengo un buen amigo que reside en Coruña, es médico del CHUAC desde hace años. Cuando llegó le recomendaron ese centro, Obradoiro. Recuerdo el nombre porque lo asocié a la plaza de Santiago. Tenía dos hijas, de 8 y 13. Las sacó dos años después a ambas. Contaba burradas como que pagaba un precio de lujo por un presunto conservatorio, incluido en la oferta educativa del centro, pero que luego sus hijos no sabían ni siquiera la escala entera. Le daban una tabla de tareas domésticas para sus hijos pero luego resulta que les pasaban los ejercicios de la prueba de nivel de matemáticas dos semanas antes para que las fuesen preparando. La hija mayor, al sacarla, la envió a uno público (¿el Femenino puede ser?) y tuvo que pasarse dos años yendo todas las tardes a clases de refuerzo porque tras sacarla del privado no era capaz de coger el nivel. Mi amigo estaba tan enfadado que casi no hablaba de otra cosa, porque su hija en ese centro privado no bajaba de notable en ninguna materia. No dudo que los padres quieran mandar a sus hijos a ese centro o similares, pero es una prueba más de que no saben realmente lo que están haciendo.

  18. FAN_TOTAL permalink
    mayo 14, 2012 1:38 am

    Lightbringer: pues quejarse es el camino. En la educación pública hay muchas quejas. Se les hace más caso del que parece, pero es cierto que podría hacérseles mucho más caso y debería ser así. Que no funcione el sistema de quejas como debiera no significa que haya que dinamitar todo el edificio por que sí. Eso es un argumento falaz: hay un par de características que no funcionan así que vamos a implantar algo totalmente opuesto que, objetivamente, funciona menos. Deberían tener más peso las críticas, desde luego. En cuanto a la sanidad, te puedo garantizar que un hospital público cualquiera recibe quejas a diario, muchas razonadas y otras, la mayoría, no. La gente se queja muchísimo de la sanidad pública, por escrito, y hacen bien porque es su derecho. La mayor parte de las quejas se resuelven con rapidez y eficiencia, dando la razón al paciente cuando la tiene. ¿Sabes cómo va en la privada? No creo. En mi clínica recibimos algunas quejas. Lo que se hace, oficialmente, es amedrentar al que se queja o ofrecerle compensaciones. Por ejemplo (verídico) ofertar una atención a un parto gratuita para evitar que esa madre siguiese adelante con una denuncia por un error importante en el servicio de ginecología. ¿Te parece mejor ese sistema? Lo que se hace con los que quieren protestar es lo siguiente: primero tenemos órdenes de disuadirlos. Luego, si no lo logramos, la empresa carga contra nosotros los médicos porque no hemos podido parar la queja del paciente (no les importa que hagamos mal el trabajo, sólo que abortemos las quejas). Y cuando un paciente sigue adelante, se le envía al asesor jurídico, de un prestigioso despacho de abogados cuyo fundador es casualmente el hermano del dueño de la clínica, para que literalmente acojone al paciente haciéndole ver que no va a ganar la demanda si la presenta. ¿Prefieres eso? Al final el resultado es que la mayor parte de negligencias graves en la pública se condenan a favor del paciente y se indemnizan, mientras que en la privada hacemos cagadas a diario también y duermen el sueño de los justos. Esa es la realidad, lo demás son cuentos y suposiciones. En un público, tienes la desgracia de que el parto acaba en fallecimiento del nonato y puedes estar seguro de que te indemnizan. Eso mismo pasa en cualquier privado y no se enterará prácticamente nadie del suceso. Si hace falta, se pone dinero SIN JUICIO. Y todo esto es veraz. Es la realidad mía de todos los días. Los profesionales de la medicina nos equivocamos como cualquier otro. La diferencia es que en la pública se reconoce el derecho al paciente de quejarse. En la privada, como se da por hecho que si somos malos “la gente se irá a otra clínica” lo que se hace es tirar mucha tierra encima, para que nunca se entere nadie del índice de fracaso de las operaciones que hacemos. Porque eso sería mal marketing.

    • Bastiat permalink
      mayo 14, 2012 7:57 am

      Entonces, Fan Total…. la cuestión es que en todos sitios hay errores. Por lo tanto la mejor manera es tratar de averiguar de qué manera se pueden minimizar éstos y que en caso de haberlos haya justicia….

      Es que ese es el problema, la Justicia.

      El sistema público lo único que de verdad garantiza es que se me quite parte del dinero que gano para financiar algo con lo que puedo o no estar de acuerdo. Si no estoy de acuerdo y puedo pagarme un servicio privado pierdo el dinero que pago. Si contrato un servicio privado si no me convence dicho servicio me voy a otro, haciendo mala publicidad del que dejo, lo que conlleva a que ese negocio pueda quebrar, como cualquier otro negocio.

      Sin embargo si permanezco en la pública puedo, quejarme, quejarme, quejarme y obtener lo que debería ser un derecho sin mas, un buen servicio, algo que se consigue por la fuerza. A mi me ha pasado. En el momento en el que me quejé conseguí atención rápidamente. Y en el momento en el que acudí a un servicio específico, como conocía al jefe de ese servicio tuve garantizada una atención casi personalizada…… Es decir, el derecho a una igualdad en el trato… queda supeditado a la cantidad de bronca que seas capaz de promover o a conocer los entresijos del sistema para saltarse las colas.

      ¿Es de eso de lo que eres FAN?

      Y eso en la Sanidad. Porque en la educación significa estar sometido al sistema durante todo un año. Puede y de hecho hay graves anomalías y disfunciones en lo privado, como en lo público. Pero el mal no reside tanto en este o cual servicio que conocemos el caso de mal funcionamiento sino en saber cómo lograr minimizar los casos. ¿Hay algún método que nos clarifique, que nos ponga de relieve, el verdadero nivel educativo que se presta?

      NO. Hemos eliminado los exámenes de grado. Yo, que soy firme partidario del Cheque Escolar, lo siento Pablo, no me parece un mal sistema, Soy igualmente partidario de los exámenes de Grado. Exámenes puestos e impuestos por el Estado para extraer el verdadero nivel de cada centro,…. incluso, y aquí está el quid de la cuestión, de cada profesor. (Precisamente son los que mas en contra están)

      El asunto, en si, no está en imponer un determinado sistema educativo, sino que la experiencia, la evolución pedagógica y metodológica nos vaya diciendo si hay sistemas mejores o peores, si hay profesores que hacen bien su trabajo o no. Comprobar de alguna manera objetiva qué instituciones educativas funcionan bien y cuáles no.

      Por tanto, no se trata de ir en contra de la Educación Pública o la Sanidad Pública sin mas, sino en dar libertad de elección a los ciudadanos, a los que se les obliga a pagar impuestos para garantizar eso que se ha dado en llamar “Derecho a la Educación” y “Derecho a la sanidad” para conseguir que su prestación sea lo más eficiente posible gracias a la posibilidad de elegir libremente quien nos presta dicho servicio.

      Y Justicia. Porque hemos de tener la garantía de que si hemos recibido un mal servicio, si ha habido comportamientos negligentes tengamos la certeza de que el daño causado tendrá restitución.

  19. junio 7, 2012 11:23 am

    Estoy de acuerdo con la perplejidad de David, y creo encontrar alguna que otra trampa a la indignación de estos contribuyentes tan liberales, que se solidarizan con el señor de barrio bajo condenado a que su hijo esté condenado…Qué presuposición, como si desde lo privado (habría que ver a qué privado accedería su hijo) no estuviese condenado también.
    Veamos, cuánto nos cuesta la educación? Cuánto se destina, por contribuyente, a la misma? Digamos que sacamos la cifra,y que esta no llega a mucho. Si a ese señor se le devolviese su contribución (y como a él a otros) para que pudiera administrarla a su gusto, YOSOYHAYEK, resulta que NO PODRÍA pagarse ni una mensualidad de un privado. Pero como hablas de impuestos generales, cuyo destino es variopinto , pues no se puede rebatir la cifra. El caso es que sí.
    Desde la pública, desde una gestión adecuada del dinero público destinado a educación, se pueden mejorar los centros. Y lo han hecho. Se necesita, primero, voluntad desde el propio centro, y segundo, un poco de autonomía, esto es, que los centros se autoadministren y gestionen su dinero de acuerdo con sus necesidades particulares. Fomentar la competencia entre centros y revisar el currículum (no hacerlo tan rígido, tan sujeto a exámenes) ayuda. De hecho,veo que la Educación Pública es el único modo de permitir el acceso a una educación decente de todas las personas en edad de escolarización. Desde lo privado, el gueto es seguro. Ese señor, repito, de salario no muy alto y residente en un barrio bajo, probablemente tendría que llevar a sus hijos a un centro al que irían estudiantes del mismo origen. Pero claro, sería todo en LIBERTAD. Qué demonios es libertad? Te cansas de repetir tu proclama de AUSENCIA DE COACCIÓN, y tomas alegremente el término coacción, como si determinar por renta no fuera coacción suficiente, máxime cuando el individuo no tiene todavía capacidad de acción y le viene todo impuesto. La paradoja del sacrificio de la libertad nos lleva, curiosamente, a una mayor libertad. Libertad implica capacidad de elección, no encorsetamiento, predeterminación. La educación, en manos privadas, lleva precisamente a ello. En manos públicas, bien gestionada, beneficia a todos.

    • junio 7, 2012 2:05 pm

      Lo cierto es que una plaza en centro concertado cuesta menos que en centro público.
      Coacción es obligar a unos a pagarle determinados servicios a otros. No se trata de una redistribución difícil de resolver, sino todo lo contrario.
      A ti te da igual el razonamiento, de hecho no tratas de comprenderlo. Tienes claro que es justo imponer un sistema educativo como el que sufrimos en España. Caro, poco libre y de pésimos resultados.

  20. junio 9, 2012 2:35 pm

    No has respondido a lo que he afirmado. Voy a abundar un poco mas. La educacion infantil cuenta con pocos centros publicos. Estos son mas baratos que los privados, pero lo cierto es que hay bien pocas plazas. Como resultado, no se produce un abaratamiento de los centros privados. Eso mismo, trasplantado a primaria o secundaria, daria un panorama muy similar, aun mas grave si no hubiese contribucion publica alguna. Gravisimo, si se tiene en cuenta que la educacion primaria y secundaria suponen ya una formacion academica que determinara el futuro del individuo. NO has aportado datos que muestren lo cara que es la publica y lo barata que seria la privada. Como digo, utilizas datos falsos, en los que no desgranas el coste real destinado a Educacion. Y por otra parte, ignoras que hay maneras bien interesantes de gestionar sabiamente el dinero publico. Moralmente, me posiciono y me posicionare siempre como una defensora de la educacion publica,como fuente de libertad.

    • junio 10, 2012 9:32 pm

      Moralmente te posicionas en que el Estado obligue a unos a pagarle determinados bienes y servicios a otros. Yo lo llamo latrocinio.
      La plaza concertada cuesta menos al presupuesto que la pública.
      La cuestión es que todo el que puede huye de la pública. El que pueda, o al que le dejen. Otro dato es que, por lo general, la pública es más satisfactoria donde no la necesitan que donde sí. De ahí concluyo que parece más justo permitir a quien recibe peor servicio y no puede huir de él, que tenga mecanismos fiscales que sí le permitan hacerlo. Con deducciones o cheque escolar te aseguro que se pondrían las cartas sobre la mesa y los centros, públicos y privados, competirían en provecho de sus usuarios. Ese es el objetivo, que es moral y económico al mismo tiempo. Moral porque aproxima la política a la justicia auténtica, dar a cada uno lo que es suyo. Y económica, porque huye de prejuicios y dogmas a la hora de concebir un servicio tan costoso e importante como la educación. Tu opción es continuar a ciegas movida por la ideología. La mía es permitir que las señales del mercado apunten la asignación más eficiente y satisfactoria de los recursos escasos de que disponemos.

  21. junio 15, 2012 10:47 am

    Solamente una porción poco representativa de la población está por la labor de dejar que se caiga el sistema público de educación y sanidad. Se podría hacer un referéndum y todo, y los resultados me darían la razón. Con cheque te refieres a : por cada hijo doy X dinero , y que cada cual se apañe con ese dinero, entiendo? Luego, si ese cada cual tiene más dinero, sumado a su X, le dará llevar a su retoño a un colegio con infinitamente más recursos que aquel que lleva a su hijo pagando una cuota X, ramplona. Con dinero de todos se puede dotar a los centros públicos maravillosamente bien. Otra cosa que no se contempla, y que sí debería hacerse es la formación del profesorado y lo que se ha de pedir de el, así como dinamismo en el funcionamiento de los centros, competencia interna y externa, autonomía, un mejor currículum…Desde lo publico, claro. Creo que es más JUSTO. Por justo no entiendo dar a cada uno lo que le corresponde, con ese falso aserto. QUé es lo que le corresponde en términos de educación? Lo que la cartera de sus progenitores le permite? No es mejor que se luche por una formación de excelencia y que llegue a todas las capas sociales durante la etapa de formación obligatoria? No sería eso lo deseable? Hombre, no se trata de perseguir al rico, que probablemente se lo ha ganado, pero tampoco de disminuir las posibilidades de aquel que no tiene tantos recursos y el bolsillo de cuyos progenitores no le alcanza…Si, lo público, en este caso, puede ser beneficioso. Y mucho. Mi opinión sobre la sanidad igual, ya la conoces. También mi desconfianza sobre tu afición a los seguros privados y su supuesta cobertura (parece que en países donde ha funcionado no está al alcance de todos costearse determinados tratamientos, pero en países en los que hay sanidad pública suele ser éste el caso, independientemente de la renta). No te parece que hay que plantearse el debate, y aceptar que no es tan sencillo afirmar que se coacciona? Recuerda que no escoges la salud, y tampoco el dinero de tus padres, y eso no puede ser un estigma. Cuestiona la libertad de un sistema que predetermina y encorseta la futura capacidad de acción de la gente (refiriéndome a tu propuesta?).

    • junio 16, 2012 9:54 pm

      Es muy sencillo. Pretendes organizar toda la sociedad como si de una parroquia se tratara. Pero sin libertad para adherirse o no a ella. Sin libertad para ser moral de un modo u otro. Sin libertad para sentir más o menos empatía por el prójimo. Tus “corresponda” implican que alguien pague contra su voluntad lo que otros disfrutan. Eso es todo. Coacción, latrocinio y redistribución.
      Dices que si se votara la mayoría aprobaría semejante despropósito. También podemos someter a votación otras muchas cuestiones que suponen un atentado contra la libertad individual.
      La cuestión más grave y contra la que no tienes ningún argumento porque no existen es que en manos públicas tanto educación como sanidad se están convirtiendo en cargas más pesadas, ineficaces e ineficientes para los contribuyentes y usuarios. ¿Cómo lo solucionamos? ¿Con mejores burócratas, más incentivos perversos para el abuso, una idílica mejor gestión de los recursos? Todo eso está muy bien en tu cabecita, pero no es posible en la realidad. Es como si quisieras solucionar el desbarajuste financiero convirtiendo a los bancos en cajas de ahorro en manos de políticos y no al revés. Salvando a las entidades mal gestionadas y quebradas a costa de desangrar a las entidades más eficientes y saneadas… Quieres un despropósito. Te resistes a aceptar que ya estamos en el callejón al que conduce el sistema que tu propones. Propones más de lo mismo. No atisbas el error, las consecuencias de tus obsesiones. En serio, no es que no quiera debatir, es que hay evidencia empírica sobre lo,que digo. Mira a tu alrededor!

      • junio 18, 2012 11:04 am

        Llegará, y no dentro de mucho, por desgracia, el día en que tengamos que pagar un seguro. Entonces, cuando tengamos una enfermedad chunga, y no sepamos a ciencia cierta si estamos recibiendo el mejor de los tratamientos posibles, entonces, nos lamentaremos. A qué recurrir? Al litigio? Sabes acaso, tienes acaso la certeza de que recibes el mejor tratamiento? NO. Y no la vas a tener. Aparte de que en la Sanidad pública la investigación es factible y busca la mejora, pero con una sanidad en manos privadsa no estoy tan segura de que se diese el caso. La educación privada, idem de idem. No garantices unos mínimos a los que no tienen dinero (has esquivado ofrecer una respuesta, por cierto, y emitir cuál es tu plan maestro).

      • junio 18, 2012 2:27 pm

        Ingenua y sectaria.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: